...

...

lunes, 28 de marzo de 2016

POESÍA

Por Germán Rocca

En el día de hoy, el Prof. Dr. Antonio Caponnetto, nos ha obsequiado el segundo tomo de su obra La democracia: un debate pendiente. Respuesta al Dr. Héctor Hernández.
Ciertamente, nos hemos sentido honrados con su gesto y su fecunda conversación.
Lamentamos no ser la persona indicada para reseñar una obra que, por lo que hemos ojeado, es tan extensa como rigurosa.
Apenas vamos por las primeras páginas del libro que ya nos resulta apasionante. Al comienzo de la obra hay una poesía que me trajo el recuerdo de nuestro amigo, Esteban Falcionelli; conociéndolo, sé que a él le hubiese encantado y por ello me propuse transcribirla.
No sé si fue la Semana Santa, las charlas con Juan, Clara y María José o los intercambios con don Antonio -tan querido por Esteban-, o tal vez todo esto junto, lo que hizo que lo tengamos tan presente en estos últimos días.

Ahí va la poesía:

"El león falleció ¡triste desgracia!
y van con la más pura democracia,
a nombrar nuevo rey los animales.
Las propagandas hubo electorales,
prometieron la mar los oradores,
y aquí tenéis algunos electores:
Aunque parézcales a ustedes bobo
las ovejas votaron por el lobo;
como son de buenos corazones
por el gato votaron los ratones;
a pesar de su fama de ladinas
por la zorra votaron las gallinas;
la paloma que sabemos inocente,
inocente votó por la serpiente;
las moscas, nada hurañas,
querían que reinaran las arañas;
el sapo ansía, y la rana sueña
con el feliz reinar de la cigüeña;
con un gusano topo
que a votar se encamina por el topo;
el topo no se queja,
mas da su voto por la comadreja;
los peces, que sucumben por su boca,
eligieron gustosos a la foca;
el caballo y el perro, no os asombre,
votaron ambos por el hombre.
Y con dolor profundo
por no poder encaminarse al trote,
arrastrábase un asno moribundo
a dar su voto por el zopilote.

Caro lector que inconsecuencias notas,
dime: ¿no haces lo mismo cuando votas?"

"La Elección, poema anónimo publicado en "El Cronista del Valle", de Brownsville, Texas, el 26 de mayo de 1926. Según Antonio Saborit, fue escrito por el mexicano Guillermo Aguirre y Fierro"

11 comentarios:

  1. Los tramposos de InfoCaótica, aun no refutaron (ni leyeron) el 1º tomo de Caponnetto (y veo que ya salió el 2º), pero parecen tener lo suficiente como para sacar una nueva entrada donde tratan de "neocones" ciegos a los que leyeron todos los libros sobre el tema de Caponneto y constatando que Hernández no refuta así lo afirman (el librito digital reciente de Hernández no refuta el 1º tomo escrito por Caponnetto ni por las tapas, el problema es que esto lo saben los pocos que leyeron ese 1º tomo...).
    He notado que una parte explica, refuta y desarrolla extensamente, mientras los otros apenas si "confían" en que H.H. realmente ha refutado.
    Habría que preguntase si ese neoneoconismo está acá o allá...

    ResponderEliminar
  2. La furia e impotencia infocaótica ya es manifiesta desde que ya no se atacan los argumentos sino que se pretende desprestigiar directamente a la persona de Antonio. Y esto no es una defensa del amigo Caponnetto que se sabe defender mucho mejor de lo que pudiera yo hacerlo; sino de la verdad misma.
    Ahora resulta que ser nacionalistas y consecuentemente antidemocráticos es ser "neocón", por lo que para los defensores del entrísmo, el aggiornarse a la circunstancias políticas actuales es muestra de humildad y obediencia y justificarlo con malabares sofísticos es muestra de erudición.
    En fin... Podríamos señalar en esta gente, como en la rana del gráfico la "virtud" NO infusa de la perseverancia aún contra la realidad misma.
    Que algunos sigan pensando God Save the Queen tal vez les asegure un puesto en el gobierno o en la foto, pero me parece que el precio puede ser muy alto.
    Saludos camaradas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No hay que caer en el juego que proponen.

      Ellos usan el argot tomista para los principios, pero desdeñan la historia y el presente, el ser. Dan en un cartesianismo de apariencia tomista.
      Es sumamemte fácil de constatar.

      Tomemeos uno solo de los muchos puntos atinentes al tema (tal vez el más sencillo de ver):
      Para la Escuela la autoridad y el poder son cosas distintas.
      Esa autoridad no hay modo de encontrarla en la democracia de partidos.
      Sin embargo, insisten, desde el tomismo, con la democracia de partidos.

      No se trata de ser o no nacionalista. Se trata de que no cuajan esos principios como ellos lo pretenden.

      Ninguno de estos señores le llega a los talones a Calderón Bouchet. Aclaremos que además de su conocimiento histórico y teológico, su conocimiento de los principios filosóficos está más que probado. Para el que lo dude, agreguemos además que fue el gran amigo de Soaje Ramos. No era un mero discípulo. Era mucho más que eso. Hablaban mano a mano en la sobremesa. Conversaban sobre lo que escribían y estudiaban.
      Por los años de la plenitud de esa amistad, Calderón Bouchet escribió SOBRE LAS CAUSAS DE ORDEN POLÍTICO. El libro de este auténtico tomista tiene dos partes. En la primera estudia en su totalidad la cuestión política desde el tomismo. Pero en la segunda, y porque al tomista cuando lo es realmente además de los principios le interesa el ser, habla del presente y dice lo que dice sobre la democracia partidaria.

      Desde aquí, con toda solemnidad, desafiamos a cuanto sujeto de derecha claudicante ande suelto a refutar esa obra. No la primera parte, con la que cualquier hijo de la Escuela conincidiría fácilmente. Si no de la segunda, donde se confrontan esos principios con el presente.
      A quien lo logre le pagamos un viaje a Las Toninas.

      Eliminar
    2. Seguro que es como dices y no creo que se atrevan a hilar fino y no porque no tengan las herramientas para hacerlo sino porque no les conviene.
      Como señala Marcelo, creo que existen esos intereses difícilmente confesables detrás de los ataques a Antonio. Esto no tiene que ver con la búsqueda y la defensa de las verdades esenciales sino con justificar conductas.

      Eliminar
  3. Al igual que los de InfoCaótica, tampoco he leído los libros de Caponnetto. Sólo leí su última carta y los dos trabajos de Hernández que se pueden encontrar en la web.
    No lo puedo asegurar porque no lo sé a ciencia cierta, pero sospecho que detrás de la postura contraria a Caponetto hay intereses nada fáciles de confesar.
    La derecha ha dejado de serlo, tornando hacia el massismo o macrismo y encontrándose allí más o menos a gusto, pero, indudablemente, en un lugar que jamás hubiesen sospechado estar.
    No digo que sean signos de los tiempos. Posiblemente no sea para tanto. Lo seguro es que la reducción de la derecha es progresiva y notoria.
    En esta coyuntura, no necesito leer los libros de Caponnetto para reconocerle su nobleza. Imagino que no debe entender cómo ni cuándo pudo verse metido en esta discusión entre "camaradas" que se decían y tal vez se sigan diciendo nacionalistas. No debe poder creer cómo es que se encuentra discutiendo sobre la Democracia con los mismos que patió la calle por tantos años.
    Él es siempre el mismo. No se ha perdido en retóricas para justificar lo que antes no era necesario entre nacionalistas. Y está firme aunque los suyos sean menos que antes. Eso es noble.

    Tampoco necesito leer los libros para percatarme de la falta de esa misma nobleza en los que juegan a golpear sin haberlo leído antes completamente. En particular, en esos que confiesan no ser nacionalistas y aprovecharon esta situación para golpear sin piedad y sin leer.

    ResponderEliminar
  4. cuando los de infocaótica ven que van a perder en sus argumentos.. cierran los comentarios al público. andrea

    ResponderEliminar
  5. Y en vez de apuntar a "las cosas", se salen de tema y acusan a los seguidores de AC de neocones. En fin, allá ellos.
    Magistral la poesía. Como decía Castellani en uno de sus diarios, que no sabía por qué, pero que todo lo que le salía en versos era más verdad que lo que escribía en prosa.
    Será porque en unas rimas inspiradas en un buen corazón se juntan la razón y el intelectus, la intuición de la verdad que se pierde en algún punto del derrotero con el puro y duro razonar. Pero claro, tiene que darse el "buen corazón", como con el vino, y el whisky.
    V.

    ResponderEliminar
  6. Los de Infocaotica son una rara especie de eunucos liberales de la más rancia tradición litúrgica y patrística.

    ResponderEliminar
  7. Mejor que se vaya acostumbrando a estos eunucos tradis para los domingos y las lecturas clásicas. Llegaron para quedarse unos diez o quince años. Paciencia, que como todo,ya pasarán. Hay que esperar que el péndulo nuevamente pendule. Lo de siempre.
    Mientras tanto, dedíquese a observarlos como quien repentinamente se encuentra rodeado de animales exóticos.

    ResponderEliminar

Comentarios con buena intención no serán publicados.