...

...

domingo, 24 de abril de 2016

COMENTARIOS DESTACADOS


Transcribimos en el presente una serie de interesantes comentarios de Gustavo Saborido, que no hemos querido dejar sin resaltar y que constituyen en sí mismos un modelo de puntualizaciones serenas y documentadas, que de otra manera quedarían desaprovechados.
Lo hacemos con la picardía de tentar al comentarista a convertirse en articulista dado su notable conocimiento sobre el tema; pero conscientes de que el tiempo de las profesiones "serias" es escaso (no así el de los abogados que mantenemos el monopolio de la holganza y el ocio "cum - et sin -  dignitate"). 
Por Arq. Gustavo A Saborido
Estimados amigos: 


Parece que ando un poco atrasado y la producción editorial me supera a causa del tirano tiempo y las ocupaciones. Pese a que me gusta, lo mio no es cotidianamente la pluma (lease computadora en estos tiempos que vivimos) y por ende he de repartirme
A riesgo de caer en anacronismos, sin embargo, vuelvo al ruedo.
Es que también estas líneas estuvieron casi listas hace ya 2 semanas. Pero ocupaciones primero, y la salud de mis ojos en la última de ellas (conjuntivitis mediante) me impideron responder antes. Mis disculpas
Vayamos entonces por partes, para no violar la cronologia - aunque se está ya hablando de Nación además de Patria. Tocaré unos tres puntos.... en varias partes por la limitación editorial

Con relacion al "estallido del Imperio" seria cuestion de remontarnos - como va de suyo - a los acontecimientos politicos europeos desde principios del s XVIII. Si se quiere también a procesos nobiliarios de endogamia que en cierta medida condujeron a la Guerra de Sucesión de c 1700
Podriamos claro ir aún mas atrás, hacia los 1500, y a las politicas de alianza de los Reyes Católicos, una de ellas bien desgraciada que fue la de Inglaterra
Volviendo al sXVIII, hay mucho por recorrer, incluyendo Trafalgar y las politicas desastrosas de Carlos III y Carlos IV con su "Rasputin" llamado Godoy.
Aunque suscinto, hay un trabajo muy bueno de Ullate Fabo - "Españoles que no pudieron serlo" (nosotros los hispanoamericanos post secesiones)
En él el autor, a mi modesto entender, cubre con objetividad la oposición Austrias vs Borbones
Y creo yo una cosa que debe quedar en claro es el viejo dicho popular... " ni muy muy, ni tan tan" 
Ni los Austrias fueron tan buenos, ni los Borbones tan malos.
Es común partir de la base de que todos los males de España (lease tambien las Españas siempre - Carlos I dixit) comienzan con los Borbones. Según Ullate Fabo no es tan así, y varias políticas erradas comienzan ya bajo los Austrias.
En cuanto a la Tradición política de la Monarquía Española, debe tenerse en cuenta, por ejemplo, que de los dos pretendientes al trono en 1700 (Carlos de Habsburgo y Felipe de Anjou - luego Felipe V) el Borbón llegó a ser más respetuoso de los fueros que su oponente. Pese a que a prima facie se creia que iba a ser lo contrario,
Esta guerra fue, a mi juicio, una tragedia para el Imperio
Perdimos Gibraltar (estratagema artera inglesa mediante) y mucho más. Incluyendo el "Navío de permiso" que permite a nuestro archienemigo penetrar la fortaleza (América).



El tema, además de ser fascinante, es muy complejo
En nuestra tierra nos hemos (mal) acostumbrado (no digo todos claro está) a divorciarnos de lo que sucedía en Europa, de lo que eran las Españas (es bueno leer a Ramiro de Maeztu en su "Defensa de la Hispanidad" para comprender a las Españas como un todo y no como nos las enseñaron en las escuelas del régimen de la Ley 1420) cuando en realidad debemos ver el problema politico en su conjunto... incluso como lo señala Julio Carlos González en su "Involución Hispanoamericana...", involucrando a "las Colonias" (hoy los eeuu del norte de las Indias)
También nos hemos acostumbrado (mal) a considerar a "España" como una entidad exógena a nuestra realidad americana - en un "ellos" vs 'nosotros". Como si los Reyes españoles no hubieran sido nuestros reyes. Lo eran
Otra fecha clave que podríamos citar es la de 1808 - y en breve se cumplen 208 años del levantamiento de Madrid que marca el inicio de la Guerra de la Independencia (esa si fue de independencia)
España... las Españas... se van desangrando
Y las logias comienzan a penetrar. Cádiz siendo un importante centro. Penetran, entre otros, en la oficialidad del ejército.
Ciertamente la Monarquía Tradicional española se había desvirtuado. Y nada es gratuito
Esa situación fue un factor importante para generar las excusas que necesitaban los revolucionarios.... pero no debemos olvidar que eran eso... excusas - simplemente excusas
Porque dentro del marco de la Monarquía se podría haber hecho mucho para reparar, restaurar y ajustar.
Las revoluciones secesionistas fueron fomentadas "ad intra" y "ad extra". Por traidores en todos los rincones del Imperio y por la Gran Bretaña que apoyaba
Es lo que yo vengo llamando "un movimiento de pinzas" (politico claro está... que deviene en militar, económico, psicológico y social)
Morillo, que combate a Bolivar en el norte, era masón
De la Serna, que combate en Ayacucho, también lo era.
Todos los líderes "libertadores" eran logistas
El fracaso de la expedición Riego se debe a la traición del propio Riego, y a la negociaciones que se originan en Buenos Ayres por parte de las logias en comunicación permanente con Cádiz y Gibraltar, a la sazón británica.



"Emprendí por fin la obra de insurreccionar el mismo ejército que debia obrar nuestra ruina. D. Ambrosio Lezica, negociante de esta ciudad, fue encargado de dirigirse á su hermano D. Tomás, establecido en Cádiz, para iniciar sus relaciones con los gefes {sic} de aquel ejército... " Juan Martín de Pueyrredón refutando una calumnia 
Eran 20.000 hombres que se dirigían a Buenos Ayres y son sublevados por su propio "Gefe", quien convence a la tropa que se van a encontrar con todo tipo de peligros (inexistentes) del otro lado del océano
Y hago aquí una disgreción. Las Españas americanas se administraban prácticamente sin tropa.
Por eso la traición de los "libertadores" es doblemente deleznable
Por esa razón, 20.000 hombres eran más que suficientes para sofocar una sublevación que además era impopular. Pero la masonería la aborta.
Por supuesto que las políticas desastrozas de la Corona ayudaron a la desintegración del Imperio (igualito a la Roma imperial) Nunca hay una sola y única causa en estos procesos. Y los imperios se disuelven desde adentro hacia afuera.
Pero lo que tenemos que entender nosotros los americanos de hoy es que la América formaba parte del "adentro"... no era un apéndice externo a España, ni mucho menos colonias como se nos ha hecho creer.
Todos éramos España.
Y si no hubiera habido ayuda exógena, la sublevación no hubiera tenido éxito.
Los indígenas eran Realistas... el caso de los Pincheira, y tantos otros, Los llaneros y los negros y mulatos del Taita Boves. Los pastusos del Brig. Gral Agualongo Cisneros. Las guerrillas del Gral. Huachaca
A Liniers lo asesinan porque los jacobinos sabían que si seguía a Buenos Ayres, con su popularidad y ascendencia, la sublevación fracasaba. Los revolucionarios eran sólo unos pocos... pero decididos a todo y con odio suficiente - como pasa en toda revolución. Muchos de ellos comerciantes que pensaban sacar rédito de las nuevas relaciones con la Inglaterra.
(Nota: el abogado de los intereses ingleses en Buenos Ayres, luego de la 1ra invasión era Martínez de Hoz, tatarabuelo de José Alfredo [1976]... quien nos debería sonar a todos, supongo)
No sé si con toda esta perorata me acerco a un amague de respuesta. Espero que un poco si...

Pasando al segundo punto... la reseña, no me disgustaría hacerla. Si se me tiene paciencia claro está. Porque hay mucho entre manos y no me gusta prometer lo que no puedo cumplir

Y porque para empezar tendría que leer el libro... entiendo que hablamos de "... los Chatarreros" ¿verdad?
Voy comentando en la medida que pueda... 
Lo de Rosas y San Martin, como muchas cosas relacionadas al "prócer libertador" prefabricado, es un tema poco claro también para mí. Amerita un poco más de investigación y tomo nota. 
Sí creo, sin embargo, que hay que tomarlo en contexto. En el contexto de todas las operaciones de San Martin. Que no necesariamente respondían a su propia iniciativa como nos lo ha hecho creer la historiografía criolla post secesiones (v.gr. Guayaquil y Bruselas)
Agradezco nuevamente la oportunidad de participar. Aún si no es participación continua, mas esporádica

Por último quiero tocar brevemente (no todo lo exhaustivamente que quisiera) en lo que menciona el Sr. Acosta
El análisis cronológico de las secesiones (llamadas, a mi entender, erróneamente "reivindicaciones") requiere precisiones. Y también calificaciones - que el Sr. Acosta mismo hace ("siempre y cuando sea [fuera] legítima y protegiera la verdad")

Bruno también habla de la incompetencia del mandamás y cita la doctrina católica. En esto creo sigue, entre otros, a Santo Tomás.
También Bruno habla de " revolución"... pero "ajustada a los principios católicos"

Vayamos entonces a un breve análisis de estos asertos:

1. Cronológicamente debemos ser concientes de que la Guerra Civil fue de más de 15 años. ¡Casi 3 veces más larga que la 2da Guerra Mundial!! Porque no fue una sublevación popular, ni legítima.
2. Por esto mismo los españoles de las Indias (americanos) no se levantaron de la noche a la mañana y dejaron de ser españoles. En AmérIca corrió mucha sangre y a borbotones. En Dolores (a mitad de camino entre Bs As y Mar del Plata) existió un campo de concentración para peninsulares - que así se los denominaba a los que eran del otro lado del océano... (la "historia" de los "españoles malos" vs. "patriotas buenos" se establece en las mentes americanas mucho después; así como el concepto eufemístico de " Madre Patria" ) - el campo de concentración era el de "Las Brusquitas".
3. A los penisnuslares se les prohibía llevar armamento. ¡No así a los ingleses!!
4. Nosotros nos hemos creido que las guerras fueron de "independencia" y como las mostraba " la Guerra Gaucha" de Muiño... Nada más lejos de la realidad
5. Todo fue un largo proceso. O si no ¿por qué tuvimos todo el caos (revolucionario) de la (des) "Organización Nacional". El proceso fue anárquico y sumamente traumático. Como lo es toda revolución. Por eso aún andamos a los tumbos y no sabemos quienes somos.
6. O sea... el tema "hijos buenos" que reivindican su derecho a emanciparse, vuelvo a insistir, no es pertinente... Porque en realidad ¡no existían tales "hijos"! Y vuelvo a preguntar para una analogía entendible a nuestras mentes contemporáneas. ¿Es acaso Cataluña "hija' de España? ¿O es acaso San Luis "hijo" de la Argentina? Las respuestas son un rotundo y categórico NO

7. No hay tales hijas. Canarias no era "una hija". Ceuta y Melilla no eran "hijas" El estatus del Virreinato del Perú era el mismo que el de Valencia. Ninguno de los dos eran "hijos". El Río de la Plata tampoco.
8. No debemos juzgar hechos de 1806 (por ahí más o menos empieza la cosa en nuestras orillas.... con los 66 traidores) con la mente y el desarrollo de los acontecimientos desde 1860 a 2016. Si no estamos "mezclando los tantos". Se debe pensar como se pensaba en las Españas de 1810... ¡eramos todos españoles! Y por eso fue una GUERRA CIVIL... de Secesión.... no de Independencia como se nos hizo creer para justificar la traición.

9. No hubo "reivindicación". Hubo sublevación y deposición ilegítima y traicionera de la autoridad Virreinal. A Cisneros lo obligaron a embarcarse en un buque inglés... ¡lo expulsaron!
10. Además la sublevación se hace, artera y engañosamente, a nombre de Fernando VII (la máscara de Fernando VII) ¿Por qué? Esto no es de una "hija" que se emancipa. En 1810 disfrazan la sublevación.

11. Si calificamos, lejos pierde la posición secesionista. Porque estas guerras civiles de las que hablamos no fueron ni legítimas ni defendiendo la verdad
12. Se van conociendo... sabiendo bien... hoy en día, las falacias y mentiras lisas y llanas sobre las que se basaron los revolucionarios

13. Si nos apoyamos en Santo Tomás (y yo debería releerlo) no creo que él haya justificado una secesión. Si una rebelión contra el tirano bajo ciertas condiciones. Pero no una secesión

14. En este sentido, sin embargo, aún tratándose del Rey Felón (así lo apodan los peninsulares mismos), debemos tener en cuenta que la masa de los indianos (americanos) no estaba a favor de la secesión. Los naturales del país... de América... no querían separarse de España. Eso está documentado. Pese al mal monarca. Ergo habría que ver si realmente se estaba en presencia de un "tirano" según Sto Tomás.
15. Por esto, la supuesta "reivindicación" no fue tal cosa. Eso fue un invento de los poquitos iluminados reforzada a posteriori para implantar la revolución en los espíritus americanos (¡y no sucede solamente en el Río de la Plata!!... si no al unísono en toda la América española)
16. Y es más, estas secesiones fueron fomentadas, apoyadas y forzadas por la Gran Bretaña. Se hicieron con armamentos ingleses, con tropas inglesas (ver: Regimiento Albión de Bolivar entre otros cuerpos; la flota de Lord Cochrane; la flota de William Brown... contrabandista; la accion de Woodbine Parish; etc.) con agentes ingleses incluyendo a los "libertadores". Endeudando a la rica América con empréstitos innecesarios tomados de la banca londinense en manos de los enemigos de España - de las épocas de Isabel. Todo aprovechando las debilidades de España. El objetivo de la Gran Bretaña era derrotar a España en América.... no en Europa (ver "Plan para Humillar a España" de 1711... http://bicentenariodistinto.blogspot.com.au/2012/06/documento-una-propuesta-para-humillar.html)
17. Por todo esto y mucho más, es conveniente superar el idealismo que nos insuflaron desde pequeñitos para justificar las "independencias". 
18. Desde el punto de vista católico fueron condenadas, encíclica mediante, por Pio VII. Él no vio la doctrina católica en las sublevaciones. ¿Por qué hemos de verla nosotros, en el siglo XXI, especialmente si somos católicos?


Y respecto a la "revolución" "ajustada a los principios católicos"


19. Al Obispo Lué, que estaba en contra de la revolución, lo envenenaron
20. A los sacerdotes en Buenos Ayres los colgaron en la Plaza de la Victoria en 1810 (Behtlemitas) - ver http://bicentenariodistinto.blogspot.com.au/2011/08/clerigos-revolucionarios-y-mito-de-la.html
21. Los dirigentes revolucionarios de 1810 eran jacobinos
22. Los sacerdotes que participaron en las revoluciones eran, o masones, o liberales - los precursores de nuestros contemporáneos modernistas... (http://bicentenariodistinto.blogspot.com.au/2011/08/clerigos-revolucionarios-y-mito-de-la.html)
23. Saavedra era súbidto de SMB - un traidor. No fue Moreno el malo y Saavedra el bueno como a veces cierta literatura "nacionalista" nos ha pintado
24. French y Berutti - integrantes de Los Chisperos... peor que los Montoneros de los 70 - no repartían escarapelitas. Digitaron la votación para deponer a Cisneros controlando los accesos a la plaza a punta de pistola. ¡Eran terroristas!
25. ¿Cómo es posible justificar desde el punto de vista católico semejantes atropellos... sea una visión "nacionalista" o no? ¿Cómo puede justificarse semejante revolución (hija digna de la Francesa de 1789 y en cierto sentido precursora de la bolchevique de 1917) y aún hoy en día celebrarse... todos los años? ¡Celebramos una Revolución!! ¡Un pueblo católico celebra una Revolución!... ¿Cómo es posible...? 
26. Porque para hacer digerible la revolución la disfrazaron de católica... hasta nuestros días. Y con ayuda de clérigos indignos

Me temo que es imposible reconciliar los principios católicos con una revolución... 
Y menos si siguió a la jacobina francesa (ver acción de Monteagudo bajo el gobierno de San Martín en el Perú, y por qué se perdió el Alto Perú, donde los católicos reaccionaron contra la furia iconoclasta de los revolucionarios de mayo)
El esquema no cierra. No se pueden mezclar los tantos como en el truco campestre. Eso es revolucionario.

Saludos cordiales

 Bibliografía para quienes estén interesados en bucear más - aunque tal vez sea ya conocida y no sea todo lo exhaustiva que ciertos libros puedan ser:

http://bicentenariodistinto.blogspot.com.au/2016/04/los-proceres-de-mayo-y-el-espionaje.html

http://bicentenariodistinto.blogspot.com.au/2012/08/el-obispo-lue-otro-maldito-de-la.html

http://bicentenariodistinto.blogspot.com.au/2012/12/de-reino-hispanico-colonia-britanica-i.html

http://bicentenariodistinto.blogspot.com.au/2014/03/de-pluma-ajena.html

http://bicentenariodistinto.blogspot.com.au/2016/04/domingo-matheu-corriendo-el-velo-de-un.html

 bibliografía desde el tintero y sobre Cadiz y Gibraltar, o la Expedicion abortada de Riego y cia

http://bicentenariodistinto.blogspot.com.au/2016/04/agentes-rioplatenses-entre-cadiz-y.html?m=1

21 comentarios:

  1. Así que era este el comentario a que refería estimado Arquitecto... Pues bien, en primo término, agradecerle por la mención. En segundo lugar, aclarar que he virado esa posición en el correr de estos días -cuestión hecha pública en mi blog y en el foro Hispanismo- A decir verdad, encuentro mucho más satisfactoria la tesis monárquico-tradicional (si se me permite llamarla así); no tanto ciñéndome a cuestiones de índole histórica, sino basándome en un punto de vista moral o ético. Mas, no vale la pena repetir todo ello, ya desarrollado en los sitios a que referí; ni es menester, tampoco, contestar sus argumentos, los cuales ahora tengo el honor de compartir. Por lo que queda, solamente, disculparme con los "Cocodrilos", por tan amplia perfidia... aunque por legítima causa, créanmeN. Mis más sinceros, deferentes, agradecidos y cordiales saludos para ellos, y para usted, Arquitecto.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nooo! "¡Sostenella y no enmendalla!" es un principio hispano. ¿Cuál era el blog? Uno no se puede convertir del día a la noche.

      Eliminar
  2. Estimado Arquitecto: el libro al que hacemos referencia de Diaz Araujo es nuevo, Se llama "San Martín: cuestiones disputadas", son dos volúmenes editados por Fondo Editorial San Francisco Javier (una colateral de FASTA). Diaz Araujo siempre vale la pena, aunque sea para tortearse.

    ResponderEliminar
  3. Estimado Cocodrilo,
    Veo que no se rinde en eso de buscar cocodrilos para el foso….me alegra y lo celebro!

    Andaba yo “ayer” en un “paseo” con Baudelaire y le digo:
    “…pero conscientes de que el tiempo de las profesiones "serias" es escaso (no así el de los abogados que mantenemos el monopolio de la holganza y el ocio…”
    Y el cabrón me responde algo así:
    “No encuentro más que tres seres respetables: El sacerdote, el guerrero y el poeta. Los demás han nacido para las caballerizas, para ejercer eso que se llama profesiones.”


    Y como “…Uno no se puede convertir del día a la noche.”, por el momento, sigo con Don Antonio (que es poeta) y con “Mayo Revisado” (de Diaz Araujo). El de San Martín todavía no lo encaré.

    Respetuoso y cordial saludo,
    Blas A. Massimino

    ResponderEliminar
  4. Estimado Arquitecto: Suscribo un o por uno los aciertos por Ud expresados. Es lo que yo siempre he entendido de ese período histórico. Me alegro que indique que los Imperios se derrumban por dentro, y ese es el eje de la cuestión. Tengo leída la obra de Lozier que me parece excelente y le había pedido a Mario que escriba una reseña valorando la misma. Cuando en el seminario de la Reja me dijeron que sería útil dar unas charlas sobre historia argentina, recomendé que comiencen por Lozier, para dar una visión ajustada de estas primeras épocas.
    No entiendo la razones que pueden llevar a algunos a reivindicar 1810 y a hacer una "gesta" lo de San Martín - pero escucho por respeto - quizá ven cosas que yo no he visto. Ahora bien, más allá de un nacionalismo que levanta estos mitos "fundantes", y que considero erróneo e innecesario, conozco un nacionalismo que dado el "fait accomplie" de una lamentable desmembración del Imperio Hispano (cuyas causas y concausas son imputables al Monarca reinante - de un motín, es siempre el mayor culpable el Capitán del barco-), intentó siempre reconducir estas tierras dentro de un espíritu hispanista, y aquí hay que ver en qué consiste ese espíritu "hispanista".
    Como argumento torcido de su parte, espigo uno. En estos pagos no se constituyó un ejército permanente porque se lo consideró una región pacífica, y de vez en cuando se mandaban tropas desde la península. Esto lo usa Ud para agravar el tenor de la traición. Pero si se fija bien, es uno de los más grandes errores del imbécil de Fernando, que no lo hizo por dos razones: 1.- No dar a estas tierras una autosuficiencia que meritaba a todas luces. 2.- Suponer que no había enemigos por llevar una diplomacia prolusitana y anglofila. ¡Teníamos un enorme Imperio ávido de tierras en la misma frontera!. Como dije antes, la creación de un ejército hubiera templado una aristocracia de juramento monárquico, en un lugar donde los únicos notables terminaron siendo los comerciantes del puerto y... reaccionaron como comerciantes (es decir, como la m... que eran). En fin, vaya esto de muestra. La cuestión es que España pierde en manos de sus aliados momentáneos todas estas tierras y ella se misma se traiciona.

    ResponderEliminar
  5. No me caben dudas que Don Juan Manuel representa una vuelta al espíritu "hispano", no a la política española (a Deo Gratia) y que el nacionalismo argentino siempre fue fiel a ese espíritu hispano que consistía en: EL CATOLICISMO CONTRAREFORMISTA Y CONTRAREVOLUCIONARIO (lo demás es anecdótico). Esto y no otra cosa es la esencia del Hispanismo. En la idea federalista, en la importancia de las regiones y de los liderazgos providenciales. No conozco ningún nacionalista que no sea hispanista. Sí conozco nacionalistas que demasiado entusiastas le hacen fuerza a la historia, y viene bien que los corrijan si corresponde. El hablar de "hijos" se hace en gratitud, aunque la analogía se interprete mal. Ahora bien, sucedido lo que sucedió, se conformó una forma de ser "criolla", hay un caballo criollo que es diferente al español, y hay una guitarra criolla que es diferente a la española, y los "criollos" somos diferentes, para bien o para mal. Y el criollismo es hispanista, católico y contrarevolucionario, con Don Juan Facundo a la cabeza. Y si el querido bruno Acosta deja de ser el "Joven Criollo", pues ¿qué va a ser? ¿Andaluz? ¿Catalán? o simplemente un paria.
    Más arriba (en el otro artículo) comenté el caso de Lot. Se acabó Sodoma y Lot no supo integrarse en otra ciudad, se fué a la montaña y las hijas no consiguieron marido y pasó lo que pasó. La historia fue lo que Ud dice, pero la historia es lo que es, y para mal o para bien, había que hacer algo con esto, y los que intentaron la mejor idea, fueron los nacionalistas, que para no ser una nación sin historia, se inventaron lo de hijos de España. ¡No le veo el mal! Ahora, Ud quiere que SEAMOS ESPAÑA. Pues no lo somos. Y si es ESPAÑA O NADA. Pues somos nada y me cago en Rajoy, en Felipito y la trola de su jermu. Lo cierto es que no entiendo del todo la trifulca, porque en lo que mí me toca, soy hispanista y por ello nacionalista.
    Por último, esto es una discusión histórica (y es muy válida, la verdad histórica siempre tiene peso), porque a la fecha, no existe ni España, ni Argentina ni nada. Sólo se puede ser CATÓLICO CONTRAREVOLUCIONARIO (y esto lo inventó en gran medida España) y en eso estamos todos (menos los entristas democratizantes que se quitaron la última palabra; ahora son sólo "cristingos"). Y si me dicen que no es nota exigible, pues lo niego. Ocurrida la Reforma y la Revolución, hay que ser claramente anti-reforma y anti-revolución. ¿Que 1810 y San Martín son REVOLUCIÓN? NO ME CABE A MI LA MENOR DUDA. Soy anti todo eso. Pero... formar un ejército... una oficialidad... compartir las batallas... morir uno al lado del otro... establecer una bandera (veála en el pecho de Fernando en la foto de arriba) bajo la que combatir... Son realidades tremendas y constitutivas (el himno y el escudo son una porquería, pero la Bandera es salvable) Que luego bajo esa bandera hayan muerto amigos en guerras contrarevolucionarias, amigos en Malvinas... ¿¡qué quiere que le diga!?. No quiero quedar como Lot apareando mis hijas, Sodoma cayó y esta es la Ciudad que me acogió, a una hija la casé con el Tano Ravelli, a la Otra con un francés Martín, a otra con un Catalán Comadrán (recién venido) a la primera con ¡Un portugués! Correa. Y la que se anuncia es con ¡Un Croata! Tuma (ahijado de Lozier).
    Querido Bruno: está muy bien reconocer la historia en su verdad ¡Pero no deje de ser criollo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Arq Gustavo A Saborido15 de mayo de 2016, 15:02

      Estimado cocodrilo, estimados amigos:

      Muchas gracias por sus sabios comentarios al largo mío, que ud. tuviera la delicadeza de publicar como "destacado" haciéndome más honor del que merezco.

      A riesgo de ser anacrónico, y de haberme "perdido" algo en el camino (disquicisiones sobre la Nación mediante) vuelvo al ruedo con una respuesta, que intenta seguir sumando y aportando, más que payando...

      Agradezco también el reconocimiennto a mis asertos. Y acuso recibo del considerado "torcido": el de la falta de custodia de estos rincones de la Monarquía española por parte de la Corona.
      En ese aspecto coincido con ud. en que el Rey felón (el "imbécil" de la pintura que encabezó el comentario destacado) fue el gran responsable - sin duda alguna. Aunque a las razones que ud expone, pienso habría que sumarle otra u otras (lo menciono un poco más abajo)
      No obstante, creo debo mantener mi tesitura de que la traición fue, por ello, más artera... por parte de los asalariados británicos, quienes sabían que nuestras tierras estaban indefensas
      Esto se verifica sencillamente: [entre otros acontecimientos] por Cartagena de Indias en 1741, donde 23.000 rubiones atacan una guarnición con sólo unos 3.000 bravos españoles (incluyendo 600 indios flecheros) y Buenos Ayres en 1806 y 1807 (la "y" de Ayres como "curiosidad" adrede, para ponernos en situación ja) donde la Pérfida Albión utilizó unos 1.600 y 10.000 hombres respectivamente
      En ambos ataques se sabía que las guarniciones estaban indefensas
      En ambos ataques no contaron con que había "Gefes" españoles que llevaban sus atributos bien puestos - Blas de Lezo y Olavarrieta; y Santiago de Liniers y Bremond
      Valga también recordar el caso de Manila en 1762-64 que contó con otro gran "Gefe" - Don Simón de Anda y Salazar

      Eliminar
    2. Arq Gustavo A Saborido15 de mayo de 2016, 15:02

      /2
      Acotando al margen, éstos son los acontecimientos épicos de nuestra historia que las "independencias" nos hicieron perder. Y personalmente me inclino por tener una historia concreta, con héroes concretos, de miles de años, que una historieta cercenada con "próceres" de pacotilla pre-fabricados para inventar una nación.
      No creería yo, sin embargo, que se pueda decir que "España... ella misma se traiciona"
      Porque vuelvo a insistir en la traición de los hijos de las Españas... pero en varios rincones del (así llamado) Imperio. Especialmente en la península misma, al igual que en las Yndias... a lo que me referí como "movimiento de pinzas"; y donde los hermanos logistas tuvieron parte preponderante.
      En descargo del Rey Felón cabe mencionar, sin embargo, el estado ruinoso en el cual se encontraban las finanzas del Imperio. Trafalgar mediante, y a raíz de políticas de alianzas desastrozas (algo ya mencioné en mis anteriores entradas) la marina estaba totalmente destruida (para la fallida expedición Riego se alquilaron barcos rusos en estado deplorable, por ejemplo) y las caravanas de navíos españoles se veían permanentemente acosadas y robadas por los enemigos de siempre (los aliados a veces a través de sus corsos)
      Ya en su reinado no le era fácil al Imperio custodiar los vastos territorios.
      Gracias a la maravilla de administración establecida durante 300 años, y de las políticas en relación a los naturales de América, es importante acotar que hasta cierto punto no era tampoco necesaria una gran cantidad de tropa. Los revolucionarios secesionistas necesitaron el apoyo de contingentes ingleses o británicos para imponerse. Porque los naturales de América estaban con el Rey... aún siendo felón como lo era.

      Eliminar
    3. Arq Gustavo A Saborido15 de mayo de 2016, 15:03

      /3
      Con respecto al hispanismo, coincido en la naturaleza de su espíritu - Católico Contrarevolucionario. Lo de Don Juan Manuel, puede haya sido una vuelta a ese espíritu como ud. dice. Pero todavía no me quedan claras ciertas acciones de ese período.
      A propósito, un dato anecdótico sobre Don Juan Manuel, o tal vez no tanto, es su parentezco "político" con otro Manuel... el revolucionario Belgrano de la Primera Junta. Encarnación Ezcurra - su esposa - era hermana de Josefa Ezcurra (Pepa) quien fuera amante de Belgrano. Sólo un dato al pasar, que nos muestra lo convulsionado de la época, pese a las novelitas rosas de los manuales escolares.

      Coincido también en lo del "criollismo". Y no veo nada de malo en ser "criollo"
      Esto me trae a la memoria un comentario de una hermano chileno (hermanos si, pese a las divisiones que nos fabricaron los revolucionarios con los aliados ingleses...) Decía: "soy español por chileno"
      Y creo que todos podríamos claramente decir lo mismo... en general somos españoles por (ser) criollos [siguiendo un tanto a Ullate Fabo] Como también son españoles aquellos que son gallegos o andaluces.
      No creo que la opcion sea ser paria. Porque de hecho no lo somos... pese a que siempre quisieron que lo fuéramos para controlarnos mejor.

      Eliminar
    4. Arq Gustavo A Saborido15 de mayo de 2016, 15:03

      /4
      Ahora bien, cuando hablamos de historia, me parece que podemos remitirnos a Cicerón - Historia Mater Vitæ - o a Santayana y Borrás - "Aquellos que no recuerdan el pasado están condenados a repetirlo" (original en inglés: “Those who cannot learn from history are doomed to repeat it” - el filósofo, ensayista, poeta, novelista y escritor español estudió en las 13 colonias... hoy USA y ese fue el idioma original de la cita )
      Porque nosotros sí que no hemos aprendido nada del pasado, ni de los errores pasados, y seguimos repitiéndolos a diario, urnas mediante.
      La historia sí es eso... historia. Y pasó. Pero tiene un efecto y una proyección en el futuro, que es el presente para ciertas generaciones.
      El pasado es garantía segura para el futuro. Nos dice también el Rev. Dominic Phillips CM en sus "Meditaciones para Seminaristas"
      Si bien es lo que sucedió, no creo haya sido bueno "hacer algo" con lo que había.
      La nacionalidad, el ser "patrio", no se puede construir sobre bases endebles y viciadas en el origen. Como tampoco se puede construir un edificio sin fundaciones sólidas. Que tal vez los que lo hicieron ignoraban la realidad de las cosas, concedido. Si así fue, vale. Pero no creo haya sido así.
      Actualmente vivimos en una realidad revolucionaria que se supera dia a dia.
      Entre las bases de esa revolución abominable tenemos la destrucción de la familia - y para ello, entre otras cosas, el aborto y la homosexualidad legalizados (que no legitimados)
      ¿Se supone que podemos construir algo socialmente a partir de estas aberraciones? Evidentemente no
      ¿Se supone, por analogía, que podemos construir una nación y un pueblo, a partir de la Revolución de Mayo y de la "Independencia" de 1816 (estamos en breve entrando en tiempo de luto... )? No me parece para nada.
      ¿Se supone que Don Pelayo debería haber prestado oidos al obispo (traidor) Oppas que lo incentivaba a rendirse al moro....porque la cosa ya estaba hecha... y por ende rendido en Covadonga? Gracias a Dios con visión y con sólo 300 valientes (claro que también andaba la Virgen por ahí... ¡no poca cosa!!) presentó batalla... contra unos 10.000...
      No creo tampoco que la opción sea "España o Nada"... me refiero a la "España" que nos han hecho tragar.
      E insisto en que nuestras mentalidades en el análisis de estas cuestiones están viciadas por 206 años de propaganda adversa, mediante la cual se generó un "ellos" y un "nosotros" en confrontación, en conflicto, permanente, a ambos lados del Atlántico (por usar una figura geográfica, aunque va todavía más allá...)
      Seguimos utilizando el término "España" como un "ellos" que son distintos de nosotros. Yo no creo que sea, ni que deba ser así.

      Eliminar
    5. Arq Gustavo A Saborido15 de mayo de 2016, 15:04

      /5
      ¿Tenemos por ventura en cuenta que, por ejemplo, los africanos de Guinea Ecuatorial (por más que parezca disparatado) eran Rioplatenses? Si... los guineanos eran rioplatenses. Guinea Ecuatorial era una dependencia administrativa del Virreinato del Rio de la Plata.
      Soy de opinión de que debemos apuntar a una postura política superadora y abarcadora (utilizando neologismos en boga) y no que nos limite y nos achique y nos siga balcanizando para el beneficio de los de "ajuera"... que nos han hecho "peliar" entre hermanos.
      No creo que España sea Rajoy, ni Felipe de Borbón, ni (amoris) Lætitia... más vale todo lo contrario, sin entrar en sucesiones ni legitimismos.
      Y si creo que a lo hispano lo reconstruimos entre todos... en todos lados, o no se reconstruye.
      El tema teológico desde ya no es menor, y con él el litúrgico. Por eso de la "lex credendi, lex orandi" (y viceversa). Y coincido en que es ahí hacia donde debemos seguir apuntando los cañones pesados.
      Pero también pienso que debemos reconstruir una hispanidad católica en lo político, que nos permita trabajar al unísono batiendo todos los campos que podamos batir... para poder reconstruir
      Sabemos que el triunfo es de Dios, en el momento que Él lo decida y cómo Él lo decida.
      Pero también sabemos que Él actúa a través de la personas y de las causas segundas o eficientes. Y nosotros debemos librar las batallas de la mejor manera posible.
      Aunque respeto la postura, y creo entender el trasfondo, disiento sí, en que siendo hispanista se puede ser nacionalista. En mi opinión, lo segundo atenta contra lo primero, por antonomasia. Y se ve en lo que hoy en día sucede en la península, que se desangra. Y en lo que sucedió durante las secesiones. Los "nacionalismos" nos los inventaron para darnos un chupetín... algo de donde agarrarnos; pero que también sirviera para separarnos y mantenernos tan divididos como "ellos" querían.
      Más allá de los nombres y designaciones, comparto que el ser católico contrarevolucionario es el llamado de la hora.
      Y creo que esto va tomado de la mano con la hispanidad - entendida en su totalidad y no como reflejo de politicuchos peninsulares o periféricos (Rajoy, Colau, Iglesias, Felipe de Borbón, Macri, Nieto, Bachelet, Santos, Correa, Maduro, Castro, etc)

      Eliminar
    6. Arq Gustavo A Saborido15 de mayo de 2016, 15:05

      /6
      La faja de Fernando VII... colores de la casa de Borbón, es bonita. Pero no tenía el solcito de mayo
      Las realidades que ud menciona, lamentablemente, fueron prefabricadas para hacernos tragar el sapo.
      Todas tienen vicio de origen y nacimiento, mucho me temo.
      Hay quienes sostienen que el amigo Manuel (Belgrano) se sirvió de estos colores para aferrarse a algo que hiciera popular lo impopular. Es decir, para "engatusar a la gilada" de que la revolución era realista... cuando no lo era. Después vinieron además esos rayitos resplandecientes, que algunos creen tienen numerología interesante y esotérica como explicación... pero eso sería ahora hilar fino.
      No creo se trate de barrer con todas las realidades corrientes de un plumazo. Pero si de llamar al pan, pan y al vino, vino.
      Y... veamos claramente las realidades (revolucionarias) o en particular una de ellas ¿Qué ha sido de ese ejército que "nació con la patria" (minúscula adrede) en 1810? ¿Qué ha sido de esa oficialidad? (y aclaro que amo a nuestro ejército... pero en lo esencial e histórico aún más allá de 1810...) Veamosló con objetividad. Hace 206 años que vienen repitiendo el patrón que les dio vida... se golpean unos oficiales a otros constantemente (golpes de estado o cuartel mediante) Así como Saavedra y los otros comandantes abandonaron, traicionaron, a Cisneros, así Aramburu actuó con Lonardi, Lanusse con Onganía y Levigston, Balza con Videla, Justo con Uriburu, Urquiza con Don Juan Manuel... los azules y colorados... Galtieri con Viola, Bendini con el banquito... si sigo no termino estas líneas más.
      Esas son las realidades... de un frankenstein mal parido
      Y ni hablemos de problemas socio culturales o económicos, donde hay vicios estructurales que pagamos dia a dia los americanos.

      Yo no creo que si establecemos y clarificamos auténticamente los desvaríos históricos, con criterio y prudencia política, pero sumo realismo, terminemos en el limbo apátrida. Si no todo lo contrario.

      Eliminar
    7. Arq Gustavo A Saborido15 de mayo de 2016, 15:06

      /7
      Creo tenemos tela abundante para cortar.Creo tenemos el material humano. Creo tenemos un futuro si corregimos los errores pasados, conociéndonos como corresponde - sin mitos ni mentiras. Los que estamos apegados a la Tradición no podemos aceptar mitos ni mentiras en nuestro pasado.
      E insisto en que mal que nos pese, el nuestro no es un problema exclusivo nuestro... es el de todos los pueblos hispanos, incluyendo a los peninsulares, los africanos, los americanos y los asiáticos.

      Pese a que todos los hispanoamericanos nos hemos creido por siglos (2 para ser exactos) que nacimos de un repollo por generación espontánea, y que esos siglos son solamente los que valen (nos permitieron eso si algunas callecitas con nombres de Virreyes para darnos el dulce y nos dejaron Malvinas como causa "nacional"... y no se vaya a creer que no la tengo yo como causa noble y de reivindicación... ) tenemos realmente miles de años de historia, con miles de héroes (largo para citar aquí, aunque nos podemos remontar a Recaredo, a San Isidoro de Sevilla - ambos visigodos...)
      Y estos poquitos (2) siglos no son nada más que un proceso revolucionario que sigue en marcha, aún hoy en día, por estadios. Hoy estamos en uno de ellos avanzado.
      Y como el demonio es una mímica de Dios pero a la inversa (el Deus inversus medieval...), la revolución marxista lo es de la tradición.
      Por ello a la administración kirchnerista (con CFK a la cabeza) creo hay que reconocerle una virtud (un poco exagerado ya lo sé... pero... ) Es la de haber reconocido quienes fueron los revolucionarios en nuestra historia (un bien para los K... en realidad un mal, claro está)
      Cristina F de Kirchner en su visita a Vietnam hace unos años a mi juicio acertó. Equiparó a San Martín con Ho-Chi- Minh. Pensémoslo...

      Siguiendo al chileno que mencioné.... me considero español por argentino. Y con más razón por tener un ancestro que llegó a las Yndias alrededor de 1760... cuando sin duda éramos España de hecho y de derecho - un Imperio donde no se pone el sol.

      El tema da para más, pero el medio y el tiempo impiden que me extienda
      Pude ver las tapas de los 2 volúmenes de Diáz Araujo con sus 1000 páginas... lo tengo in mente a futuro...
      Y también el convite para un artículo.

      Muchas gracias por permitirme participar una vez más entre tanta pluma destacada.
      Nuevamente me alegro por nuestras coincidencias y le envío un saludo afectuoso.

      Eliminar
    8. Absolutamente de acuerdo, salvo dos cosas. Una, el nacionalismo argentino que valió la pena, fue hispanista, y no fue nacionalismo como se entiende en España. Dos, la hispanidad es irresusitable, lo que viene es otra cosa. Ya me explayaré más adelante. Pero la feliz coincidencia es sobre servir a la verdad histórica y Ud no yerra. Ha sido un verdadero gusto.

      Eliminar
  6. Uno de los mayores males de construir mitos históricos a base de mentiras y retorcimientos, es lo que ocurre cuando esos mitos se caen. La rabia por el engaño resiente. Y en eso creo que es imprescindible la verdad histórica. Es bueno ver lo que la verdad fue, lo que fueron nuestros pecados, y es más bueno perdonarse, sacudirse la plumas (como dicen los criollos) y seguir adelante por la huella que te tocó. Hubo un momento en la historia Argentina que tuvimos mejores cabezas que en España, y hasta me atrevo a decir que hoy es uno de ellos. Argentina, con su destino malhadado, ha dado cosas muy impresionantes. Cuando hablé del caballo criollo y la guitarra criolla, ¡me olvidé de un Teólogo Criollo! El Padre Leonardo Castellani. (Es un enorme teólogo y es argentino hasta la médula). Mientras España tenía un sólo Contrarevolucionario de fuste (Gambra) acá teníamos diez, y eso hace que España sea huérfana hoy de tradición católica y Argentina es uno de los primeros lugares en el mundo. No todo es mierda.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Arq Gustavo A Saborido15 de mayo de 2016, 15:08

      Coincido en que no todo es descartable. Y en lo del teólogo criollo.
      Creo, no obstante, que no solo la Argentina dio pensadores de fuste
      Los hay y los hubo en todo el orbe hispano
      Ciertamente no todo es descartable
      Un saludo

      Eliminar
  7. Mea máxima culpa por la palabra repetida. Las cacatúas del trabajo no paraban de chillar, y así salen las cosas después...

    ResponderEliminar
  8. Estimado Cocodrilo: Está muy claro que no dejo de ser criollo, y si no mire la última entrada de mi blog. Gracias igualmente por su sana advertencia. Saludos cordiales.

    ResponderEliminar

Comentarios con buena intención no serán publicados.