...

...

martes, 5 de abril de 2016

¿CUAL ES MI PATRIA?



Por Dardo Juan Calderón
Trataré de contestarme la pregunta de un modo bien personal y sincero y no de un modo general. Quizá no le sirva a otro a que a mí. Espero no se tome como una jactancia, es sólo una reflexión fruto de los anteriores planteos que me han llevado a esta especie de anarco-gauchismo en el que he recalado.
No dudo que mi país es una amputación de un viejo Imperio Hispánico y Católico, pero veamos como lo vi yo nacer. Debo hacerles una relación muy personal que puede parecer molesta o vanidosa. Nada de eso. Es mi historia por lo que valga.
Mi familia llegó a estas tierras americanas con las corrientes fundadoras, el primer Calderón de nuestra rama era Gaspar, sobrino de Don Pedro de Valdivia. Vino al Perú y bajó a Chile con su tío, fundando aquellas ciudades. Estas dos familias tienen casas pegadas en Extremadura, eran hidalgos de la baja nobleza, habiendo ganado sus méritos en las luchas contra el moro donde a algunos los frieron en calderas, y de allí lo de Calderones. Gaspar murió junto a su tío en la batalla de Tucapel, y no sé cómo debo interpretar lo de Patria como el lugar donde están enterrados nuestros Padres, porque a Gaspar no lo enterraron, se lo comieron los araucanos. Luego de ese gastronómico detalle, Diego Calderón entra desde Chile y forma parte de la fundación de Mendoza y San Juan (venía con unos primos y unos cuñados) y se afinca en San Juan. Desde allí sí puedo asegurar que están enterrados en estas tierras todos mis padres hasta el viejo Rubén. Son muchas generaciones de soldados, y no hay trifulca ni aventura de la que no hayan formado parte. Hay varios curas y monjas, un par de obispos y hasta un gobernador de San Luis (creo que por línea bastarda, ya que los Calderón eran tan proclives a la vocación religiosa, como a la de hacer hijos atrás de la puerta del horno).
¿Eran Españoles? Pues si…, pero Americanos. Como otros eran catalanes, y otros gallegos y etc. Eran criollos. Se criaron en este vastísimo país, muy lejos de la metrópolis – con un océano y miles de leguas de tierra de por medio - y tomaron una forma de ser, una de hablar, de decir,  de cantar y miles de otras cosas que los hacían diferentes. Entre ellas “intereses”, concretos y palpables. Si fuera a España, pues reconocería muchas cosas que me hacen igual y muchas más que me hacen diferente.
 Ahora bien, esa particularidad de ser americanos no era un capricho ni un artificio. Comenzaba por ser un “sueño” de una Santa. El de Isabel La Católica, que quiso hacer de estas tierras una fundación especial, con leyes especiales y con un especial espíritu. Ella parió América. Y la parió legítima con ayuda del Espíritu Santo (¿o qué significa Cristóforo Colombo?). Con elementos un tanto rudos, no con la aristocracia española que tenía sus intereses en la península, sino con tipos que venían a hacer algo nuevo. Y donde los méritos para ser “alguien”, se ganaban en el ruedo de las vicisitudes propias del país. De alguna manera se cortaban las líneas hereditarias y había que hacer méritos propios en medio de un combate nuevo. El de la conquista. Combate librado codo a codo entre gentes de lo más disímiles y que en España, probablemente no habrían compartido de cerca sus vidas. Esto creó un ambiente social más… podríamos decir, “democrático”, en el mejor sentido de las palabra, y algo desprendido de la historia. Hernando Arias sería Hernandarias y no hay conde ni duque que le quite el honor, y así todos. Era el Nuevo Mundo y los méritos se repartían de nuevas maneras. Si venía el Marqués de morondanga, pues era bastante menos que un viejo hidalgo que se estaba dando palos con los indios desde hace cien años, que había dejado la vida construyendo, sembrando, criando y sudando en estas tierras. Salvo muy raras ocasiones, los ejércitos se formaron acá y se luchó con los padres de familias establecidas acá. Facundo Quiroga venía de familias dinásticas, pero no eran esos sus blasones, era “El Tigre de los Llanos” riojanos, y con eso era más que suficiente. Nuestros títulos honorarios eran los cojones.
 Luego de Isabel, España usó de las ventajas de este territorio de una manera bastante más “irrespetuosa” que del resto de las regiones españolas. No hubieran actuado sin remilgos si se tratara de Cataluña u otra de ellas, donde hubieran aparecidos notables en defensa, y esto provocó ciertos fundados resquemores. Y esto es bien español. ¿O no? Estas regiones sufrieron enormes atropellos por políticas que no pesaban sus intereses propios (como así enormes ventajas).
Para ir abreviando, si unos eran vascos y otros gallegos, pues nosotros éramos Criollos Americanos, con tanto derecho, fueros y particularidades como ellos. ¡Qué joder!
Quizá muchos de ustedes no tienen conciencia de los que esas familias vivieron, lucharon y murieron en estas tierras. Esa historia está escamoteda y olvidada por todos.  Que más de una vez después de luchar y morir, un acuerdo europeo tiraba todo por la borda. Ser americanos era una forma de ser, hasta los caballos españoles cambiaron con el tiempo y se hicieron criollos. Y odio la silla española cuando tengo un aperito de cuero crudo con cojinillo de oveja, y bien montados que vamos. El caballo era parte de nuestras vidas y esto no es poco. Recuerdo que a San Martín le robaron un caballo en España – tras darle un palo en la cabeza – y estuvo meses pidiendo caballo (están las cartas). ¡Déjenme de joder! Acá un peón  muerto de hambre tenía cinco o seis pingos flor. ¿Cómo quiere que me vaya a España, qué me tome en serio esas gentes de a pata que gustan de los inventarios y libros contables? Ta bien… flor de infantería que tuvieron; pero acá no se sacaban cuentas (¡así nos fue! dirán ustedes).
 En fin. Saltando historias vamos a mi héroe. Don Pedro de Cevallos (que era Calderón por tercer o cuarto apellido) y que había descubierto el valor de lo americano. Un genio político y quizá uno de los últimos caballeros cristianos de España. Trazó una política maravillosa. Estableció límites fronterizos entre las regiones, respondiendo a los desarrollos históricos y naturales, y pensó la grandeza de España y de América, con una América que se paraba firme ante los intereses europeos y eso molestó a los maturrangos. Su idea era recuperar el sur del Brasil que la diplomacia europea rifó, y golpear a Portugal en Europa. Acá hizo su trabajo, llegó hasta el mismo Rio de Janeiro con sus tropas (allí estaba Liniers ¡qué tipazo!). Y le pidió a España que se sumara a esta estrategia que le iba a dar el protagonismo mundial. El Rey, siguiendo los consejos de un irlandés de mierda, de remierda – el General O Really – lo traicionó, embocaron las fuerzas españolas hacia África, para lo que pactaron con Portugal (¡Cuánto tuvo que ver Inglaterra en esto!),  perdieron todas estas tierras, perdieron el ejército y África. En medio de ello, probablemente envenenaron a Don Pedro antes que llegara a hablar con el Rey.  El irlandés, después de desbarrancar el ejército, terminó preso en las Canarias, y creo que España perdió su última oportunidad. Caput. (¿Era un Masón pro inglés? ¿Cómo se ganó al Rey?)
El genio político de Cevallos no sólo había pergeñado el plan que llevaría a España de nuevo a los primeros lugares del mundo (comparen el norte de África con toda la región amazónica, el sur de Brasil, Paraguay, Bolivia, Uruguay y la Argentina hasta el extremo sur; y encima, ¡poner en caja a los portugueses! El que no lo vio era un maldito cretino), sino que además, planeó y dibujó la conquista de la Patagonia, con detalles, desde la campaña contra el perro, hasta la campaña contra el Indio. Planes que fueron utilizados por Rosas y luego por Roca ¡porque seguían vigentes! Esto es un político. Por supuesto que esto provocaba en España grandes celos y envidias. Se imaginan, si salía iba a ser más importante que el mismo Rey. (Comparen el testamento de Don Pedro con el de San Martín, y verán las diferencias entre un católico y un “deísta”. Dejó pagas cuatro mil misas y donó una Iglesia y dos Capillas).
La familia Rosas eran funcionarios de Don Pedro (casa de godos, decía Sarmiento). Y se imaginarán el grado de calentura, sumado al hecho del posible asesinato y esa vieja costumbre española de olvidar sus héroes (pienso en Blas de Lezo y sus cojones de oro).  
 Para más mérito, nos dejó a Liniers, el segundo de mis héroes sin tacha (y no me vengan con la O Gorman, o mejor, la Perichón – pa que quede claro que el irlandés era el cornudo -  me cago en los puritanos). Los Rosas estuvieron con él en la Reconquista y se morían de asco en 1810.
 Y luego el enorme despelote que armó el enano Napoleón. Y ese jugar a 1789 por estos pagos; una manga de hijos de puta, unos comerciantes, otros desorientados y la tragedia.  La blasfemia, el asesinato, la traición. La amputación. Con culpa por los dos lados. Y los ingleses. Y la masonería. Y San Martín, que si no era agente inglés, resultó funcional. Y el estúpido Belgrano, que ya el atender la tienda fundida del padre – preso por estafador y contrabandista- le quedaba grande. Y la guerra civil, por todos lados. Y Artigas (Bruno lo trae a cuestión) que estaba hasta el moño de traiciones. Y luego Don Juan Manuel, tratando de rearmar el rompecabezas, de a poco, con paciencia, con prudencia.
 Entre medio mi tatarabuelo Calixto, a los dieciséis años, enrolado en el ejército del norte, con Belgrano. ¿Por qué? Porque los bandos te eligen, porque todo era confusión y nadie sabía qué carajo pasaba. Y luego a la guerra del Brasil. Y después a las órdenes de Don Juan Manuel, a reconquistar del Salado para el sur las tierras fértiles. ¿Era un traidor? La Argentina criolla y católica jugaba su carta, pero una carta leal, el “déspota” daba tiempo al orden natural a formarse aún a costa de sus posibilidades de poder personal y dilapidando su fortuna, y los libertarios forzaban una constitución ideológica por sólo el poder personal. La Carta de la Hacienda de Figueroa era una belleza. (He buscado la casa y no la encuentro, anda entre Giles y Areco. Si la encuentro voy a besar su suelo. Facundo también es pariente nuestro, pero el parentesco no es para armar mucha bola, Sarmiento era pariente de los dos.)
 Murió la Argentina gaucha y comenzó la pituca. Ya se comenzó con la costumbre argentina de robar con el nunca bien puteado de Urquiza. Y después vino la guaranga con Perón. Entre medio bajaban tanos de los barcos, tanos y  “gallegos”, y otros bichos de todos lados.
Ahora bien. Me planto frente a los Bianchettis, los Caponnettos, los Ferraris y los Rocca y les digo “Tanos de mierda: ¿dónde carajo tienen enterrados a sus padres? ¡Esto es tierra americana, el único que tiene Patria soy yo!.” Les cuento; había venido de visitas Julián Marías y daba una conferencia. El Gaita para ser amable dijo: “¡Estas tierras que fundaron nuestros abuelos!”, mi viejo ni lerdo ni perezoso le contestó: “Los nuestros… que los suyos se quedaron allí”, a lo que acordó el filósofo un poco mosqueado.
Para colmo de males, mi abuelo Robello, un genovés más lindo y noble que cuatrocientos Anchorenas era el tipo que yo más quería en la tierra. ¿Qué quieren que le diga? Está bien, nos quedaba la posibilidad de Horacio Quiroga y Leopoldo Lugones y rajarnos un tiro. Pero mi abuelo Calderón agarró una francesita y mi viejo una italiana. Y seguimos viviendo. ¿Y somos todos traidores al buen Rey Carlos? ¿O a Don Sixto y su Gusto por Putin?
Ya sé, le aviso a esos italianos que he mencionado y les digo que los voy a tener en encomienda, por apátridas. Pero resulta que los tres tanos son más hispanistas y patriotas que un montón de tilingos de recia estirpe americana. No, ya sé, traemos unos gaitas de España con títulos de nobleza ganados en la burocracia. ¿¡Pero por qué no se van a la mierda!?
Sigo el cuento. Mi bisabuelo Bernardo, poniendo la caballada de la estancia, formó como Capitán en la División Federal de Mansilla para el Paraguay. Y luego a la Campaña del desierto como Coronel. Se hizo masón al fin. Mi abuelo Dardo (por dardo Rocha) y sus hermanos se hicieron abogados y radicales (que era pior lo primero que lo segundo), los hermanos candidatos, diputados e intendentes, y mi abuelo caudillejo de colt en el bolsillo, allá por Chivilcoy, pueblo que fundara con otros el viejo Calixto, su abuelo. Y mi viejo, ya todo perdido y más pobre que un franciscano,  volvió al cristianismo y se hizo nacionalista – de puro leer a Castellani - que era lo único que se podía ser si eras un caballero.
Y entonces, el viejo es traidor. Porque no había otra que hacer de esto un País. Y si no, volarse los sesos.  La única guerra que no tuvo un Calderón es Malvinas (por eso la perdimos, ¡ja!) y me tocaba a mí. Menéndez era un criollo y bien se pudiera ir a la mierda cien veces. Pero yo tenía un aviador amigo que se apellidaba Gaibazzi, y está en el fondo del mar después de bajarse la Ardent. Pero sus abuelos yacen en Italia. Y su padre había combatido con Mussolini. Y el Fausto Gaibazzi es mi hermano, mi padre y mi hijo.
Y me terminé casando con una descendiente de lapones, eslavos y franceses, y me dio unas muchachas más lindas que la mañana.
Y desde Gaspar a hoy, tengo enterrados en estas tierras más gente que las que caben en un estadio. Y esta es mi Patria. Buena o mala. A la que sufro por la providencia de Dios y la que comparto con un montón de recién venidos a los que amo entrañablemente y que cague quien cague, son argentinos.
Dice mi viejo que así como en nuestras vidas debemos aprender a olvidar los malos momentos, algo así hay que hacer en la historia. El diablo metió la cola en 1789 y todos se portaron como el culo y díganme de una sola nación que no haya traicionado su destino. Todos muriendo de infección interna, hasta la Iglesia (El desierto de los Tártaros). Y de pronto una buena mujer nos convence de empezar de nuevo, desafiando todo en el amor. Que hasta inglesa, puede ser en su vientre nuestra Patria (¿o no, Marito?).
 Sí, es verdad. 1810 me hace fruncir la nariz. Y verlo al gandul de Fernando arrodillado ante Bonaparte me hace vomitar. Y que una astilla de palo me mate a Zumalacárregui me revela contra el altísimo. Y tanta traición alrededor de Don Juan Manuel me llena de ganas de incendiar la pampa. ¡¡¡ Y Francisco!!! ¡¡¡Tenía que ser argentino el sotreta!!!
“¡Salud camaradas de aquellas campañas que nunca en mi vida yo habré de emprender, salve compañeros por tierras extrañas, jamás formaremos al amanecer!” cantaba Gallardo. Pero acá sigo, con la proa al cielo en medio de la tormenta – la de dentro y la de fuera -   y de nada de lo que hasta aquí me trajo reniego, y si les falta a alguno de ustedes padres que nutrieran este suelo para que sea su patria, se los presto, entre Misas y besos, que el único que importa no está en el suelo, resucitó para esperarnos.
 Y amo este suelo fértil de espigas y yermo de santos, porque los últimos serán los primeros, y quién sabe… si esta mezcla de cretinos, de fracasos, de traidores y rejunte de extraviados, no puedan parirlos, para ser los últimos santos. Que quizá esa estirpe de gauchos huérfanos, de pampa eterna y cordilleras bravas; estos hombres dejados de reyes y patrones, escupiendo de costado a la intemperie y confiados sólo de su caballo y el Nazareno, con sus gringos escapados, no hagan al fin la diferencia. A eso he apostado mis lloronas de plata peruana y un par de botas de potro; y lo espero solo, con los míos, bajo el cielo de las tres marías. Y no reconozco señal ni marca que del cielo no venga, ni me arrodillo ante nadie y no hay más Rey que mi honra; tengo el cielo por bandera, por Patrona su Señora y en la cruz de mi pingo rezo. Después de Isabel… mostrenco.
  

62 comentarios:

  1. Termino de leerlo y ya quiero releerlo. Está haciendo docencia con los que tenemos preguntas que vamos tratando de encontrarles respuestas. Muy bueno el blog.
    Yacaré del norte

    ResponderEliminar
  2. En definitiva, que no tiene Vd. patria que compartir con nadie que no sea su pariente.
    ¡Pues vaya patria!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sea pavo! Está diciendo exactamente lo contrario, está diciendo que destruídas las razones para ser "compatriotas", ya sea por la sangre, la historia, las dinastías, las costumbres y las tradiciones, sólo nos queda la hermandad en la fe que no puede ser destruída; queda siempre el amor al país, al paisaje, y el proyecto de Redención en Cristo. Lea con ganas.

      Eliminar
    2. El Anónimo de antes5 de abril de 2016, 15:54

      Lo de pavo se lo perdono. Lo de que le lea con ganas, perdónemelo Vd. a mí si le doy esa impresión.
      Pero si su explicación es esa, entonces no le llame "patria" a lo que nos cuenta.

      Eliminar
    3. No se pelien... les dije que era algo muy personal. La primera que me reta por el anarco-gauchismo es mi mujer. ¡Si vieran lo mal que seba mates!

      Eliminar
  3. Y esta es la Argentina del martin Fierro.... bravo!!
    c.c.

    ResponderEliminar
  4. "¡La patria!: Un pobre sentimiento folklórico..."
    No estoy de acuerdo con este artículo publicado en este mismo blog, pero es usted, contra usted mismo. O su padre contra usted.

    http://loscocodrilosdelfoso.blogspot.com.ar/2016/02/una-glosa-de-ruben-calderon-bouchet.html

    ResponderEliminar
  5. Conmovedor relato. La argentinidad en las formas literarias usadas por Dardo realzan y fortalecen el espíritu patriótico criollo. Ahora me pregunto si el tanaje (mencionado o no) en algún punto del escrito y siguiendo los impulsos de su condición de tales, revolearon la compu a la mierda o siguieron leyendo pa' terminar de entender la idea.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. JUAAAAAAAAAAAA.

      Eliminar
    2. " por Patrona su Señora y en la cruz de mi p... rezo"....ESTA FRASE NO ES PARA TUCUMANOS....jeje

      Eliminar
    3. Los tucumanos son incorregibles, haré una versión que diga "flete".

      Eliminar
  6. A la pelota pobres los tanos. Van a tener que volver a Italia. Dardo empezo a bajar línea de la "limpieza de sangre". Primero era contra los Judíos, ahora siguen los tanos, quién vendrá después. Que cosas locas dicen en este Blog.

    ResponderEliminar
  7. Pero que cosa este artículo, esta bien que hay que perdonar, Ud parece que tiene un perdón selectivo, perdona a los traidores de la revolución y condena a los pobres tanos.

    ResponderEliminar
  8. Pobre don Pedro de Cevallos, se debe estar revolcando en la tumba, al cuete fue su lucha, trabajo y sacrificio, un descendiente suyo le importa un bledo y dice que la Patria en un popurrí de estsdos de origen ilegítimo y apóstatas de la fe que los antiguos nos legaron. Un poco más de coherencia, por favor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Debo aclarar que si soy pariente de Don Pedro, no está certificado. Viene por otra línea. Yo espero que esté en paz y en el cielo, que se lo merecía, y riéndose de todos sus afanes al haber comprendido cuál era el Plan Divino. La victoria de Cristo nos dará toda la victoria y satisfará todos los anhelos. No importa qué hicimos, sino CÓMO lo hicimos. La victoria es de Él.

      Eliminar
  9. Estimado Don Dardo, soy uno de los que se "nutre" con sus escritos. Así que nuevamente gracias por escribir.
    Si no es molestia, quisiera escribirle un mail en forma privada.
    Dejo me correo para hacer contacto:
    blas_massi@yahoo.com.ar
    Cordialmente,

    Blas A. Massimino

    ResponderEliminar
  10. No sean maricones!!!! no entendieron lo de los tanos. Hago un homenaje a mi abuelo tano, a mi amigo aviador tano, a mis camaradas más predilectos tanos ¿no entendieron la paradoja? Esto es como explicar un chiste. Quise expresar una paradoja, pero parece que hay que hacerlas como Arjona, con total evidencia. Para que nos entendamos: Sarmiento quiso desdibujar la nacionalidad americana e hispana con una brutal inmigración y "sin ahorrar sangre de gauchos", y de alguna manera lo logró, pero sin embargo, de esos inmigrantes - en muchos casos - y gracias a su catolicismo y buena madera, salieron estos hombres extraordinarios que justamente salen a defender lo que muchos de estos pitucos americanos ya habían defeccionado en pro de una inculturación inglesa. Por ejemplo Goergie Borges. Y yo me encuentro junto a ellos y ya no junto a los viejos americanos. De igual manera ocurre en el catolicismo, la tradición comienza a nutrirse con "recién venidos" a la fe, que resultan mejores que los viejos católicos que están defeccionando en el entrismo democrático y todo ocurre PORQUE DIOS LLAMA A LOS DESPOJADOS y los demás están ocupados en CONSERVAR sus "cosas". Es la parábola del convite, justamente es la misma paradoja que quiero señalar. Quizá no lo logré y tomen esta explicación. Gracias.

    ResponderEliminar
  11. Agrego algo más: o en "este mundo crepuscular y sombrío" (la frase de es de Don Antonio) dejamos de mirar tanto para atrás, o miramos con más misericordia y desprendimiento, y miramos más hacia adelante con esperanza y mirada "sobrenatural", o estamos fritos. Rescato la obra de Don Antonio en este aspecto, es una mirada más "sobrenatural" sobre el presente, y eso es lo que les molesta a los demás, porque su elevación demuestra el abajamiento de los otros. Es la hora que marca la parábola del convite, Dios está buscando en los caminos y en las encrucijadas, porque sus viejos conocidos han fallado al convite.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ya me perdí algo...qué Antonio?.

      Eliminar
    2. ¡¿Cómo que Antonio?!. Desde ahora en más quede claro que Don Antonio es Caponnetto

      Eliminar
    3. ahh...qué bueno. A mí me gusta el profe Caponnetto.

      Eliminar
  12. Santiago de Liniers, nacido en Francia, hizo el Juramento a la Corona Española, al Rey y a su Bandera. El mismo que hicieron todos los militares españoles de la época, como San Martín, Belgrano, Saavedra, Güemes, etc. y lo fusilaron por no saber traicionar.
    Cuando Santiago de Liniers estaba preso y trataban de que se uniera a la revolución, hacen que Sarratea escriba una carta a Liniers para que lo haga entrar en razón y abandone una empresa que no parecía tener buen fin ni muchos aliados, a lo cual Liniers responde:

    “¿Cómo yo un general, un oficial quien en treinta y seis años he acreditado mi fidelidad y amor al soberano, quisiera Ud. que en el último tercio de mi vida me cubriese de ignomia quedando indiferente en una causa que es la de mi Rey, que por esta infidencia dejase a mis hijos un nombre hasta el presente intachable con la nota de traidor? […] Cuando los ingleses invadieron a Buenos Aires […] no trepidé un momento en emprender una hazaña tan peligrosa y abandonar mi familia bajo el auspicio de la Providencia en medio de los enemigos […] Que si entonces era buena, la que defiendo en el día no solamente es buenísima, sino santa y obligatoria […] bajo la pena de caer en el delito de perjuro habiéndole jurado fidelidad. […] Pero si por sus altos designios hallase en esta contienda el fin de mi agitada vida, creo que me tendría en cuenta y descargo de mis innumerables culpas este sacrificio, al que estoy constituido por mi profesión […]; el que nutre a las aves, a los reptiles, a las fieras y a los insectos proveerá a la subsistencia de mis hijos, los que podrán presentarse en todas partes sin avergonzarse de deber la vida a un padre que fuese capaz por ningún título de quebrantar los sagrados vínculos del honor, de la lealtad y del patriotismo, y que si no les deja caudal, les deja a lo menos un buen nombre y buenos ejemplos que imitar.”

    Que gran ejemplo de principios!!! que diferentes a los de San Martín, Belgrano, Saavedra y todos los responsables de Mayo de 1810, y de julio de 1816.

    Si los últimos fueron Padres de "Esta supuesta Patria Nueva", difícil que se rectifique esta Patria nueva.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, la verdad que la corta experiencia de vida que tengo, es díficil encontrar dos nacionalistas que piensen igual, dos hispanistas que piensen igual, dos carlistas que piensen igual (aunque entre los carlistas hay un poco más de polarización), pero todos los grupos son pequeños y subdivididos, así es que no podemos pretender pensar todos igual. Demasiado que en general estamos muchos de acuerdo en el Tradicionalismo y amparados en la FSSPX que nos integra en el orden sobrenatural.
      Así es que, me gustaron varias partes de sus respuestas.
      Saludos Cordiales.

      Eliminar
  13. Entonces, según todo su postulado... Cuál era la Patria de San Martín? de Rosas? de Belgrano?

    Tuvieron dos Patrias?? España y Provincias Unidas (Más adelante se llamó Argentina el Estado)?

    Puede un hombre Jurar fidelidad a una Bandera, a un Rey, luchar y combatir por su bandera, su territorio y sus compatriotas y luego volverse en contra?

    Entonces la Piedad Patriótica no existe?

    Puede un hombre arbitrariamente, o un grupo de ellos, inventar una Patria Nueva, llamarla como quiera, desechar unas tradiciones y crear nuevas?

    Por eso insisto en que la Patria es España, Argentina es un nuevo Estado que no representa todas las tradiciones de aquellos que las han preservado o las intentan recuperar.

    Si Ud no juzga como actos de Traición a la conducta de San Martín, Belgrano, Saavedra y tantos otros, entonces estaría dispuesto a fundar una nueva "patria o estado", tratando de conservar lo bueno y desechar lo malo. Ya que el orden político actual atenta contra la vida del Católico.

    Y si España es Madre Patria de estos Estados Hispanoamericanos, Ahora que han pasado 200 Años, Argentina y tendría que tener hijos, y que estén pronto a emanciparse, Quiénes serían las nuevas hijas Patrias? Mendoza una? Jujuy otra?

    Me gustaría que responda puntualmente a esas preguntas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A ver, de a una: Con San Martín no quiero concluir hasta leer a Diaz Araujo, creo hasta hoy que era masón y posible agente inglés, pero no quiero pelearme con Augusto, así que estoy dispuesto a desdecirme. Belgrano era hijo de genoveses - bajo imperio español- creo que la patria de su padre era el comercio y la de él una nube de pedos. Don Juan Manuel era un americano hispano empeñado en parir una nación porque no había otra, una nación hispana y católica. Después de todo no otra cosa hizo Carlomagno con Francia y nadie dice que fue traidor al imperio romano, al igual que el nacimiento de todas las grandes naciones europeas. La diferencia es que no pudo.
      El que juró y perjuro, más le vale que le explique a San Pedro. Como Ud, prefiero a Liniers.
      A la quinta: si, no digo un hombre, pero las circunstancias hacen que surjan nuevas naciones o que desaparezcan otras. Es la historia universal, sobre todo sobre regiones lejanas en las que ya no llega un poder imperial debilitado. Es la ley de la vida.
      Mi Patria no es España, ni siquiera me dan pasaporte, pero es heredera de españa a título legítimo. Y Argentina no llegó a ser una Nación y creo que ni un estado - nunca ha tenido una real soberanía - salvo con Don Juan Manuel y en aquella Vuelta de Obligado. Es un proyecto inconcluso, mil veces saboteado y que obligadamente se separó de España (las inmigraciones lo hicieron asunto cerrado)y que debe "reinventarse" como dicen ahora, o quedar en el intento.
      A la séptima; hubo traidores y otros que no tanto y hubo hechos cumplidos que había que comerse y salir del pantano. Todos los ordenes - o desordenes- políticos después de 1800 atentaban contra la vida católica (queda por analizarse el Imperio Austro-Húngaro hasta la guerra del catorce)
      Y a la madre patria se le perdieron los hijos, mala madre y malos hijos. Si usted encuentra la manera de reunirlos, yo lo acompaño, pero no me diga que debo pleitecía al pendejo ese que está en España ni al ordinario del presidente, pa hijo de puta prefiero huérfano.
      Ufff. Contesté.Apurado y desprolijo, pero sin cálculos y con lo siento y entiendo. Disculpen

      Eliminar
    2. Como le dije a Carlos, España fue una madre que abandonó a sus hijos, y un hijo huérfano tiene derecho a reivindicarse de su madre. Quien no cumple con los deberes inherentes a la patria potestad, no puede chistar. Es de derecho natural que eso ocurra, es algo histórico, como dijo el cocodrilo.

      No se si ese "Bruno" que nombra Dardo soy yo; al parecer sí pues hablé de Artigas. De ser así, me encuentro boyante y orgulloso, y con cierta vergüenza: quién soy para que los cocodrilos me mencionen? No quedan más que palabras de agradecimiento.

      Cordiales saludos,

      Bruno

      Eliminar
    3. Con San Martín no hace falta perder mucho el tiempo, para la época era un liberal acérrimo.
      Sólo con leer esta carta, se puede dar cuenta de lo que era su pensamiento religioso.




      http://www.elhistoriador.com.ar/documentos/era_de_rivadavia/carta_de_san_martin_a_tomas_guido.php

      El Historiador :: Documentos :: El general San Martín. Su ...
      www.elhistoriador.com.ar
      Compartimos aquí la irónica carta que José de San Martín le escribió el 6 de abril de 1830 a su amigo Tomás Guido, por entonces ministro de Relaciones ...


      Además hay que estudiar su conflicto con el Obispo Las Heras en el Alto Perú, echó al Obispo del Perú, tomó el control de la Iglesia secular y reglar, y de la administración del diezmo a su antojo. Además tomó el control disciplinar del clero aplicando severas sanciones a los sacerdotes que no predicaran a favor de la Revolución.

      Estos argumentos que expongo aquí son irrefutables.

      Eliminar
    4. Yo creo lo mismo que Ud, lo único que me hace dudar es que el personaje era bastante astuto y sabía decir lo que se quería escuchar. Tenía un objetivo en su cabeza y lo buscaba con tenacidad sin reparar mucho en los medios. Su personalidad no me gusta, yo veo un retorcimiento de orígen en la historia familiar, un cierto resentimiento, pero no tengo del todo claro cual fue su objetivo (si el resultado, que fue malo). No es ese chispazo de honor que es un Liniers o un Cevallos (ambos cayeron asesinados). Pero como el momento era muy confuso y tanta buena gente lo defiende, retengo un tanto mi juicio sobre la persona y me tengo al resultado de su acción, que de todas maneras, crea un interrogante al quedar inconclusa. Si lo de Bélgica es verdad - que era agente inglés - entonces cierra para mal.

      Eliminar
    5. Arq. Gustavo A Saborido10 de abril de 2016, 2:00

      Estimados amigos:

      El intercambio es de alto nivel y sumamente aleccionador. Con participantes conocedores de la historia patria.
      Agradezco por la posibilidad de " husmear" en tema tan interesante y fascinante... Y pido perdón si me tomo el atrevimiento de "entrometerme"
      Parece siempre conveniente que la disquición se mantenga a nivel conceptual más que analizando elementos o actores puntuales.
      Sin embargo creo también que hay ciertos paradigmas, representados por algunos protagonistas de la historia, que son difíciles de soslayar a riesgo de perder de vista la esencia del problema.
      Porque pese a ser casos individuales, definen líneas de acción conceptuales... o las definieron en su momento, para determinar un proceso histórico que resultó clave en la conformación de la "patria" (la minúscula adrede)
      Este tema naturalmente da para mucho más
      Pero al haberse mencionado a actor tan clave en nuestros asuntos americanos... criollos... pero definitivamente españoles - porque la América aunque criolla era España... - como lo es José de San Martín, creo oportuno un "aparte" para hacer que el protagonista y algunos de los documentos históricos "hablen".
      Al hablar él... y los documentos, se puede ver como fueron forjadas (¿fabricadas?) las patrias balcanizadas... los alrededor de 30 "malos hijos" de la "mala madre" España (como alguien la llamó... y toco ese tema luego)
      E introduzco el plural aquí porque el drama filial y hereditario de los argentinos (que aún hoy se sufre y produce lo que se vive) no es sólo argentino. Es también el de Ecuatorianos, Colombianos, Mexicanos, Texanos, Californianos, Castellanos, Aragoneses, Filipinos... y si se quiere también por extensión el de esos "tanos"... los de las Dos Sicilias o los del Milanesado. De todos los que sufrieron las secesiones hispanoamericanas y la destrucción de la Monarquía española... de las Españas - como las llamó Carlos I (V de Alemania)

      Entonces vayamos a San Martín mediante algunas citas documentales, a modo de introducción de uno de los actores de este proceso de mutación de la Patria en varias "patrias" y de los motivos que guiaron este proceso:

      "La Inglaterra, que ha tenido la gloria inmortal de haber dado la paz al antiguo mundo, se cubrirá de nuevos laureles prestando iguales beneficios al nuevo. Son demasiado conocidos los sentimientos benéficos de SAR el Príncipe Regente de Gran Bretaña para dejar gemir la humanidad ultrajada en éstos países; su respetable mediación pondría un paréntesis a los padecimientos de estos habitantes contribuyendo a la consolidación de su libertad política"
      José de San Martín en carta a Lord Castlereagh, ministro de RR EE de Su Majestad Británica - 1818, luego de Maipú (continúa)

      Eliminar
    6. Arq. Gustavo A Saborido10 de abril de 2016, 2:01

      Parte 2

      "De no haber sido por los esfuerzos del gobierno Británico, él (San Martín) no habría podido hacer lo que hizo en Sudamérica... "
      Justo Rufino de San Martín (hermano de José de San Martín) - 1824

      Declaración de Justo Rufino de San Martín, Coronel del ejército español, ante el consulado español en Londres. Fue transmitida por el Encargado de Negocios José María Castillo al Secretario de Estado español, Luis María Salazar, el 10 de agosto de 1824. Archivo General de Simancas, legajo 8166, Estado. Cit. por Ricardo Donoso, Fuentes documentales para la historia de la independencia de América (México, 1960), 1, p. 168

      La declaración también es citada por Rodolfo Terragno en 'Maitland y San Martín' y por Juan Bautista Sejean en 'San Martín y la tercera invasión inglesa'


      “Los liberales del mundo somos hermanos en todas partes y queremos preparar en este hemisferio un asilo seguro para nuestros compañeros de creencias.”
      José de San Martín, 1821.

      Y para seguir...

      "Habiendo llegado a esta ciudad [Londres] con los h.•. Zapiola, San Martín, Mier, Villa Urrutia y Chilavert hemos fundado por orden de la L.•. Nº 3 una con el Nº 7, y hemos recibido a los h.•. que acompaño en la lista con el Nº 4"

      Fragmento de una carta de Carlos María de Alvear a Rafael Mérida, fechada el 28 de octubre de 1811, que fue capturada por un buque español procedente de Puerto Rico, y que se encuentra en el Archivo General de la Marina "Álvaro de Bazán" de Madrid, y que fue publicada por Julio Guillén en el Boletín de la Academia Chilena de Historia (nº 63, segundo semestre de 1960). (continúa)

      Eliminar
    7. Arq. Gustavo A Saborido10 de abril de 2016, 2:02

      Parte 3

      "El primer préstamo extranjero, por un monto de 1,2 millones de libras esterlinas a un interés del 6% anual, fue negociado en el boyante mercado londinense a comienzos de la década de 1820 por dos cuestionables enviados y amigos del General San Martín, el colombiano Juan García del Río y el médico británico James Paroissien (NdR - descendiente de hugonotes y espía británico, que realizara pingües negocios con la minería del Alto Perú luego de las secesiones - hoy Bolivia). Éste último bien recompensado por el gobierno de San Martín con el rango militar de General y parte de una hacienda confiscada, estableció unas relaciones de negocios impropios e incompatibles con su misión en Londres. Paroissien se dedicó a realizar tratos privados con el banquero mercantil londinense Thomas Kinder, el emprendedor contratista de la emisión del préstamo peruano, al mismo tiempo que negociaba, con el mismo Kinder, condiciones desfavorables para el préstamo público externo. En opinión de procurador general de Londres, éste contrato del primer préstamo externo peruano debía considerarse virtualmente nulo por motivo de usura."
      Alfonso Quiróz. "Historia de la Corrupción en el Perú" (sobre el gobierno antiperuano del General San Martín)
      (NdR - Perú fue una de las regiones más ricas del mundo durante el Virreinato. Producía oro y plata, y no necesitaba préstamos.... hasta que Lord Cochrane [comandante de la flota de las Indias Orientales que transportó el Ejército "Libertador" al Callao] se llevó el tesoro peruano a Londres... siempre es bueno matar 2 pájaros de un tiro... sobre todo para un inglés)

      Aún entendiendo al jóven amigo Ferri, a veces sí creo que hay que dedicarle tiempo a San Martín.
      Porque pienso que es bueno preguntarse si la/s "patria/s" que nos legara el "Padre de la Patria" junto a otros logistas es (o son... singular y plural son indistintos) la/s que fomentaron el bien común... o por el contrario la disención y los males que aún hoy vivimos.
      Si asimismo fueron las que querían nuestros indígenas (al fin y al cabo bien criollos y americanos...) o no...
      Porque... si no ¿para qué nos desgañitamos por Malvinas desde 1833, cuando las "patrias" fueron forjadas por Inglaterra a través de sus agentes?

      Porque también... por sus frutos los conoceréis.
      200 años después seguimos viendo y padeciendo los frutos de semejante proceso revolucionario secesionista en estadios cada dia más avanzados. (continúa)

      Eliminar
    8. Arq. Gustavo A Saborido10 de abril de 2016, 2:03

      Parte 4

      Para concluir - ya que se me ha hecho muy largo - quiero referirme al comentario que se hizo sobre que a una "mala madre" corresponde y es lógico que la dejen "sus hijos". Me pregunto... y pregunto:

      ¿Cuándo las provincias o reinos de ultramar españoles pasaron a ser "hijos" y la península en Europa 'madre"?
      ¿Desde cuándo se comienza a utilizar esa figura analógica?
      ¿No será que estamos frente a una analogía falaz, para justificar lo injustificable? Yo creo que sí. Y que esa analogía falaz fue implantada en nuestros corazones para poder absorber las contradicciones propias de las secesiones.
      ¿Se podría considerar a la región de Cuyo hoy en día, como la "hija" de la Argentina? Yo creo que no... Cuyo es parte integrante de la Argentina.
      Del mismo modo el Virreinato del Perú era parte integrante de las Españas. El del Río de la Plata también. La ciudad de la Santísima Trinidad en el Puerto de Santa María de los Buenos Ayres era una ciudad española... como lo eran Lima, Santafé de Bogotá, Santiago de la Nueva Extremadura, Mendoza, Córdoba del Tucumán, etc. etc.
      ¿No será que el adjetivo "madre Patria" (mala) e "hijos" se comienza a utilizar post secesiones, para dar un viso de continuidad a una ruptura ilegítima y revolucionaria?

      Y transportándonos en el tiempo hacia el siglo XXI

      ¿Sería lícito para Tucumán, Salta y Jujuy, separarse de la Argentina, por las malas políticas del gobierno nacional y porque la Presidente es corrupta y genuflexa con los poderes mundiales de turno?
      ¿Sería lícito para alguna que otra región argentina pasar a ser "hija" de una "mala madre" - en este caso la Argentina?
      Y con el mismo criterio ¿cuál sería la licitud de la (reciéntemente intentada) independencia catalana?

      Respondiendo (me) a estas preguntas considero que todo es... ilícito.

      Las secesiones americanas... ¿fueron en algún modo distintas?... De ningún modo.
      Fueron productos de una guerra civil cruenta y de muy larga duración (¡duró unos 15 años!!! - algo inusual en la historia mundial...)

      A las partes (mal llamadas "hijos") no les era lícito secesionar dejando al todo.
      En parte la prueba está, por ejemplo, en figuras como el Brigadier General Agustín Agualongo Cisneros, el General José Antonio Navala Huachaca, el Mariscal Goyeneche, Pío Tristán y tantos otros. ¡Todos criollos y realistas!! Los dos primeros mestizos, que condujeron guerras de guerrillas contra los insurgentes anglófilos.
      ¡El mayor porcentaje de los ejércitos realistas estaba conformado por naturales de América y no por peninsulares! Americanos que eran leales y que no querían abandonar a su Patria... a la tierra de sus padres. (continúa)

      Eliminar
    9. Arq. Gustavo A Saborido10 de abril de 2016, 2:03

      Parte 5 - final

      Al respecto hay abundante literatura.
      Pero recomiendo "Plan para Humillar a España" de 1711... Lo escribieron en Inglaterra... no los criollos.
      Y no olvidemos que en la Primera Junta había 3 súbidtos de SMB (Saavedra, Castelli y se cree que Belgrano - primo de Castelli)... ¡esos sí eran malos hijos!!...

      Por todo lo expuesto creo yo no son pertinentes ni la analogía, ni la terminología, "Madre patria" con "hijos" que encuentran como legítimo el "emanciparse", porque la "Madre" los ha abandonado y los desdeña; y debe ser rechazada en el análisis y estudio de la balcanización de las Españas.
      Las revoluciones secesionistas no fueron porque España no cumplió con los "deberes inherentes a la patria potestad'. Fueron porque un grupo de iluminados apoyados por la Inglaterra en tren de rapiña lo forzaron.

      Saludos cordiales
      Gustavo

      Eliminar
    10. Estimado Gustavo: Estoy de acuerdo con todo lo que dice. Me quedan las dudas en el análisis del proceso de estallido del Imperio, cuál fue el rol de España y sus reyes, es decir, cuanto coadyuvaron las malas políticas españolas y si ya los Borbones habían desnaturalizado la monarquía tradicional en un absolutismo revolucionario. Y entonces juzgar de los dos planos. Pero quiero hacerle un pedido, si puede:Hacer una reseña del libro de Diaz Araujo sobre San Martín, sería muy interesante contrapuntear esa obra y yo no tengo los conocimientos para hacerlo. Lo podemos publicar aquí. Y le hago otra pregunta: como tengo la duda de que Don Juan Manuel en aquel viaje de San Martín a estos pagos, en que le entrega el sable, no bajó del barco; si no bajó porque no quiso, o si no bajó porque no lo dejaron. Yo tengo la sospecha que el restaurador no lo dejó bajar (con muy buen tino).
      Un verdadero gusto haberlo contado, y le repito lo dicho a Marito (que no me perdona una entrega total), pongo objeciones, pero porque estoy muy proclive a vuestra interpretación. Yo hubiera preferido que mis parientes estuvieran con los Pincheira. Saludos

      Eliminar
    11. Yo creo que sí fue porque "no cumplió con los derechos inherentes a la patria potestad", en esa tonta pero gráfica expresión que acuñe. Le recomiendo, humildemente, que lea el artículo en mi blog: allí se argumenta ese menester. Pero, en tres o cuatro palabras, le aseguro que España administró mal, frío a impuestos, traicionó los principios monárquicos tradicionales y discriminó a los criollos. No creo que eso sea poco. Así, las maquinaciones de la élite revolucionaria no fueron carentes de justificativo, y por esas razones también se sumaron elementos del llano: al menos eso ocurrió en la Banda Oriental.

      Está muy claro que los frutos de las emancipaciones no han sido buenos para nosotros y que sí han beneficiado a los anglosajones, al menos hoy en día. Este fin de semana voy para Buenos Aires y, entre otros, me compraré el libro de González. Pero... acaso por aquel tiempo, a principios del siglo XIX, el Imperio Español era tan fuerte? Y a decir verdad, siempre ciñéndome a mi país, en algún momento, en el siglo pasado, gozamos de un nivel de vida de primer mundo. Tan mala no fue la cosa... no?

      Eliminar
    12. Arq Gustavo A Saborido10 de abril de 2016, 17:35

      Sr Acosta.
      Un gusto y gracias por sus líneas. Ya volveré al tema. Pero brevemente, lo que quise volcar en mi exposición es precisamente que no existió la figura de la "patria potestad" en la época de las secesiones. Simplemente porque los virreinatos indianos... o americanos... no eran "hijos" de España. ERAN ESPAÑA ... ellos mismos eran España.
      Si no sería como decir, por ejemplo, que Cataluña ( o para el caso cualquier otra provincia de la península ) es hoy en día "hija" de España
      Ese concepto fue acuñado a posteriori
      Saludos cordiales. Gustavo - PD leo luego con gusto su blog; gracias nuevamente

      Eliminar
    13. Cuando se habla de que, "La Madre Patria" no cumplió con sus deberes, y que abandonó sus principios, pareciera como cuando algunas personas justifican sus pecados o malos procederes con el pecado o mal proceder de otro. A porque mi padre se emborracha yo también puedo. Si a caso fuera así, no sería justificación.
      Además sería conveniente que se lea "La acción benéfica de España en las Indias" del Padre Cayetano Bruno, en el se puede constatar como la Metrópoli y el Rey y sus gobiernos, no usufructuaron de estos reinos, antes bien, les dieron todo lo que son, fundaron universidades, ciudades, etc, y es innegable.
      Por otro lado, es una mentira más del la historiografía revolucionaria decir que se discriminaba a los criollos. En las Leyes de Indias se resguardaba plenamente los derechos de los criollos, de los naturales, etc. Prueba de ello es que por ejemplo, en las vísperas de 1810, casi el 50% de los Obispos de América eran Criollos. La mayoría de los cargos de los cabildos y de oidores eran de criollos, y cuando fueron las juntas durante el presidio del Rey Fernando VIImo, hubo oportunidades en que hubo mayoría de criollos hispanoamericanos en dichas juntas. Sino miremos a Belgrano el cargo en el consulado, a San Martín llegando a un alto cargo Militar en la misma península, etc. No era tan cierto esa supuesta discriminación.

      Eliminar
    14. Por otro lado se insiste, así como ya escribió el Arq. Saborido, Una Nación no es Madre de otras Naciones. Entonces si es así se debería seguir gestando una sucesión indefinida de Madres Patrias e hijas Patrias.
      Si los nacionalistas justifican esa retórica, deberían admitir que por ejemplo, Argentina y/o Uruguay, pronto deberían ser las Madres Patrias de algunas o la mayoría de sus Provincias, máxime cuando muchas de ellas son olvidadas por sus gobernantes, cuando sus gobernantes no son Nacionalistas y Católicos, y cuando son relegadas por sus capitales. Entonces estarán Uds de acuerdo con que algunas provincias adquieran su mayoría de edad? y de independicen? Que se independice Jujuy, que se independice Salta, o en Uruguay que se independice Artigas, Cerro Largo, Rivera. Probablemente no estén de acuerdo.
      Entonces no deberían estar de acuerdo con la secesión de España.
      Cuando un Gobierno o un Gobernante hace mal las cosas, en todo caso, su pueblo, o sus instituciones intermedias pueden intentar presionar de alguna manera para que cambie el Gobierno, incluso puede pensar en el magnicidio, pero eso no debería mellar su sentir patriótico, ahí es donde no encuentra justificación el accionar revolucionario. Ellos podrían haber acusado al Rey de no cumplir su deber, pero no por ello querer romper los lazos nacionales.

      Eliminar
    15. Las Republiquetas Hispanoamericanas, Malas Hijas de una Donosa España, no son Hijas de la Madre Patria España, en todo caso son hijas de la impiedad de los líderes masónicos revolucionarios. LA MADRE PATRIA DE LAS REPUBLIQUETAS HISPANOAMERICANAS, ES UNA SÓLA Y BIEN RAMERA, LLAMADA MASONERIA, Y EL PADRE EN TODO CASO ES EL SINARQUISMO INTERNACIONAL.

      Eliminar
    16. Estimado Bruno,
      Ud quiere poner como prueba que su País, ha tenido un buen pasar económico, comparable con el primer mundo. (nostalgia de algún buen tiempo económico).
      Eso no es lo que se discute aquí. Aquí se discute la legitimidad de origen de los estados, se discute la Piedad Patriótica, que es el cuarto mandamiento. Se discute además el rol trascendental del Estado en el Plan Salvífico de Dios Nuestro Señor para las Almas.
      Está probado por la Historia y por la Iglesia, que la unica forma de Gobierno que sirvió durante 1800 años como amparo de la Iglesia para contribuir a la salvación de las Almas fue la Monarquía Católica, fue la Cristiandad. Y España en todo su esplendoroso Imperio, era un Medio para que la Iglesia Católica cumpliera de la Mejor forma su misión en la tierra. Ninguna otra forma de gobierno, tuvo tanta vigencia en la historia en ayudar a la Iglesia con el fin sobrenatural de las almas.
      Las Republiquetas Hispanoamericanas, tuvieron dos o tres gobernantes que trataron de tener políticas Católicas, y cuando ellos dejaron el poder, se fue con ellos las buenas intenciones.

      Eliminar
    17. En cuanto pueda leo bien sus comentarios y les respondo. Les agradezco desde ya su cordialidad.

      Saludos,

      Bruno

      Eliminar
    18. Un gusto para mi también Sr. Arquitecto. Lo que dice usted es cierto, pero es cuestión de momentos, de teoría pura y dura. Apenas se reivindicaron los pueblos de Hispanoamérica, pasaron a ser hijos de su Madre Patria; así como apenas se reivindicaran Salto o Paysandú, pasarían a ser hijos de Uruguay. Y, pasando a lo que dice Carlos, yo no encontraría inválida ninguna emancipación, siempre y cuando sea legítima y protegiera la Verdad. Es un derecho reconocido por la doctrina católica el de sublevarse ante un mandamás incompetente. Y creo que estamos de acuerdo que los Borbones lo eran. Ningún Imperio ni nación es infinito, todos envejecen. Y así como puede haber secesiones, también puede haber adhesiones, siempre y cuando se respete el Derecho Natural. No hay que caer en rigideces en ese sentido. La tesis nacionalista- católico se ajusta al catolicismo en los dos sentidos antedichos: a monarca incompetente, revolución; pero revolución ajustada a los principios católicos. Estamos de acuerdo que no hubo como los sistemas medievales ni del Imperio Español para proteger la Fe; pero usted mismo lo dice, eso acabó, no en 1800, sino ya en 1700, cuando subieron los Borbones al poder. El Imperio no era el mismo; hubo que revelarse.

      Eliminar
    19. En esto disiento un tanto: Lo que hubo de rebelión fue malo sin salida. y constituye un "pecado original" de estos pagos. Habría que haber rabiado por la unidad del imperio, como lo hizo Liniers, el problema surge cuando ya está ocurrido y sin remedio inmediato. La legitimidad sólo puede reencontrarse por el camino de la finalidad y la adscripción a la autoridad de Cristo y su Iglesia, y ya España no daba garantías de ello. Tampoco hablo de Borbones desde el inicio de la dinastía, fueron muchos buenos y bastante buenos, el asunto es desde Fernando (los anteriores nunca justificaron una deserción, a pesar de algunos grandes errores). Fernando abrió la brecha y cuando se da la oportunidad al mal, este se produce.

      Eliminar
    20. Arq Gustavo A Saborido23 de abril de 2016, 0:01

      Pte 1 / Estimados amigos:

      Parece que ando un poco atrasado y la producción editorial me supera a causa del tirano tiempo y las ocupaciones. Pese a que me gusta, lo mio no es cotidianamente la pluma (lease computadora en estos tiempos que vivimos) y por ende he de repartirme
      A riesgo de caer en anacronismos, sin embargo, vuelvo al ruedo.
      Es que también estas líneas estuvieron casi listas hace ya 2 semanas. Pero ocupaciones primero, y la salud de mis ojos en la última de ellas (conjuntivitis mediante) me impideron responder antes. Mis disculpas
      Vayamos entonces por partes, para no violar la cronologia - aunque se está ya hablando de Nación además de Patria. Tocaré unos tres puntos.... en varias partes por la limitación editorial

      Con relacion al "estallido del Imperio" seria cuestion de remontarnos - como va de suyo - a los acontecimientos politicos europeos desde principios del s XVIII. Si se quiere también a procesos nobiliarios de endogamia que en cierta medida condujeron a la Guerra de Sucesión de c 1700
      Podriamos claro ir aún mas atrás, hacia los 1500, y a las politicas de alianza de los Reyes Católicos, una de ellas bien desgraciada que fue la de Inglaterra
      Volviendo al sXVIII, hay mucho por recorrer, incluyendo Trafalgar y las politicas desastrosas de Carlos III y Carlos IV con su "Rasputin" llamado Godoy.
      Aunque suscinto, hay un trabajo muy bueno de Ullate Fabo - "Españoles que no pudieron serlo" (nosotros los hispanoamericanos post secesiones)
      En él el autor, a mi modesto entender, cubre con objetividad la oposición Austrias vs Borbones
      Y creo yo una cosa que debe quedar en claro es el viejo dicho popular... " ni muy muy, ni tan tan"
      Ni los Austrias fueron tan buenos, ni los Borbones tan malos.
      Es común partir de la base de que todos los males de España (lease tambien las Españas siempre - Carlos I dixit) comienzan con los Borbones. Según Ullate Fabo no es tan así, y varias políticas erradas comienzan ya bajo los Austrias.
      En cuanto a la Tradición política de la Monarquía Española, debe tenerse en cuenta, por ejemplo, que de los dos pretendientes al trono en 1700 (Carlos de Habsburgo y Felipe de Anjou - luego Felipe V) el Borbón llegó a ser más respetuoso de los fueros que su oponente. Pese a que a prima facie se creia que iba a ser lo contrario,
      Esta guerra fue, a mi juicio, una tragedia para el Imperio
      Perdimos Gibraltar (estratagema artera inglesa mediante) y mucho más. Incluyendo el "Navío de permiso" que permite a nuestro archienemigo penetrar la fortaleza (América).

      Eliminar
    21. Arq Gustavo A Saborido23 de abril de 2016, 0:01

      Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

      Eliminar
    22. Arq Gustavo A Saborido23 de abril de 2016, 0:02

      Pte 3
      "Emprendí por fin la obra de insurreccionar el mismo ejército que debia obrar nuestra ruina. D. Ambrosio Lezica, negociante de esta ciudad, fue encargado de dirigirse á su hermano D. Tomás, establecido en Cádiz, para iniciar sus relaciones con los gefes {sic} de aquel ejército... " Juan Martín de Pueyrredón refutando una calumnia
      Eran 20.000 hombres que se dirigían a Buenos Ayres y son sublevados por su propio "Gefe", quien convence a la tropa que se van a encontrar con todo tipo de peligros (inexistentes) del otro lado del océano
      Y hago aquí una disgreción. Las Españas americanas se administraban prácticamente sin tropa.
      Por eso la traición de los "libertadores" es doblemente deleznable
      Por esa razón, 20.000 hombres eran más que suficientes para sofocar una sublevación que además era impopular. Pero la masonería la aborta.
      Por supuesto que las políticas desastrozas de la Corona ayudaron a la desintegración del Imperio (igualito a la Roma imperial) Nunca hay una sola y única causa en estos procesos. Y los imperios se disuelven desde adentro hacia afuera.
      Pero lo que tenemos que entender nosotros los americanos de hoy es que la América formaba parte del "adentro"... no era un apéndice externo a España, ni mucho menos colonias como se nos ha hecho creer.
      Todos éramos España.
      Y si no hubiera habido ayuda exógena, la sublevación no hubiera tenido éxito.
      Los indígenas eran Realistas... el caso de los Pincheira, y tantos otros, Los llaneros y los negros y mulatos del Taita Boves. Los pastusos del Brig. Gral Agualongo Cisneros. Las guerrillas del Gral. Huachaca
      A Liniers lo asesinan porque los jacobinos sabían que si seguía a Buenos Ayres, con su popularidad y ascendencia, la sublevación fracasaba. Los revolucionarios eran sólo unos pocos... pero decididos a todo y con odio suficiente - como pasa en toda revolución. Muchos de ellos comerciantes que pensaban sacar rédito de las nuevas relaciones con la Inglaterra.
      (Nota: el abogado de los intereses ingleses en Buenos Ayres, luego de la 1ra invasión era Martínez de Hoz, tatarabuelo de José Alfredo [1976]... quien nos debería sonar a todos, supongo)
      No sé si con toda esta perorata me acerco a un amague de respuesta. Espero que un poco si...

      Eliminar
    23. Arq Gustavo A Saborido23 de abril de 2016, 0:03

      Pte 4
      Pasando al segundo punto... la reseña, no me disgustaría hacerla. Si se me tiene paciencia claro está. Porque hay mucho entre manos y no me gusta prometer lo que no puedo cumplir
      Y porque para empezar tendría que leer el libro... entiendo que hablamos de "... los Chatarreros" ¿verdad?
      Voy comentando en la medida que pueda...
      Lo de Rosas y San Martin, como muchas cosas relacionadas al "prócer libertador" prefabricado, es un tema poco claro también para mí. Amerita un poco más de investigación y tomo nota.
      Sí creo, sin embargo, que hay que tomarlo en contexto. En el contexto de todas las operaciones de San Martin. Que no necesariamente respondían a su propia iniciativa como nos lo ha hecho creer la historiografía criolla post secesiones (v.gr. Guayaquil y Bruselas)
      Agradezco nuevamente la oportunidad de participar. Aún si no es participación continua, mas esporádica

      Eliminar
    24. Arq Gustavo A Saborido23 de abril de 2016, 0:04

      Pte 5
      Por último quiero tocar brevemente (no todo lo exhaustivamente que quisiera) en lo que menciona el Sr.
      Acosta
      El análisis cronológico de las secesiones (llamadas, a mi entender, erróneamente "reivindicaciones") requiere precisiones. Y también calificaciones - que el Sr. Acosta mismo hace ("siempre y cuando sea [fuera] legítima y protegiera la verdad")
      Bruno también habla de la incompetencia del mandamás y cita la doctrina católica. En esto creo sigue, entre otros, a Santo Tomás.
      También Bruno habla de " revolución"... pero "ajustada a los principios católicos"

      Vayamos entonces a un breve análisis de estos asertos:

      1. Cronológicamente debemos ser concientes de que la Guerra Civil fue de más de 15 años. ¡Casi 3 veces más larga que la 2da Guerra Mundial!! Porque no fue una sublevación popular, ni legítima.
      2. Por esto mismo los españoles de las Indias (americanos) no se levantaron de la noche a la mañana y dejaron de ser españoles. En AmérIca corrió mucha sangre y a borbotones. En Dolores (a mitad de camino entre Bs As y Mar del Plata) existió un campo de concentración para peninsulares - que así se los denominaba a los que eran del otro lado del océano... (la "historia" de los "españoles malos" vs. "patriotas buenos" se establece en las mentes americanas mucho después; así como el concepto eufemístico de " Madre Patria" ) - el campo de concentración era el de "Las Brusquitas".
      3. A los penisnuslares se les prohibía llevar armamento. ¡No así a los ingleses!!
      4. Nosotros nos hemos creido que las guerras fueron de "independencia" y como las mostraba " la Guerra Gaucha" de Muiño... Nada más lejos de la realidad
      5. Todo fue un largo proceso. O si no ¿por qué tuvimos todo el caos (revolucionario) de la (des) "Organización Nacional". El proceso fue anárquico y sumamente traumático. Como lo es toda revolución. Por eso aún andamos a los tumbos y no sabemos quienes somos.
      6. O sea... el tema "hijos buenos" que reivindican su derecho a emanciparse, vuelvo a insistir, no es pertinente... Porque en realidad ¡no existían tales "hijos"! Y vuelvo a preguntar para una analogía entendible a nuestras mentes contemporáneas. ¿Es acaso Cataluña "hija' de España? ¿O es acaso San Luis "hijo" de la Argentina? Las respuestas son un rotundo y categórico NO

      Eliminar
    25. Arq Gustavo A Saborido23 de abril de 2016, 0:05

      Pte 6
      7. No hay tales hijas. Canarias no era "una hija". Ceuta y Melilla no eran "hijas" El estatus del Virreinato del Perú era el mismo que el de Valencia. Ninguno de los dos eran "hijos". El Río de la Plata tampoco.
      8. No debemos juzgar hechos de 1806 (por ahí más o menos empieza la cosa en nuestras orillas.... con los 66 traidores) con la mente y el desarrollo de los acontecimientos desde 1860 a 2016. Si no estamos "mezclando los tantos". Se debe pensar como se pensaba en las Españas de 1810... ¡eramos todos españoles! Y por eso fue una GUERRA CIVIL... de Secesión.... no de Independencia como se nos hizo creer para justificar la traición.
      9. No hubo "reivindicación". Hubo sublevación y deposición ilegítima y traicionera de la autoridad Virreinal. A Cisneros lo obligaron a embarcarse en un buque inglés... ¡lo expulsaron!
      10. Además la sublevación se hace, artera y engañosamente, a nombre de Fernando VII (la máscara de Fernando VII) ¿Por qué? Esto no es de una "hija" que se emancipa. En 1810 disfrazan la sublevación.

      11. Si calificamos, lejos pierde la posición secesionista. Porque estas guerras civiles de las que hablamos no fueron ni legítimas ni defendiendo la verdad
      12. Se van conociendo... sabiendo bien... hoy en día, las falacias y mentiras lisas y llanas sobre las que se basaron los revolucionarios

      Eliminar
    26. Arq Gustavo A Saborido23 de abril de 2016, 0:06

      Pte 7
      13. Si nos apoyamos en Santo Tomás (y yo debería releerlo) no creo que él haya justificado una secesión. Si una rebelión contra el tirano bajo ciertas condiciones. Pero no una secesión
      14. En este sentido, sin embargo, aún tratándose del Rey Felón (así lo apodan los peninsulares mismos), debemos tener en cuenta que la masa de los indianos (americanos) no estaba a favor de la secesión. Los naturales del país... de América... no querían separarse de España. Eso está documentado. Pese al mal monarca. Ergo habría que ver si realmente se estaba en presencia de un "tirano" según Sto Tomás.
      15. Por esto, la supuesta "reivindicación" no fue tal cosa. Eso fue un invento de los poquitos iluminados reforzada a posteriori para implantar la revolución en los espíritus americanos (¡y no sucede solamente en el Río de la Plata!!... si no al unísono en toda la América española)
      16. Y es más, estas secesiones fueron fomentadas, apoyadas y forzadas por la Gran Bretaña. Se hicieron con armamentos ingleses, con tropas inglesas (ver: Regimiento Albión de Bolivar entre otros cuerpos; la flota de Lord Cochrane; la flota de William Brown... contrabandista; la accion de Woodbine Parish; etc.) con agentes ingleses incluyendo a los "libertadores". Endeudando a la rica América con empréstitos innecesarios tomados de la banca londinense en manos de los enemigos de España - de las épocas de Isabel. Todo aprovechando las debilidades de España. El objetivo de la Gran Bretaña era derrotar a España en América.... no en Europa (ver "Plan para Humillar a España" de 1711... http://bicentenariodistinto.blogspot.com.au/2012/06/documento-una-propuesta-para-humillar.html)
      17. Por todo esto y mucho más, es conveniente superar el idealismo que nos insuflaron desde pequeñitos para justificar las "independencias".
      18. Desde el punto de vista católico fueron condenadas, encíclica mediante, por Pio VII. Él no vio la doctrina católica en las sublevaciones. ¿Por qué hemos de verla nosotros, en el siglo XXI, especialmente si somos católicos?

      Eliminar
    27. Arq Gustavo A Saborido23 de abril de 2016, 0:07

      Pte 8
      Y respecto a la "revolución" "ajustada a los principios católicos"

      19. Al Obispo Lué, que estaba en contra de la revolución, lo envenenaron
      20. A los sacerdotes en Buenos Ayres los colgaron en la Plaza de la Victoria en 1810 (Behtlemitas) - ver http://bicentenariodistinto.blogspot.com.au/2011/08/clerigos-revolucionarios-y-mito-de-la.html
      21. Los dirigentes revolucionarios de 1810 eran jacobinos
      22. Los sacerdotes que participaron en las revoluciones eran, o masones, o liberales - los precursores de nuestros contemporáneos modernistas... (http://bicentenariodistinto.blogspot.com.au/2011/08/clerigos-revolucionarios-y-mito-de-la.html)
      23. Saavedra era súbidto de SMB - un traidor. No fue Moreno el malo y Saavedra el bueno como a veces cierta literatura "nacionalista" nos ha pintado
      24. French y Berutti - integrantes de Los Chisperos... peor que los Montoneros de los 70 - no repartían escarapelitas. Digitaron la votación para deponer a Cisneros controlando los accesos a la plaza a punta de pistola. ¡Eran terroristas!
      25. ¿Cómo es posible justificar desde el punto de vista católico semejantes atropellos... sea una visión "nacionalista" o no? ¿Cómo puede justificarse semejante revolución (hija digna de la Francesa de 1789 y en cierto sentido precursora de la bolchevique de 1917) y aún hoy en día celebrarse... todos los años? ¡Celebramos una Revolución!! ¡Un pueblo católico celebra una Revolución!... ¿Cómo es posible...?
      26. Porque para hacer digerible la revolución la disfrazaron de católica... hasta nuestros días. Y con ayuda de clérigos indignos

      Me temo que es imposible reconciliar los principios católicos con una revolución...
      Y menos si siguió a la jacobina francesa (ver acción de Monteagudo bajo el gobierno de San Martín en el Perú, y por qué se perdió el Alto Perú, donde los católicos reaccionaron contra la furia iconoclasta de los revolucionarios de mayo)
      El esquema no cierra. No se pueden mezclar los tantos como en el truco campestre. Eso es revolucionario.

      Saludos cordiales

      Eliminar
    28. Arq Gustavo A Saborido23 de abril de 2016, 0:14

      PD Bibliográfica para quienes estén interesados en bucear más - aunque tal vez sea ya conocida y no sea todo lo exhaustiva que ciertos libros puedan ser:

      http://bicentenariodistinto.blogspot.com.au/2016/04/los-proceres-de-mayo-y-el-espionaje.html

      http://bicentenariodistinto.blogspot.com.au/2012/08/el-obispo-lue-otro-maldito-de-la.html

      http://bicentenariodistinto.blogspot.com.au/2012/12/de-reino-hispanico-colonia-britanica-i.html

      http://bicentenariodistinto.blogspot.com.au/2014/03/de-pluma-ajena.html

      http://bicentenariodistinto.blogspot.com.au/2016/04/domingo-matheu-corriendo-el-velo-de-un.html

      Eliminar
    29. Arq Gustavo A Saborido23 de abril de 2016, 0:35

      PPD... bibliografía desde el tintero y sobre Cadiz y Gibraltar, o la Expedicion abortada de Riego y cia

      http://bicentenariodistinto.blogspot.com.au/2016/04/agentes-rioplatenses-entre-cadiz-y.html?m=1

      Eliminar
  14. Gracias, Dardo. Esto se llama «historia viva», digna de esa súplica que Lugones elevó a la Terra Patrum después de recordar a esos ancestros que tuvo entre adelantados, maestres de campo y encomenderos:
    que nuestra tierra quiera / salvarnos del olvido / por estos cuatro siglos / que en ella hemos servido. Amén. Sentido amén.

    ResponderEliminar
  15. si quiere nos boxeamos6 de abril de 2016, 17:12

    Eso de criticar a los tanos es terrible mula.
    Tengo, como todo el mundo, cuatro afluentes sanguíneos, los de mis cuatro abuelos.
    Tres de ellos hispanos y uno tano. Justo el tano resultó ser mi abuelo paterno y de allí mi hermoso apellido.
    O sea: soy 75 % español y 25 fideos con tuco; mucho más español que usted, ¡qué va!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo soy 40% criollo, 30% francés, 20% tano y 10 % alemán. Pero claro, en lo criollo traigo español, en lo genovés otro tanto, en lo francés, gran parte del sur, a veces me tocó un rey español, y lo alemán fue por Alsacia, que un día era francés y otro alemán. La verdad es que es un quilombete que sólo se entiende si decía que sos Argentino.

      Eliminar
  16. Soy joven y con poca experiencia y mis conocimientos históricos son muy escasos y en forma de anécdotas, pero si tuviese que responder a la pregunta que encabeza este articulo, diría que:
    Nací en una época en la cual, desde que tengo uso de razón, no ha existido un buen gobierno, ninguna institución admirable, ningún colegio o universidad respetable, ni siquiera un buen club deportivo, ni hablar de la iglesia la cual esta en crisis desde antes que yo naciera, lo único a lo que me pude aferrar fue una capillita conocida por algunos pocos, en la que tuve mi catecismo y otras actividades, recibí los sacramentos, me forme en el catolicismo, luego conocí gente de distintas provincias que se encontraban en la misma situación que yo con sus propias capillas o prioratos dependientes de una fraternidad, la FSSPX, y allí encontré una comunidad, gente que pareciera ser criada en mi casa, con la cual puedo estar como con un hermano, hay padres, sacerdotes, que supieron infundir su autoridad, en mi por lo menos, colegios excelentes, y hasta ciertas "instituciones" en las cuales uno puede participar. Esa comunidad, esa sociedad formada en las bases del catolicismo, esa es mi patria, por aquella capilla insignificante dejaría la vida. No se si este bien el hacer a un lado la patria Argentina, pero cada vez me siento mas extranjero en ella, aveces creo que lo único que tengo de argentino es el documento.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me parece perfecto su camino. Hay jóvenes que además vienen de familias destrozadas o gravemente heridas. Es necesario recurrir a instituciones verdaderas, sin engaño, que buscan el bien, aun con defectillos, para robustecerse, para experimentar la "autoridad" verdadera, la de padres que dan pan de Verdad, que enseñan a su vez a que creemos familias de verdad, a que se sea hombres cabales. Esto es primordial, después viene lo otro, con la madurez, sino la juventud queda presa de instituciones fraudulentas como los partidos (a los que se recurre con buena intención en esa edad) y ya todo queda deformado para siempre, se acostumbran a la hipocrecía y al maquiavelismo, se hacen cínicos y mendaces. Yo creo que debe reforzarse allí donde está, y luego ir ahondando. En esta discusión sólo va a encontrar gente de buena voluntad con diferencias que se van escuchando y digiriendo, y es bueno. Hay que ir creciendo y no quedarse, pero de a poco, ladrillo por ladrillo. Estar solos mata.

      Eliminar

Comentarios con buena intención no serán publicados.