...

...

miércoles, 4 de enero de 2017

Schneider y un chiste de chilenos.

ADELANTE LA FE

Resultado de imagen para Cardenal Schneider imágenes

Entrevista exclusiva al obispo Schneider: Mons. Lefebvre aceptaría sin dudarlo la propuesta canónica de Roma



Sale una entrevista en Adelante la Fe, en la que el Cardenal Schneider después de un recuento prolijo del desastre en el que se encuentra la Iglesia, y luego de la apaleadera recibida por el establishment conservador,  le recomiendo a la FSSPX que debe urgentemente aceptar la propuesta de regulación canónica y ayudarlos en este combate contra Francisco. Agrega el buen Monseñor, que si los padres conciliares resucitaran, hoy estarían haciendo lo mismo que Mons Fellay, y que el Concilio nunca quiso este estado de cosas, sino que quería la Misa Tradicional.
 Más allá de que los Padres Conciliares están en buena parte hoy vivos, y que tuvieron el timón de la Iglesia por más de cincuenta años y jamás hicieron lo mismo que Mons Lefebvre, sino que lo excomulgaron, este llamado me hace acordar a un chiste de chilenos que se cuenta en estas tierras.
   Dos chilenos fueron a robar gallinas al vecino, y para ello hicieron un boquete en la pared del gallinero, por dónde podía pasar una cabeza. Resulta que el vecino ya había intuído la intención de los cacos, y se había quedado esperando toda la noche dentro del gallinero con un palo en la mano. Cuando el primer caco asomó la cabeza por el boquete, el buen propietario le rompió la boca dándole un palazo. El ladrón, dolorido se tapó la boca con las dos manos y sacó la cabeza, ante lo cual, su compañero que estaba detrás, le preguntó "¿Oye, gueón, que te pasa?", y el otro, para no estar sólo en la desgracia, le contesta con la boca todavía tapada con las manos: "¡ Pasha tú, que yo estoy tentado de risa!".-
   ¡Oiga Monseñor! eso de ¡Adelante los valientes! ¡Siempre los apoyamos! y ¡Dios lo quiere! ¡Hasta la victoria siempre! debería  -por lo menos-   ir con el aviso de que del otro lado nos esperan con un palo y ustedes quieren una vanguardia para luego estar en las negociaciones.
    Relean el libro del Padre Javier, y aprendan de los Cristeros. Es bueno disparar los cañones, pero no lo es el ser "carne de cañón".  
    

25 comentarios:

  1. El monseñor éste defiende el Concilio expresamente y también expresamente lo rechazó M. Lefebvre. Que venga ahora afirmando que los padres conciliares, dado el estado actual de cosas en la Iglesia, estarían de acuerdo con los lefebvristas y por ello M. Fellay debería aceptar un acuerdo, es considerarnos a los lefes mucho más bobos de lo que somos.
    Como toda creatura somos un poco bobos, pero no tanto.
    Más inteligente de su parte hubiese sido apelar al bien común de la Iglesia o alguna otra monserga que no ponga en evidencia la contradicción.
    Dicho sea de paso: lindo camelo es lo del bien común de la Iglesia. O acaso se acercaron laicos y curas a raudales luego del levantamiento de las excomuniones?

    Posdata: sigo pasmado. También leés un sitio que se llama Adelante la Fe? Le voy a decir al Keko que te corte internet.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo no leo un soto, pero tengo espías en todos lados que me pasan los datos.

      Eliminar
  2. lindo sastre este Schneider confeccionando trajes a medida.....

    ResponderEliminar
  3. “La verdad no puede tratar con la herejía, como un soberano con otro soberano
    La verdad es la sola soberana.
    La herejía no es sino una rebelde.
    La verdad no puede pactar con el error
    "La verdad contradice, combate, excluye el error"
    Dejaría de creer en sí misma, si reconociera en el error el derecho de ocupar un sitio al lado de ella”.
    Mons. Ezequiel Moreno Díaz
    Mas claro imposible.
    Por lo que al de los chilenos habria que agrega el de las ranas:
    "croac, croac" o "grec, grec".Mucho mas que una "tentacion".
    Lamentablemente!

    ResponderEliminar
  4. Si los padres del CVII eran partidarios de conservar la liturgia tradicional, ¿por qué no lo hicieron, como Mons. Lefebvre? Cuando Pablo VI lo suspendió "a divinis" al hacer algo en concreto por defender, no sólo la liturgia, sino la fe tradicional ¿en qué menester tan embromado andaban que ni "mu" dijeron?
    Mons. Lefebvre se dio cuenta de la trampa que sutilmente le tendían desde el Vaticano allá por el 87-88 y sacó las patas del plato a tiempo. ¿De dónde saca Mons. Schneider que aceptaría ahora con "Francisquito", si hasta los de línea 3/4 se dan cuenta que es un bolichero jugando al truco?
    Ya me parecía a mí que este obispo es otro de los que "alzan pesdestales a las causas y cadalsos a las consecuencias".
    Juan Héctorez

    ResponderEliminar
  5. Cocodrilo:

    la mayoría de los padres conciliares están muertos.
    Saque la cuenta:
    para que un obispo haya sido Padre conciliar tuvo que haber sido consagrado en 1965, como mínimo. Lo que implica que debería tener 51 años como obispo. Edad mínima para ser obispo con el código de 1917 era 30 años. Sume y verá que estaríamos hablando del un obispo muy joven nombrado hacia el final del concilio. Ahora bien, si hubo alguno con esas condiciones, era la extrema minoría.
    El resto finaditos todos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hijo, desde Ratzinger, estrella del Concilio y que sin dudar está detrás de todo esto, hasta la mayoría de los conservadores que hoy gritan, fueron peritos muy influyentes del Concilio. Mucho de ellos han sido los verdaderos padres del monstruo. Sodano era Capellán de Pablo VI desde su nombramiento. Muller y Brandmuller peritos de las universidades alemanas con intervención en las consultas del Concilio. Cafarra es jóven, Meisner es de la vieja escuela de los primeros días de Juan Pablo, grandes "aplicadores" del Concilio. No están tan muertos. se los podría consultar ahora mismo.

      Eliminar
    2. La gran, sino total, mayoría de ellos, contemporáneos en puestos de primera importancia cuando la condena de Mons Lefebvre. Electores con Benedicto y con Francisco

      Eliminar
    3. El morocho Sarah, el "papábile" de los conservadores, tuvo la suerte de estar perdido en el Africa y que por razones políticas entre Senegal y Francia, no lo recibieron en la Universidad en París. Al revés de los otros, no escribió mucho (los otros todos tienen libros bien modernistas; claro que si ahora Bouyer no es modernista, capaz que estos tampoco), en realidad es papábile porque carece de antecedentes, como se pensó de Francisco, y el tiro salió por la culata.

      Eliminar
    4. Dios nos libre y guarde de Sarah, él no merece confianza pues tampoco denuncia los errores del vaticano dos y los neocones hartan idealizándolo.

      Eliminar
    5. No deberían haber permitido nunca que los africanos trepasen a la categoría de cardenales.

      Eliminar
    6. Eso no es políticamente correcto, la verdad es que, lo que nunca deberían haber permitido, es que lleguen los argentinos.

      Eliminar
  6. Daniel Ambrosini6 de enero de 2017, 6:30

    Estimado Dardo
    Como mencioné en un comentario anterior, muchos quieren hacerle decir cosas a Mons. Lefebvre, lo cual se aplica también a Mons. Schneider.
    Sin embargo, hay algo que dijo Schneider que es preocupante y te pido tu opinión al respecto. Transcribo textual:
    “Mons. lefebvre era un hombre con un profundo sensus eclessiae”
    “las ordenaciones episcopales de 1988 las hizo porque en conciencia pensaba debía hacerlo, como un acto extremo, pero a la vez dijo que esta situación no debería demorarse mucho tiempo”
    “Si se permanece mucho tiempo de forma autónoma canónicamente, se entra en riesgo de perder una característica de la iglesia católica, que es estar sujeto al papa”
    “No podemos hacer depender nuestra sujeción al Vicario de Cristo de la persona del papa, esto no sería Fe. No se puede decir no confío en este papa, no me someto, voy a esperar hasta que venga uno que me guste. Esto no es católico, no es sobrenatural, es más humano. Falta sobrenaturalidad y confianza en la Providencia Divina de que Dios es quien guía la Iglesia. Esto es un peligro para la FSSPX”
    Ciertamente que una de las salidas a este dilema es la que plantea Don Federico Mihura Seeber: Si estamos a las puertas del apocalipsis, la situación se soluciona con la venida de NSJC.
    Sin embargo, si esta agonía se extendiera muchos años más, tal vez puedan producirse múltiples desmembramientos tipo Williamson.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya Calmel en el año 60 decía que el estado de cosas no podría prolongarse mucho más tiempo, sería una prueba enorme para la fe. Lo que dice Lefebvre es así, y nosotros somos fieles al Papa, más allá de quién sea la persona. Estamos sujetos en toda la medida que podemos, pero... ¿cuáles son los tiempos de Dios? ¿Cuánto se prolongará la prueba? ¿Será hasta que no quede fe sobre la tierra si no protege a sus elegidos? Lo que podemos saber es que la situación que llevó a Lefebvre a tomar su decisión, era bastante menos crítica que la de hoy, si valió ayer, con más razón vale hoy. Para Schneider es cuestión de tiempo, pero vemos que no es así, los judíos pensaron que una vez liberados, llegarían a la Tierra Prometida en un rato, y ¡fueron cuarenta años!. Sin duda alguna la impaciencia va a producir miles de reacciones, gente que cree haberle encontrado la explicación a un misterio de iniquidad que sucede ante nuestros ojos. Probablemente ni yo ni vos veamos un final a esto, y el asunto es ser fieles a Su voluntad en una prueba inédita. Para saber qué hacer, Dios mandará sus Santos, pero, ¡¿quién sabrá reconocerlos?!

      Eliminar
  7. Creo que hay que esperar y ver cómo probablemente pasarán de buscar una congregación "a su derecha (?)" más bien y mejor dicho, firme en doctrina, tradición y liturgia fiel a la Iglesia" para que no les peguen más a ellos y/o buscar juntar más, sacerdotes, Seminarios, Capillas, Escuelas y fieles (como los muchos que hay en USA y Europa, especialmente Francia y Alemania) o a una simple elección con tres salidas, 1) aceptar plenamente la autoridad conciliar y volver a bi-ritualismo con al menos una NO "concelebrada" al año (como Campos, FSSP & otros) y tal vez luego ser obligados a la exclusividad del Novus Ordo; 2) a esconderse y/o rezar la Misa sin "hacer ruido" (como algunos dos obispos argentinos o también algunos sacerdotes lo hacen) o 3) animarse a seguir la ruta trazada por Mons. Lefebvre y Mons. de Castro Mayer, como lo hicieran de ancianos Mons. Salvador Lazo y luego otro asiático. Pero fundamentalmente para esta 3er alternativa, deberían declarar/suscribir (para aclarar) algo parecido a "Mi declaración de Fé" del obispo filipino (ver en: http://www.statveritas.com.ar/PDF/Salvador_Lazo_-_Profesion_de_Fe.pdf)
    "Veremos" dijo un tal Remos Contreras, mientras seguía remando (corriente en contra y Rosario en mano) y remataba "que aunque lo peor puede ser que todavía falte por llegar, no desesperemos, ni nos enojemos, sigamos remando sin enojo, ni celo amargo, ni viendo cómo otros reman en sentido a la corriente u otros, como parecería ser este caso, queriéndola "cortar a través" sin saber que podrían tumbar el bote por efecto mismo de la correntada conciliar. Avisemos por si escuchan y sigamos remando con Alegría Cristiana porque sabemos las promesas de Ella, mientras enfrentamos con su ayuda la corriente conciliar que quiere llevar a la Iglesia y sus hijos a la fatal caída en catarata: "Al final Mi Inmaculado Corazón triunfará" ...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es, pero repito, Dios manda para cada época sus Santos, los que nos guiarán por el desierto, el asunto es saber reconocerlos.Probablemente estén como Juan y sean una voz que clama en el desierto, que sean torpes y tartamudos como Moisés, y no sepamos verlos. Hay que mirar con los ojos del alma. Y por supuesto, estar atentos a María.

      Eliminar
    2. ..."sin saber que podrian tumbar el bote por efecto mismo de la correntada conciliar"...¿Hombres de poca Fe!.
      Correntada "conciliar": ¡el mundo!
      Solo "eso".
      O con Pedro que nego tres veces, o con Pedro en su vuelta a Roma.
      O con los "honorios" conciliares, o con Atanasio.
      O con Lefebre, o con los infiltrados proclives.
      O con Castro Meyer, o con los Rifanes u Aulagneres.
      Menos "grecses", y mas "Santiago y cierra España"
      Olvidamos, por si acaso o comodidad, la "correntada" musulmana tras el obispo traidor ante Covadonga.
      La historia de la Santa Madre Iglesia es la de las Herejias. Y su Combate.
      El de hoy arrecia en la Usurpacion de la Jerarquia. Erradicarlos, y solo eso, podra contar con las Gracias siempre Atentas de Nuestra Señora Sin Pecado Concebida

      Eliminar
  8. Si bien hace rato que leo poco y más que nada titulares, siempre es refrescante ver que existe todavía, aunque escasamente, el más elemental sentido común en medio de tanta estupidez. Bien ahí los cocos.
    Querer buscar referentes entre estos cardenales; obispos o curas que se callan ante terribles blasfemias, herejías y demás atrocidades de la Bergoglia y que hasta pretenden cuestionar al tipejo ensalzando a los anteriores demoledores pontífices, ya no es puerilidad sino la más absoluta y consentida de las necedades.
    El que duerme con changuitos amanece meao, decimos por éstos pagos y parece que a algunos o les gusta el olor a amoniaco o ya no les asusta el olor a azufre, pero si quieren creer en alguno empiecen por Dios, o lo esperen al Cristo que no tarda en volver.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No sabe el consuelo que me trae escucharlo; uno tira cosas con temor y temblor, pero encontrar eco en gente a la que especialmente apreciamos, justifica esta extraña forma - llena de malos entendidos - que es la internet.

      Eliminar
    2. todo muy bien pero torchson es sedevacantista y ud coco supuestamente No lo es o sí???

      Eliminar
    3. Y?.... NO ME RESPONDIÓ LO DEL SEDEVACANTISMO. QUI TACET CONSENTIRE VIDETUR

      Eliminar
    4. Estaba de vacaciones. No tengo la menor idea si Augusto es sedevacantista y tampoco me quita el sueño que lo fuera. Yo por ahora a ese respecto me atengo a lo que piensan otros mejor preparados en el tema, he optado por pensar que el sedevacantismo es una cuestión ociosa.

      Eliminar
    5. La especulación q hace el anónimo necesita sostenerse. En mi comentario menciono a los anteriores pontífices por lo que, o usted necesita entender lo q es el sedevacantismo, o necesita anteojos, o tal vez una brújula. Pero lo q de verdad necesita es confesarse por su juicio temerario.

      Eliminar
    6. Respondí por el celular pero en caso que no se haya registrado, voy de nuevo.
      Al anónimo que afirma saber que soy sedevacantista le recuerdo que mi comentario se refiere a los anteriores pontífices "demoledores" lo que implica una postura contraria a la que usted sostiene que poseo, por lo que le recomiendo conocer mejor en que consiste esa postura, anteojos, o mejor, una brújula.
      Lo que si puedo recomendarle omitiendo cualquier ironía, es que se confiese por su juicio temerario.

      Eliminar
  9. R.P. Álvaro Calderón
    (“La Autoridad Doctrinal del Concilio Vaticano II”, ponencia expuesta en el Simposio por los 40 años del inicio del Concilio Vaticano II):

    “Las declaraciones conciliares no pueden contribuir en nada al modo ordinario del magisterio, pues el vicio que las afecta impide vincularlas a las declaraciones del magisterio auténtico anterior.

    Si hay una página, por dar un ejemplo, que parece reafirmar y hacer progresar la enseñanza tradicional es, justamente, la que trata de la autoridad del magisterio jerárquico, en el n.25 de Lumen Gentium. ¿Podemos al menos rescatar este texto?
    No, por cierto, porque en el capítulo anterior este mismo documento ha subordinado el oficio jerárquico al sensus fidei, lo que obliga a entender la doctrina del n. 25 de manera muy distinta a lo enseñado por el Vaticano I.

    Además, la misma noción de infalibilidad se desdibuja al sostener que las fórmulas dogmáticas son siempre inadecuadas para expresar el misterio revelado, permitiendo siempre un cierto pluralismo. (…)
    El magisterio conciliar no sólo carece de autoridad, sino que es reprobable...
    Es claro que la doctrina que anima los documentos conciliares responde a la de la nueva teología, condenada repetidas veces por los papas anteriores de manera general por su intrínseco relativismo.

    Por lo tanto, la doctrina conciliar no sólo carece de valor como magisterio simplemente auténtico, no solamente está exenta de autoridad simplemente teológica, sino que es en su conjunto reprobable, al menos por estar impregnada del relativismo del pensamiento moderno, puesto de manifiesto en la deliberada ambigüedad de su lenguaje…
    …terminamos nuestra exposición expresando el vehemente deseo que este simposio por los cuarenta años del concilio vaticano II:
    Declare solemnemente la nulidad del magisterio conciliar.

    Porque la ingente multitud de nuestros trabajos ha probado que su doctrina está pervertida por el ángulo que se la mire (…)”.
    ¿Algo mas?
    ¿Que falta?
    El buen "churrasco" lleva de lo necesario.
    Si es posible de dos yemas.

    ResponderEliminar

Comentarios con buena intención no serán publicados.