...

...

martes, 10 de mayo de 2016

LITERATURA DE BLOG.

Por anónimo.

Todo medio impone un estilo y todo estilo impone una mentalidad. Está el novelista (puede ser la novela clásica, la novela de fascículos, la novela industrializada, etc), el poeta, el ensayista, el docente, el tratadista, el periodista, el polemista, el articulista, el predicador, el de corta y pega, el divulgador, el plagiario, el epistolar, el dramaturgo, el guionísta y quizá alguno más que se me queda en el tintero. Está el medio del libro, la revista, el teatro, la televisión, el cine, la radio, el panfleto, la carta y ….ahora el blog.

Cuando Balzac escribía - para poder comer - todas las tardes en un bar un capítulo de una novela para entregar al diario y que saliera por semana, muchos entendían que era una traición al oficio, pues ni sabía cómo la iba a seguir la semana que viene. También si Dumas contrataba “negros” para ir armando el esqueleto de sus novelas, porque su sociedad exigía una por semana para divertirse, y con ello hacía un fangote de pasta,era otra traición. Cada medio fue imponiendo un estilo y cada estilo conformando una mentalidad, algunas de ellas francamente execrables y otras que a pesar del rechazo inicial, terminaron logrando obras de importancia. Luego vinieron las tiradas en serie; policiales, rosas o amarillas, y hasta verdes. ¿Todo basura? No, algunas eran francamente divertidas y de buen gusto (recuerdo a ArseneLupin de Maurice Leblanc en mis veinte).
En estos últimos tiempos se viene dando la literatura de Blog, que en un primer intento, tiene algo del artículo de revista, algo de periodismo, algo de polemista, un poquitín de ensayo y muchas ganas de joder. Nace por la facilidad y economía del medio y en principio, pretende ser una revista de actualidad acelerada. Con lo cual se destacan dos notas: es argumentación al tambor (no necesariamente de actualidad) y propone un debate que también se da sobre el tambor (el que se toma tiempo hace trampa, el juego es la velocidad, allí se ven los pingos). Normalmente se circunscribe a un círculo de personas con intereses parecidos (aun cuando sean encontrados). No vamos a destacar el que sea normalmente usada para la difamación, porque esto es nota de toda la literatura en su conjunto; es el hombre. Ya Dante lo hacía en su obra cumbre.
Por supuesto que la novedad supone en primer lugar la crítica a la forma “nueva”, ya que los que están asentados en medios más estables, prestigiosos y onerosos como las revistas y los esfuerzos editoriales, la miran con desprecio. Piensan que nada bueno puede salir de ese estilo apresurado y acosado por una crítica irreflexa. Pero esos mismos no pueden dejar de abrir, de vez en cuando, alguna paginita que, ya sea porque lo ponen al tanto de lo que interesa a los grupos o porque lo agarraron de punto, la necesidad obliga. Lo cierto es que se hace con alguna vergüenza y no se confiesa. Hasta a veces tienta a meter un comentario anónimo o con algún pseudónimo, no sin antes mirar hacia todos lados para estar seguros de que no los está viendonadie, y si se da, negarlo tres y diez veces.Por otra parte, prontamente se hace imprescindible aparecer en una de ellas, porque si una revista larga quinientos volúmenes y un libro unos trescientos, este blog en cuatro meses tiene treinta mil entradas desde seis países diferentes (y es uno de los más pequeños y menos difundidos) y por la cara con que te miran, sabes que te han leído.
 Una salida bien calibrada puede ser una promoción enorme o un baldazo de agua fría para cualquier publicación. Puede cortar iniciativas o azuzarlas, mucho más de lo que se cree. Expandir rumores y hasta crear estados de ánimo en el grupode influencia. Es temido y amado. Lo más interesante es que puedes hacer el trabajo de insertar buenas ideas y conceptos de a poco, o insertar dudas y porquerías de la misma manera.
 Pero vamos a la cuestión de fondo. En sí mismo – y salvo algunas excepciones- tiene dos notas fundamentales, una buena y otra mala. La buena es que es literatura de un día (con lo que participa del periodismo), se escribe, se lee y se tira. Se escribe para ser desechada de inmediato. Nadie las colecciona ni vuelve sino raras veces para atrás. Se escribe para mantener frescas ciertas ideas, para ir interesando sobre ciertos temas y conducir a las fuentes. Y en esto es todo un signo de los tiempos, hay gente que comienza a escribir para nadie o para un segundo, como botellas tiradas al mar.
La mayoría de las veces, si el artículo es bueno, produce en el lector una sensación de algo ya sabido pero que se venía quedando en el fondo del alma y se vuelve a despertar; es diferente a la divulgación, porque no se trata de resúmenes o citas reflexionadas, se trata de que uno se da cuenta de que debe repensar alguna cosa, de volver sobre ella, ya sea por causa de una noticia o de una pelea. Pone al lector en una posición incómoda, normalmente se cuestiona: ¡este desgraciado ha pensado una horita sobre este tema! ¿y yo en santa valpurria? y al rato el temita se hace tuyo y te obliga. Es como ver a un monje orando un buen par de horas mientras uno está terminando su día sin un Ave Maria. Ya sea para asentir o para refutarlo te das cuenta que tus días pasan sin usar una neurona. La mirada a los blogs se convierte en un revulsivo, molesta, pero produce reacción. No es una noticia o un dato, principalmente es un reproche, y vuelves a él porque necesitas el reproche. Te hace mal y bien. Es un moscardón. Y si Dios hizo los moscardones, por algo será.
Para el escritor serio es lo mismo, si toman un libro de tu autoría, de repente escuchas a los lectores y te das cuenta de muchas cosas que ni hubieras pensado y que la más de las veces no habrías querido escuchar. Porque convengamos, el lector quiere conversar y de hecho lo hace con el autor; pero el autor no quiere conversar, le quita tiempo y lo enreda. A él también le molesta este medio pero le interesa, de pronto cobra medida de lo que causa con lo que escribió y hay momentos gratos, pero la más de las veces ingratos.
 Pero claro… ¡hay que tener vocación de moscardón! Y por esquivarle a ese metier ingrato,  viene la segunda nota, que dijimos mala.  Es anónimo por naturaleza. Como los grafiti. No puede ser de otra manera. Es como el relator omnisciente de las novelas; él ve todo y sabe todo, pero nadie sabe quién es ni le importa mucho. La única manera de poner a todos y todo a juicio, es no ser nadie. Y el lector de blog quiere juicios apresurados, y si no estás dispuesto a hacerlos, pues debes dedicarte a  buscar una revista y retener tus juicios.
El periodista no puede hacer juicios, o que se noten lo menos posible, o que queden enmarcados dentro de un grupo que sostenga la versión en forma colectiva.  La literatura de blog no es sólo efímera (que exige cierta humildad y no sólo liviandad), sino que exige ser anónima. Y si eres alguien, pues no puedes, no resistirías el embate en tu día, entre tu gente y en tu medio. Mal que mal, todos representan un personaje que quieren mantener a salvo de la expresión a boca de jarro; quieren tiempo para la afectación (los peores) o la reflexión (los mejores). Salvo que de veras no seas nadie, aún con nombre y apellido. Y aquí aparece otro personaje, el que su personaje sea, justamente,no ser un personaje y ciscarse en todos. La paradoja de hoy es que si sos alguien tenés que ser mudo para seguir siéndolo, y si querés decir lo que hay que decir, tenés que ser nadie. Muchos bregan por llegar a ser renombrados y desde ese puesto influir, y cuando llegan, tienen que hacer chitón.
 Hay escritores que quieren ver sus nombres en letras de molde (ya es viejo, ahora son impresoras laser) y tienen la obligación de escribir reposadamente. Son francotiradores apostados. El escritor de blog es un pistolero, y la rapidez es todo, mucho más que la precisión. En esto toma del polemista (los franceses tienen algunos magníficos, en especial Maurras, y Daudet), su lujo es contestar en veinte minutos. Por reflejo. Lo que se mide en el escritor de blog es el reflejo. Si va a escribir una página de blog cuyo interés no pasa de un día, no puede tomarse una semana. Es una demostración de debilidad (por eso muchas veces son varios, en cooperativa). Son luchadores callejeros, una piña y salgo; a veces patoteros. Y algunas veces hay daños colaterales. Joderse Entiendo que el anonimato es una mariconada, y por eso digo que el estilo tiene una nota buena con una mala. Es generoso y humilde, pero es maricón. Y si no lo es, tiene algo de suicida. Cuando se apuesta el nombre, se tiene que haber elegido desde hace mucho tiempo el que no te importe nada. De esta última manera se corrige en parte el defecto que tiene de cobardía y se adquieren otros vicios, como el de cagüentodos.
 Los estilos diferentes, aun cuando sean buenos, se repugnan. El escritor que depende de una editorial, de una revista y de un grupo que sostiene todo esto, normalmente es más reposado, mesurado, reflexivo y muchos menos libre. Se le notan rápidamente las ataduras y esto cada vez más, sino tienes pasta de alcahuete terminas con patadas en el culo. Cuando uno escribe lo que se le canta, le resulta imposible atenerse a los dictados de la capilla. Sólo los genios pueden combinar libertad y mesura ¡encima vento! Para el académico, el de opinión contraria es un disidente, nunca puede ser un hijo de puta. Para el polemista, el otrocomienza por ser un hijo de puta antes de ver la disidencia (lo recomienda Baudelaire en sus consejos a los escritores noveles), esta última se supone y queda obligada a existir sí o sí. Es como ser policía y ser juez, el buen cana sabe quién es delincuente al verlo, luego busca el delito, el juez al revés. Y el escritor de blog tiene esta obligación so pena de ser un pastelero. A ver – nos dice – “este tipo es una mierda…¿queda claro? Ahora veamos que dijo esta mierda”, y no se trata de analizar razonamientos, sino de demostrar que huele a mierda. El lector necesita una ubicación rápida y sólo un par de argumentos contundentes, después si quiere más, que lea. Siel bloguero se tienta con las “cuestiones disputadas”, pues que escriba un tratado.
 Y tras lo dicho vamos al ejemplo de no esquivarle al bulto y pongamos algunos con nombre y apellido. “In Expectatione” no es un Blog, es una revista sin dinero, merecería ser una revista.“StatVéritas” es un semanario de divulgación, útil. “Adelante la fe” es un noticiero. “Panorama Católico” es un predicador y un publicista (Lewis lo era, lo que escribía,  por estilo literario, eran cabalmente sermones. Castellani, dentro de su versatilidad, tiene enormes aciertos en eso, claro, era su oficio), sólo resta decir Amén a cada final; hace propaganda (puede ser propaganda fidei, es decir, buena), y aunque a veces se tienta a ser blog, no lo soporta, no es un pistolero. “Radio Cristiandad” es una radio que intenta agrandar su onda. Y podríamos seguir con muchos otros por el estilo, que no son blogs (para bien), sino que recurren al medio electrónico por razones de obvia economía y realmente sus estilos se ven desfigurados en este medio y cuando son sometidos a presión, estallan o aburren.
  Otros sí lo son. “TheWanderer” es un Blog con todas las letras. Es anónimo por excelencia, colectivo yrecontramariconazo. Su fuerte es la difamación en medio de la erudición, muy propio de los conventillos universitarios y curiales (vean un ejemplo perfecto en el último artículo, dónde a partir de Chaquespeare,  le sacan el cuero con cuestiones de bragueta a varios curas), una cabronada total (y no digo que sea mentira o verdad), pero esa mezcla de que con lo bello y culto, empastan a un cura con que se morfa los seminaristas, es exquisitamente asqueroso (lo mejor es que se preguntan ¿cómo puede vivir el cura con esos pecados? y no se preguntan cómo lo pueden hacer ellos con tamaña patanería). Eso es un Blog. Escriben bien, más o menos rápido y ágil, corto y efectivo. Es posible que sus redactores estén mañana a los saludos con el cura en cuestión, y no les tiemble la pera para comulgar en Misa el domingo. El blog no son ellos, es otra cosa, como el otro yo del Dr Merengue. Son el relator omnisciente que en nada está comprometido. Sus escritos son grafitis en una pared, originales, coloridos. Me gusta… y me parten. Después de todo me gusta Sartre y me da asco, y más me gusta Lorca y es puto.
Infocaótica es un Blog. También anónimo y colectivo. Es sofístico pero no difamatorio. Lo ronda un tema y se compromete, están “entregando los libros” con la mejor compostura, “faitacomplie d abord”, bien escrito, un poco lento de reacción por el hecho de ser calculadores, pero cumple los requisitos.
Y así hay otros.
A mí el que me gustaba era Argentinidad. No buscaba nada y respondía a sus humores. Era un desastre entre emotivo y furioso. Eran cosas en medio de un asado y medio en pedo (poray aparecía ese humor marrón que no se atreve totalmente a lo verde, muy propio de los eunucos universitarios que se agazapaban anónimamente, pero más tarde o más temprano, cuando se los comenzaba a develar, salían pitando). Esteban no tenía contornos, podría haber sido un excelente grafitero si le hubiera dado la salud para escalar paredes.
“Los Cocodrilos” no me gusta. Pero es un blog. Un duelo tras otro por darle el gusto al cuerpo, a bocajarro, sin cálculo previo. Un revulsivo. El Coronel Kurtz. Demasiada sangre.  Pero me dirán… ¡no es anónimo ni colectivo! … No se engañen; esos tipos de verdad que no existen, no conozco a nadie que los haya tratado (díganme uno). Un día les pasará a estos como a ese personaje de la película de Bruce Willis – el Sexto Sentido- que al notar que cuando caminan nadie los mira ni les habla, ellos mismos se darán cuenta de que están muertos.

Si usted los escucha, es que tiene un sexto sentido.

9 comentarios:

  1. Excelente reflexión.

    ResponderEliminar
  2. Se delató con lo del Dr. Merengue.

    ResponderEliminar
  3. Piedra libre para El Carlista.

    ResponderEliminar
  4. Hummm... yo creo que es Bárbara

    ResponderEliminar
  5. Lo que es indudable es que hoy el blog menos leído es más leído que el mejor de los libros.
    También, que carece de cierta profundidad. No estamos acostumbrados a una lectura serena sobre lo que se lee desde una pantalla.
    De allí que preparar temas muy profundos por esta vía son una pérdida de tiempo. Rara vez serán atendidos en toda su produndidad.
    Si se quiere decir algo profundo, por aquí, hay que darlo ya masticado. El proceso de masticación al que invita el libro no puede darse por Internet.
    Además los artículos deben ser cortos. Yo puedo leer un libro largo, pero ni loco un artículo largo desde la pantalla.

    ResponderEliminar
  6. Me hizo matar de risa también! Una desfachatez gigante a la hora de escribir... por no decir que es chabacano. Pero lo que es importante: inteligente, inteligente...como es el humor de los Cocodrilos. Se quemó solo y delató que es maricón , por el anonimato... (siguiendo al pie de la letra su tesis). Al menos, espero que sea un "puto selectivo", y no "promiscuo", a decir de Dardo. JA! Y para la próxima, que divida en párrafos, que no sea judío. No escatime en Enters!

    ResponderEliminar
  7. Se me chingan los párrafos cuando paso de world al blog. Tengo que recurrir a un hijo y no me dan bola, piensan que estoy loco desde hace mucho tiempo.

    ResponderEliminar
  8. JA! Pero no lo decía por lo que le corresponde a usted, por ello no se preocupe, se puede leer igual. Esa cuestión de forma no es relevante. Decía por los párrafos "stricto sensu", lo que es materia del autor. No interesa, déjela por ahí. Parezco una niña quejosa y alcahueta de la maestra.

    ResponderEliminar

Comentarios con buena intención no serán publicados.