...

...

jueves, 25 de agosto de 2016

¡UN POCO DE OPIO! POR PIEDAD.


Resultado de imagen para aristotelesPor Dardo Juan Calderón.                                                                                                      

(A raíz del último consejo de Infocaótica)

   Cuentan que Madame Coty (la de los perfumes), estaba en lo mejor con su amante cuando llegó el marido. Presurosa lo escondió en el placar de sus perfumes donde el heroico varón paso dos largas horas entre aquellos aromas. No bien se retiró el marido, Madame abrió la puerta del placar y el valiente gritó “¡Un peu de mèrde para pitiè!” (¡Un poco de mierda por piedad!).


   Escuchar un rato los pedestres argumentos de Infocaótica para que descartemos toda reflexión esjatológica y nos dediquemos a nimiedades mientras los cabrones demuelen el mundo,  me producen un reflejo similar (y se nota que a los comentadores les pasa lo mismo), y salgo corriendo a agarrar el Apocalipsis de Castellani o un libro de Mihura Seeber . Ahora vienen con lo de “espiritualidad laical”, que sería una espiritualidad completamente diferente de la religiosa, y que siendo laico, si se tienen arrestos religiosos, se está contrariando la obligación de estado (¡!). A esto lo llaman el: “opio de los laicos”… ¡un poco de opio por piedad!

   La frase más denotativa de la pusilánime actitud y prédica de estos muchachos dice así  se dice que rara vez proviene del buen espíritu: … El impulso a realizar cosas extraordinarias y singulares…”  (La cita va con mala leche, pero, realmente es lo que quieren decir, el resto es para tener salida).

    Infocaótica es un canto a la mediocridad desde todas sus aristas, escuchemos al viejo Aristóteles:

     El magnánimo no va a los sitios donde tiene a honra ir el vulgo, ni a los puntos donde ocupen otros el primer rango. Gusta bastante de la indolencia y de la lentitud, fuera de las ocasiones en que hay que conquistar un gran honor o intentar alguna rara empresa. El magnánimo hace pocas cosas, pero las que hace son siempre grandes y dignas de renombre. Es también una necesidad, consecuencia de su carácter, hacer públicos sus odios y sus amistades; sólo el que tiene miedo se oculta; y en cuanto a él, como atiende más a la verdad que a la opinión, habla y obra francamente a la faz de todo el mundo, que es lo propio de un alma altiva y desdeñosa. Es también completamente sincero; y su franqueza se muestra en el desdén con que se expresa frecuentemente. Apasionado por la verdad, la dice siempre, salvo cuando emplea la ironía, medio de que se sirve muchas veces para con el vulgo”.

    En su último y anónimo detritus, usan este vocablo “laico” que ha sufrido múltiples traiciones (laico por ser sin confesionalidad), para adjudicarle una “religiosidad” o espíritu especial y opuesto al “religioso”. En católico ser laico es no ser clérigo, pero es ser Iglesia (miembro laico), la distinción es de funciones, pero no de espíritu y mucho menos de “religiosidad”. El espíritu que anima a todos los miembros de la Iglesia es religioso por definición y es el mismo “espíritu evangélico” en todos los casos. El sermón de la montaña y el sermón esjatológico de Cristo, es para todos. El “joven rico” se desayunó con esto de la peor manera.

   Ahora bien, los “lapsus” que tan sesudamente estudió Freud, algo dicen. Y a estas gentes de Info es cuestión de apurarlos para que cometan alguno.

   Quieren ser laicos (¿en cuál de los sentidos? ¡Qué bien viene en este momento usar esta confusión terminológica!) Y no ser llamados a cosas extraordinarias y singulares, y para ello traen – justamente-  a San Ignacio, el prototipo del laico (pasó mucho hasta ser clérigo, como el mismo San Francisco) con ansias extraordinarias y singulares. O ¿de dónde salen los clérigos? ¿Y los héroes? ¿Y los santos seglares? ¿Y los mártires? (Los de hoy en medio oriente, por ejemplo).

   En realidad quieren ser “macristas” y volar a vuelo raso, que no les pidan gran cosa. Vale la pena leer la Editorial de la última Cabildo en lo que toca a los “mercaderes cobardes” y esta tendencia a esquivar lo “grande” (y de paso hacemos evidente uno de los odios que estos chicos expresan desde lo oculto y anónimo).

   Un mismo espíritu, el evangélico, el de Cristo. Todos estamos llamados a tener una vida “religiosa”.  El gran problema del Concilio Vaticano II – según me decía mi hermano el Cura – es el ataque a la “vida religiosa”, al “seguimiento de los consejos evangélicos en las vidas en general, y de los clérigos en particular”, a un concepto de “laicado” que lo saca de la obligación testimonial; no es el ataque al sacerdocio. Aceptan sacerdotes mundanos sin problema alguno, pero a nadie con espíritu religioso.

  El problema moderno es que se propugna una vida pequeña, donde lo “extraordinario y singular”, como no sean una prótesis de siliconas, es siempre una exorbitancia discriminadora.

   Entre las contradicciones del siglo, ahora tenemos un nuevo estilo literario que surge como aborto de la retórica del viejo nacionalismo, la “arenga inflamada a ser menos”.  

   

9 comentarios:

  1. "...De la abundancia del corazón habla su boca..." En infocaótica hay un constante afán de insertarse en el mundo, todo huele a un tufillo secularizante, en mella de la puridad espiritual y moral, de lo contrario uno vive en su torre de marfil o es un "quietista" milenarista. En fin... (Lagarto menonita juancho)

    ResponderEliminar
  2. no soy un robot...26 de agosto de 2016, 18:29

    están castrados!!...los de infomacri, digo.

    ResponderEliminar
  3. Los que sí son tradicionalistas son los que adhieren a la cuarta teoría política de Dugin. como A Buela y el Padre Saenz.

    ResponderEliminar
  4. Quién es el tal Dugin y qué cosas dice?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una idea sobre Duguin se puede ver en Wikipedia, el comentario hace alusión al entusiasmo por Putin que se está dando en las derechas (vease un articulo reciente de Panorama), se supone que Duguin es uno de los ideologos de Putin. El hombre es un filósofo de tipo gnóstico, con un neofascismo y bastante despreciativo de lo católico. Putin da para todo, es una especie de Perón ruso.

      Eliminar
  5. Si hicieron de San Martin un ultracatólico a pesar de su "amor" por las logias y los insectos, que le cuesta hacer de un gnóstico existencialista, que desprecia el occidente cristiano medieval, un cruzado por la cristiandad. Sería bueno si alguien pudiera escribir algo coherente sobre esto, ya que muchos se están entusiasmando demasiado.

    ResponderEliminar
  6. La consigna sobre la pululación de fasos profetas en los últimos tiempos es clara, y creo que se aplica a varios niveles. Si te dicen que el Cristo está ahí o acullá, no les creáis. Lo mismo con la verdad. Lo mismo con Putin.

    ResponderEliminar
  7. Ya me convencieron, voy a hacer una semblanza del pensamiento de Duguin. Con poco se entiende.

    ResponderEliminar
  8. https://actualidad.rt.com/actualidad/217500-putin-arrestado-florida-negarse

    ResponderEliminar

Comentarios con buena intención no serán publicados.