...

...

miércoles, 16 de marzo de 2016

¿POLÍTICA MUNICIPAL?

Hay tres entrevistas en Panorama que resultan
muy  interesantes y que vale la pena comentar.

Para más adelante dejaremos las de Prada y De Mattei, pero vayan leyendo y viendo las diferencias: por un lado el “pesimismo histórico” de Prada y el “optimismo” de De Mattei, y en este último la referencia al “asunto Putin”. Todos temas que son interesantes de considerar más adelante.

Con respecto al Padre Devillers, dos cosas resaltamos:
una, la aseveración total y definitiva del “único” fin sobrenatural de todas las actividades del hombre, en especial la política, como escudo necesario contra toda infección naturalista, eje del entendimiento de toda la Política Cristiana. Dice el entrevistado:

El segundo apéndice refuta el naturalismo político que pretende limitar la acción del Estado al bien temporal, con exclusión del bien sobrenatural”.

. Y la otra cuestión;  los sectores donde hoy se puede 
desarrollar una posible Política Cristiana, pero que parta de esta premisa que expresa sin dejar lugar a dudas:

Un cristiano verdaderamente cristiano no puede, en modo alguno, hacer política como la haría un no cristiano. Está lleno por completo del pensamiento de la eternidad, y la caridad que arde en su corazón le hace desear con todas sus fuerzas el reino de Jesús y de María a fin de que las almas se salven. ¿Cómo se puede pretender que ello no influya profundamente sobre su política, sobre su acción legislativa, sobre sus discursos, sobre sus alianzas y sobre toda su acción?”

En esto da los siguientes ejemplos: “La política no consiste solamente en cambiar el gobierno. La política comienza en el nivel municipal, familiar y del trabajo”. En esto último queremos hacer algunas precisiones.

El Padre se refiere a esos sectores más cercanos a nuestra 
vida, que deben ser influidos por la testimonialidad cristiana, en el curso de llevar las vidas de cristianos que corresponde. No entiendo que se refiera a la política electoral municipal ni a la intervención concreta en el “gobierno municipal”. Pero como la pregunta no se ha llevado al detalle, cada uno puede ampliar o restringir el concepto a gusto. Pongámonos en el caso de que el Padre aconseja entrar en la política del gobierno municipal y en los procesos electorales que ella implica, cosa que algunos quieren interpretar para su tranquilidad de conciencia. Entonces la pregunta es ¿Está el Padre al tanto de cómo es esa política en nuestro medio? ¿Ha sido puesto al tanto? ¿O simplemente es una especie de consejo universal a partir de las experiencias propias de su país?

Por todo el contenido del libro y aún el contexto de la frase, 
me atrevo a decir que si el P. Devillers tuviera conocimiento de lo que es la política municipal en la Argentina con el detalle que conocemos nosotros, desaconsejaría esto sin duda alguna.

¿Cómo es la política comunal en Francia? Pues se trata de 
democracias directas, de voto no obligatorio, sobre candidatos independientes y separados de las pujas electorales generales. No hay límites en los mandatos. En general son pueblos pequeños, con pequeñas finanzas, con población domiciliada en el lugar – caso siempre de mayores de edad, o mejor dicho, viejos - en donde los jefes comunales llevan años y años reelectos. Hay casos de jefes comunales que son aristócratas de las zonas y algunos casos de tradicionalistas. En las  elecciones generales recién aparecen los partidos y la masa votante (que sigue no siendo mucha dada la no obligatoriedad del voto universal, asunto que hace que votan sólo los muy “politizados” y en donde una fuerza de derecha puede lograr escaños y otros puestos, dado que la mayoría, ni siquiera vota).

¿Cómo es la política comunal en Argentina? Esta es siempre la punta de lanza de la elección general que normalmente se decide en los municipios. Nuestras comunas son enormes conglomerados de población, de finanzas complejas, y que ante el voto obligatorio arrastran los resultados de las generales. Los candidatos están puestos por los partidos y salen de los partidos y son  esenciales para direccionar los votantes. A través de ellos se digita toda la política eleccionaria, se derivan los regalos, caricias y sobornos, o en su caso, los terrores y las penalidades. Con ellos se manejan los “punteros”, y fundamentalmente es en este lugar que se decide la puja electoral y por tanto donde se vuelcan los enormes esfuerzos publicitarios y donde se recogen gran parte de los fondos para financiar las elecciones. Fondos que provienen en su totalidad de aportes “en negro”, es decir que salen de actividades ilegales como el incumplimiento impositivo, el sobreprecio de obras, el narcotráfico, la trata de blancas y la autorización de casinos, prostíbulos, zonas rojas, usura y otros delitos igual de bellos. Cuando no, simplemente de “el hacer la vista gorda” a incumplimientos de las normativas y otorgamiento de excepciones.

No hay un sólo argentino que trabaje, que no sepa esto. 
Tenemos para su total dilucidación el reportaje que acompañamos con esta nota, en el que Eduardo Buscaglia nos cuenta cómo, toda la corrupción argentina nace en el proceso electoral, entrevista que sale en un programa de televisión del canal “casi oficial” de enorme repercusión masiva. Es decir, que quede claro, la fuente permanente de corrupción en estos países (y en casi todos, pero en estos de manera desfachatada) es “el proceso eleccionario”.

De la necesidad de mover masa enormes de votantes, en su mayoría ignorantes y degradados, las sumas de dinero que se necesitan son enormes, hablamos de miles de millones de dólares, todas sumas que no se pueden declarar y que tienen que venir de “negocios marginales”, Estos empresarios de los “negocios marginales” terminan siendo “socios” de los partidos y candidatos y hasta ocupando cargos. Muy probablemente en el actual gobierno “empresario”, hasta el cargo presidencial provenga de estos sectores que quieren mantener las prebendas impositivas, los sobreprecios de las obras y las “excepciones” permisivas, cuando no el negocio del juego, la prostitución y la droga. Pero sí puedo asegurar que todos estos sectores tienen favores acumulados hacia el resultado eleccionario, tanto con el actual gobierno como los pasados y futuros, porque si no, no habría habido manera de mover los fondos que se movieron para las elecciones y que permanecen en el misterio sólo para los que no quieren ver.

 Podríamos seguir hablando de que la municipalidades son 
la punta de lanza de aplicación de todas las medidas maltusianas que se ordenan desde las cúpulas, que son el inicio del cursus deshonorem de la carrera partidaria, y por dar un dato de color, el refugio de todo un personal femenino que se gana la vida en puestos inventados que apenas si ocultan el favor sexual, que es la verdadera contraprestación que otorgan.

Participar de la puja eleccionaria Municipal en la Argentina, 
es sin duda alguna participar de la fuente más podrida de corrupción de nuestras patrias. Decir que esto, “no se sabía”, es inaceptable, ya vemos que se habla en la televisión, en programas de mayor rating. Que estar dentro de su burocracia es un peligro permanente de adormecimiento de las conciencias y de tener que hacerse los tontos ante una corrupción imparable. La Municipalidad argentina es la cuna de todos los más grandes mierdas que pudrieron y pudren este país.
  

¡Basta de falsedad  y de engaños! Como bien dice Gómez 

Dávila “Nada es más fácil que engañar la primera vez al alma noble”. Alguien debe hacerle llegar al Padre estas cosas. (Dejando para más tarde el tema de ¿quién es Macri? Sobre el que el autoengaño cristingo, pastelero, alcahuete, tilingo, cobarde e imbécil, está creando una fábula que no pueden hacer creer ni a sus propias conciencias). 

PS: ¡No dejen de ver el video de abajo, es imperdible! 


4 comentarios:

  1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  2. Es comprensible que el entrevistado haya hablado del orden municipal, pues es francés. En Francia, en algunos pueblos de USA y en otros sitios donde existen pueblos o pequeñas ciudades es posible que el nivel municipal sea propicio para la Política Cristiana.

    Sto. Tomás de Aquino tenía en vista las ciudades italianas de su siglo para aceptar la democracia como forma de gobierno local.

    Lo que sucede en Argentina es radicalmente diferente. Solo coinciden con lo anterior dos términos: "municipio" y "democracia". Pero no es lo mismo una pequeña ciudad o pueblo a un municipio argentino, ni es lo mismo la democracia directa a la de partidos.

    En Argentina los candidatos municipales son digitados a nivel nacional. Es el partido a nivel nacional el que le paga buena parte de la publicidad electoral y es el candidato del partido al nivel nacional el primer interesado en que ganen los intendentes municipales de su partido por la sencilla razón que esos electores que votarán a X de intendente, difícilmente vayan a cortar boletas de un modo tal que no beneficien al candidato nacional.

    Esta dependencia dineraria, publicitaria y de visto bueno (es el partido nacional quien acepta al candidato local) pone a los candidatos a intendente en un juego completamente nacional y dentro de sus modos. No hemos visto nunca a un candidato a intendente municipal que llame a no votar al candidato de presidente nacional porque es abortista o por otras cuestiones de escándalo o de moral. No lo hemos visto porque ni quieren ni pueden hacerlo.
    No hubo ningún candidato massista que haya pedido que no se vote por Massa cuando éste en campaña se jactó de haber sido intendente en el primer municipio que realizó un aborto terapéutico.
    Tampoco hemos visto candidatos a intendentes macristas que hayan pedido que no se vote a Macri como presidente de la Nación por haber sido el padre del matrimonio homosexual en el distrito que gobernó (y que de algún modo obligó a la Nación a sacar luego una ley igual para toda la Nación), o por la muy reciente Ley Antidiscriminación.

    En Argentina lo municipal es una apéndice directamente dependiente de la Provincia y de la Nación, tanto en recursos como en ideología.

    ResponderEliminar
  3. Si saben leer entre líneas, vean como dice el entrevistado que hay todavía treinta sectores de corrupción (vacíos) y que la Visita de Obama, sólo viene a tratar de achicar el narcotráfico, pero... a dejar bien plantados otros sectores (corrupción empresaria) que serán coptados, sin duda alguna, por empresas del lobby americano.

    ResponderEliminar
  4. Las razones por las que no participo en la compulsa democrática, junto a la ciudadanía toda, animada (la ciudadanía, digo) de los más profundos sentimientos igualitarios e inclusivos, apoyando así alguna de las "plataformas" (no un candidato que casi sería fascista, faltaba más), son casi las mismas decía, que las que tengo para ni pintar por una misa Novus Ordo: asco y temor. Asco de toda la monserga anterior, temor de ofender a Dios, a Quien parece que no conviene ni mencionar.
    Esto dicho, igual que en el caso de la misa, sin poner en tela de juicio la valía ni recta intención de ninguno de los que no opinen lo mismo que yo. Simplemente creo que este "Régimen", hic et nunc, no el posible de ser interpretado como uno de los tres "clásicos": Monarquía, Aristocracia y República, sino éste, el de los punteros, el de la droga y barrabrava como sustento material, el de los mangoneos con cuanto "lobby" contra natura haya a mano, éste mismo, es insalvable. ¡Ni con un palito lo toco!
    Todavía se puede actuar, con los límites de alcance que tiene, en la política vecinal, sin meterse en candidatura partidaria alguna. Todavía podemos ocuparnos de nuestra y nuestras familias. Todavía podemos rezar y hacer sacrificios. ¡Y eso es política concreta, no me jodan!
    Resistir puede ser más virtuoso que atacar, hablando de fortaleza, por si algún Don Ceferino supone que "ha de ser debilidá" por lo que digo esto. Y hasta donde sé, la Prudencia (no el cálculo mezquino, ¡no me confunda!) va primero en esto de la política...
    Juan Hectórez

    ResponderEliminar

Comentarios con buena intención no serán publicados.