...

...

martes, 22 de agosto de 2017

FILOSOFÍA ENTRE TONTOS.

Resultado de imagen para J P Sartre imágenesPor Dardo Juan Calderón.
   
A raíz de los comentarios sobre el fragmento del libro de Calderón Bouchet, se me ocurren unas pocas respuestas muy pedestres que exceden una simple contestación a un comentario.


   Los comentarios surgen de una pregunta que es buena, y todos son interesantes e inteligentes, dando pié a una buena conversación y calculo que a un cierto enfado de los más “filosóficos”. Hubo varios que no publiqué, que se quejaban de que el autor tomara la cosa bastante en joda y les pareció “superficial” (no entendieron que la joda, era precisamente demostrar la superficialidad de ese pensamiento).

     Entiendo - en contra de otros - que la filosofía es una herramienta (metafísica, lógica, gnoseología, etc.) que nos permite, en el caso de la “realista” (aristotélica), poder mover la inteligencia por entre el Mensaje revelado, para sacar de él los mayores frutos de entendimiento del cosmos. El Mensaje Revelado es un mensaje a la inteligencia del hombre, y esa “herramienta” del realismo aristotélico, es la que ha dado los mejores frutos para entender las cosas como son, y por tanto como fueron hechas por el Creador.

     No puede ser la filosofía un “camino” que lleva al fin buscado, es decir, al conocimiento del SER, asunto al que no puede arribar por sí misma la inteligencia humana sin el don de la fe. No crean que ni Aristóteles ni Platón estaban errados en este plano, ya que sus esfuerzos, además de filosóficos, estuvieron preñados de una intención teológica desde el principio.

    Nos dice Gilsón que no se puede hablar de una “filosofía” tomista, siendo esta una herramienta de su trabajo estrictamente teológico que comienza justamente allí donde las otras filosofías pretenden terminar, es decir, en Dios, en el Dios Revelado, de donde parte para entender todo.

     Concedo con reservas en que hipotéticamente, algún sistema filosófico podría responder de mejor manera algún punto de esta revelación, pero en los hechos, son las bases aristotélicas las que han dado un resultado más que suficiente y acomodado para entender la creación y desentrañar en la medida de lo posible el “misterio” que se contiene en nuestra existencia. Es remarcable, para los que estén en condiciones, la tarea del Padre Álvaro Calderón sobre la Física más moderna, en la que da cuenta que siguen teniendo vigencia los principios de la física aristotélica dando mejor explicación de los fenómenos que ninguno de los sistemas más nuevos.

     El “tomismo” como escuela, ha demostrado cada vez más su vigencia en todos los planos del pensamiento humano, siendo esta escuela la que da las respuestas más acabadas. Arte, economía, física, política y en fin, todas las ciencias, ganan en desarrollos a partir de la cada vez más probada vigencia de los principios del pensar aristotélico. Principios que aplica Sto. Tomás para pensar la Teología, y que en esto, no caben dudas, dio el máximo de entendimiento posible, nunca jamás superado. Por supuesto que los disciplinados cultores de esta escuela hacen de la mano del Santo y del Filósofo nuevos avances en las distintas ciencias.

    En todos esos avances, siguen manteniendo vigencia los principios, que se siguen mostrando eficaces y sin contradicciones para pensar y dejar el intelecto “pacífico” en sus conclusiones.

    Así como podemos pensar la Física desde otros sistemas (copernicano, galileico, relatividad, etc.), sin embargo todos ellos, aun dando cuenta y mostrando aspectos interesantes, prácticos y útiles, sobre los fenómenos, ninguno puede dar cuenta coincidente y coherente de “todos” los fenómenos, y mucho menos una explicación general y cosmológica como lo da la física aristotélica (si hacemos caso al P. Calderón). De igual manera esto se aplica a otros campos, como la ética, la política, y ni qué hablar, sobre la teología. (Ojo que casi todos estos sistemas se han pensado más por la necesidad de una aplicación práctica en un fenómeno concreto, que por dar una explicación cabal del todo, cosa que se ha hecho después por efecto de la mentalidad utilitaria, y ha llevado a enormes desastres).

    El modernismo es en síntesis el intento de entender y explicar la Verdad Revelada, y por tanto todo el cosmos (las ciencias dentro de él) desde otro sistema filosófico. Desde los sistemas modernos. Y este intento, valiera lo que valiese, produce efectos parecidos a los anteriormente dichos con respecto a la física. Muestran algunas aristas interesantes, novedosas, hacen brillar algunas puntas, pero no dan cuenta del todo, y lo que es peor, no dejan pacífico el intelecto. ¿Qué quiero decir con esto? Están llenos de lagunas lógicas, de contradicciones, de saltos misteriosos, que las más de las veces se “hacen trampa” a sí mismos y contradicen sus propios principios.

    Uno de ellos es el “existencialismo”, que vale por lo de reacción contra el racionalismo, pero que producirá un espíritu “angustiado” en el mejor de los casos, lleno de callejones sin salida y de saltos forzados. En muchos de ellos, hombres de fe, se denotará la ruptura de los engranajes para llegar a las verdades que se tienen desde esa fe, y a las que el sistema no llega por sí mismo sin enormes contradicciones de principios. En otros (Castellani, Gambra, simplemente se han evidenciado ciertos aciertos parciales y se los han asumido desde el Tomismo).

    J.P Sartre es el existencialismo llevado con toda la lógica y sin contradicciones, sin saltos al aire, sin misterios inexplicables, y como un TODO. Él demuestra que ESO, da para para ESTO, y nada más, para una ética del “antojo”. ¿Cómo llegan los otros existencialistas a Dios? Pues dando saltos y haciendo piruetas lógicas, contradiciendo los principios de su sistema. ¡En buena hora! nos decimos, pero estos pensamientos dan lugar a espíritus angustiados y retorcidos, que deben enfrentar la contradicción en sus adquisiciones intelectuales y espirituales. Y siempre están a punto de estallar y salir para cualquier lado. Estas construcciones son mejores que aquella paz que prometía el racionalismo al pretender que con la sola razón explicaríamos todo el cosmos y en él, nuestra existencia, que carecen de toda proyección trascendente y por tanto entendiendo lo espiritual como una especie de enfermedad que debe ser curada por un calculado racionalmente orden político y fundamentalmente, económico (dos guerras mundiales como resultado). En estos otros, lo trascendente se hace no solo mistérico, sino contradictorio y hasta mágico (dialéctico), Dios no se revela en un mensaje inteligible, sino que es un acertijo angustiante,  que en algunos casos busca su salida en una utopía milenarista.

      Hasta ahora (y el mundo se viene acabando) sólo el Tomismo con su filosofía realista aristotélica, ha sido funcional para que la inteligencia del hombre comprenda pacíficamente el Mensaje Revelado y la creación entera. Para que descubra en el orden creado los órdenes éticos, políticos y económicos más equilibrados para una buena vida y que sabe que su perfección se dará en la otra Vida. Al punto que muchos consideran providencial el pensamiento de este griego.

      ¿Por qué entonces buscar otros sistemas? Bueno… aquí el modernismo ensaya algunas razones, y la primordial es que como todo el mundo moderno habla en otros sistemas, si seguimos con este no nos entenderemos con el mundo, es decir que la razón primordial no es entender la razón de nuestra existencia, sino entendernos con los otros en algún lenguaje, por más inapropiado que sea para entender nuestro problema. Lo que le importa a la tendencia modernista es entendernos con los otros y no entender el Mensaje Divino. Es más, llegan a la conclusión que el mensaje divino, es que nos entendamos con los otros, porque a Él, no lo vamos a entender nunca. Humanismo. Babel.

   Veamos que aun en los mejores esta tendencia se muestra. Por ejemplo Saint Exupèry: por más que los otros estén equivocados, yo debo correr mi suerte con los otros por solidaridad (entro con los aliados en la guerra aunque sé que es esa una guerra estéril y hasta mala.Carta al General X) ¿No será esta una argumentación que sigue Montejano?  Trampas del existencialismo de mejor cuño. ¿Debo entrar en la modernidad por solidaridad, o cómo se dice ahora, por caridad? Muchos de buena fe, así lo creen.

   ¿Es el Tomismo una forma conceptual canonizada? ¿Dogmatizada? Pues no, pero sí. Es el lenguaje de la Iglesia y de la dogmática desde hace más de mil años, hasta Pio XII. Y es más, es el único lenguaje que puede sortear el laberinto actual, tal cual lo demuestra San Pio X y en su seguimiento el mejor tomismo.  Claro que hay gentes – y los estuvimos viendo- que consideran que estos mil años de tomismo fueron una lacra, un error, una “sistematización” del misterio, que para permanecer como tal, no debe ser reducido a ninguna explicación inteligente, es “angustia”, “anhelo”, “duda y certeza”; pero no nos equivoquemos, el objetivo es entrar en estos nuevos lenguajes filosóficos, en estos laberintos borgianos en que no se puede salir por arriba y donde sólo queda suicidarse de perplejidad y angustia.

   Otra pregunta: ¿vale la pena andar estos sistemas? Y… hay que ser muy inteligente y estar bien avisado, o se pisa en falso. ¿Castellani pisó en falso? Creo que no. Afirmo que no. Y con su solvencia tomista podía ver hasta las “flores del mal”. ¿Es recomendable para cualquiera? ¡¡Nooo!! No cualquiera redime prostitutas, ni cualquiera escucha las razones del enemigo. Los mediocres como nosotros, damos palos con fe de carboneros.

   Entonces contestemos la pregunta que se nos hacía sobre el existencialismo: Esa filosofía, llevada en su coherencia lógica, es J.P. Sartre, y es para tomársela en joda como bien hace el autor que trajimos. Hacer más, es dar por el pito lo que el pito no vale. ¿Hay algo que debemos rescatar “necesariamente” de ello? ¿Qué aporte algo imprescindible? No. Simplemente la misericordia de Dios que a veces escribe recto en renglones torcidos, que hace que todos los caminos conduzcan a Roma, y que logra que ciertos “perdidos” terminen “encontrados” (como el Kierkegaard) o casi encontrados (como Camus y Saint Exùpery), pero no tienen ni idea la enorme cantidad de perdidos recontraperdidos que hay tras ello.   

    Dejemos de embromar, Dios se Encarna para que lo veamos humano y a nuestra medida, nos da un Testimonio a nuestra medida inteligente, suficiente para calmar nuestro intelecto si es humilde y no soberbio, para conducir nuestras existencias a su fin último, Él obra el Misterio por el que nos viene la Gracia que nos da la sabiduría que necesitamos para entenderlo todo en la medida que hoy podemos, sin contradicciones, con paz en la inteligencia y en guerra con el “mundo”. El cristianismo es optimismo gnoseológico, no hay “angustias”, no es una trampa ni un acertijo, no es un proceso iniciático misterioso ni gnóstico; es un lenguaje llano y directo. Y fuera de él, sólo queda esta porquería, esta rata viscosa, este traidor, que nos descubre Sartre en un arranque de sinceridad y sin los afeites de los otros.    

           

28 comentarios:

  1. Siga asi Don Dardo. Se nota que algun "gen" le toco en el "reparto.
    Algo es algo.
    Atanasio

    ResponderEliminar
  2. Ya salió, como me suponía, un filósofo indignado (lo borré porque sólo denigra), que pretende que yo haga un curso de filosofía (lo que jamás haré) ¿Si aviso que es entre tontos? ¿para qué se mete? Que vaya al INFIP. Ahora bien, si lo que quiere es corregirme por mi bien y por los lectores ¡qué lo haga y lo publico!

    ResponderEliminar
  3. Contesto a su agregado: lo hago porque converso entre amigos, a nuestro nivel y posibilidades. Me interesa un verdadero carajo agradarlo a Ud ni tener en cuenta su opinión. Lea otra cosa.

    ResponderEliminar
  4. No crean que ni Aristóteles ni Platón estaban errados en este plano, ya que sus esfuerzos, además de filosóficos, estuvieron preñados de una intención teológica desde el principio.

    <<<<<

    of course ... ¿o acaso ud no se había dado cuenta que en los Hechos de los Apóstoles hay una frase fácilmente aplicable a Aristóteles y a Platón? y es que en la antigüedad Dios permitió que lo buscaran aunque sea a tientas, pues eso....se refería a ellos sin dudas.

    ResponderEliminar
  5. Dios no se encarna para que lo veamos humano y menos a nuestra medida, se encarna para la restablecer el orden y para Gloria del Padre.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sin duda primero lo uno, lo que no quita lo otro.

      Eliminar
    2. Si lo quita, pues ÉL además de ser Dios se encarnó en una naturaleza sin pecado original, como es el de la VM que al ser sin pecado original su naturaleza es sin las consecuencias de la caída, es decir que no es igual a la nuestra en algunos aspectos, que tal vez algún día puedan comprender. Verdadero Dios y verdadero HOMBRE pero no de naturaleza caída como nosotros, como Adán antes de la caída, y mejor aún pues Jesús y María estaban llenos de Gracia cosa que Adán se ve que no pues sino no hubiera caído.

      La VM tampoco tenía naturaleza caída por lo que su naturaleza tenía un estado diferente a la nuestra, un ejemplo era cuando los ángeles le llevaban alimentos misteriosos, obvio que eran diferentes a los nuestros. Como ya sé lo que me van a responder de antemano les retruco con un jaja.

      Eliminar
  6. La esperanza es propia del cristianismo, no el optimismo que es parte del humanismo, el cual es una herejía.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El optimismo gnoseológico se refiere a la posibilidad que tenemos de conocer las esencias de las cosas y captar la verdad y el ser en las cosas , que se opone al pesimismo gnoseológico - propio del idealismo - que entiende que eso no es posible, que la verdad y el ser se capta en el sujeto mismo, en su propia razón. La fórmula clásica es que el cristianismo parte del optimismo gnoseológico y llega al pesimismo histórico, siendo en aquellos la relación inversa. A lo que usted alude es al optimismo histórico.

      Eliminar
  7. En grano grueso, el post no está mal. Pero le falta una de las "d" de la escolástica (distinguir), subyace como en todos sus escritos un fideísmo galopante, y no puede salir de su endogamia intelectual.

    ResponderEliminar
  8. Sospecho que con la filosofía griega se filtró algo/bastante de paganismo dentro del cristianismo. Además, con la reintroducción de textos de los griegos por la escuela de traductores de Toledo, en el siglo XIII, entró y se difundió de todo, cábala y astrología incluidas. Es cierto que Sto Tomás filtró lo mejor para su teología, pero también de ahí salió un Ockham, un Marsilio de Padua un Nicolás de Cusa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿que parte del que "Dios permitió que lo buscaran aunque sea a tientas" no entendió?

      Eliminar
    2. La entendí, pero no la comparto

      Eliminar
    3. Pero es la Palabra escrita en la Biblia.

      Eliminar
  9. HOMBRE, DARDO, QUE UNA DE LAS TESIS DE ESTE ENTRADA SE DA DE PATADAS CON EL VATICANO I Y HA SIDO SOLEMNEMENTE REPROBADA.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Meta... corrija, no nos deje la duda ¿o sólo quiere dejar dudas?

      Eliminar
    2. Concilium Vaticanum I, Sessio III c. II De Revelatione

      "1. Si quis dixerit, Deum unum et verum, creatorem et dominum nostrum, per ea, quae facta sunt, NATURALIS RATIONIS HUMANAE LUMINE certo cognosci non posse, ANATHEMA SIT"

      Eliminar
    3. Querido amigo, justamente es eso el "optimismo gnoseológico" al que me refiero. La razón humana puede arribar al conocimiento de Dios (vias tomistas) y hasta saber que ese Dios es su principio y su fin, Aristóteles podía, pero no mucho más que eso, ¿cómo era ese Dios? Esto lo íbamos a saber por la Revelación, por ejemplo que es Trino, que nos ama, que es justo y missericordioso. Pero, "existencialmente" ¿cuál es el camino que me lleva hasta él? Este "camino" está cerrado para el pagano y está cerrado a la sola razón. Es un callejón sin salida, veo que Dios existe, pero no sé como me relaciono con él, y al final, es sólo una respuesta angustiante. Ese camino es Cristo en su proceso de Redención de lo humano, y eso, sólo se conoce por la Fe. Pero es más, el optimismo gnoseológico alcanza también al hecho de que toda esa revelación, a la que no podemos acceder por nuestra razón, es sin embargo "razonable" una vez recibida, no es un salto contradictorio a la razón, no repugna a la razón como el Dios musulmán que nos pide cretinadas y crímenes, no es un salto irracional, sino que una vez visto por revelación, la razón dice ¡Ahhh! ¡qué conveniente! ¡qué armonía tiene con todo aquello que he visto yo sola! Aristóteles de el paso de la razón hasta donde la misma llega, y queda expectante de una "comunicación" con ese SER. Cristo reestablece esa comunicación y Santo Tomás demuestra, cuán acordes son uno y lo otro. Como todo eso anterior, ahora gana en certeza, en equilibrio, en armonía racional.

      Eliminar
    4. Y entonces no sólo la inteligencia reposa en sus conquistas y se enriquece, sino que da un salto "eminente", y arriba del conocimiento a la "sabiduría" (don del Espíritu), que es ver en las cosas la causa primera.

      Eliminar
    5. Ve. Ahora distingue.

      Eliminar
    6. Usted es Juan Carlos Zapata, sino la gana la empata.

      Eliminar
  10. Cocodrilo...hágale caso a Juan Carlos mire que alguien dijo:“Consulta el ojo de tu enemigo, porque es el primero que ve tus defectos”.
    Rubén Calderon Bouchet

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hija... con el ojo del enemigo sólo hay que dar trompadas. Mire el ojo de quienes la aman bien o terminará en el psiquiatra.

      Eliminar
    2. ¿podemos deducir que corregidora confiaría en el ojo de satán?¿acaso satán no es el que quiere tu perdición? ¿en que momento satán te ayudaría a ver tus defectos para que mejores y vayas a Dios?? te podrás ejercitar en las virtudes con las oposiciones del diablo pero de ahí a que éste te lleve a Dios no lo creo.

      ..... hace poco escuché, por ejemplo, a un musulmán comentando que el enemigo o diablo con la tentación te ayuda a ir a Dios, cuando me parece que el Espíritu Santo es el que mejor te puede señalar los defectos, pero como los musulmanes no creen en el Espíritu Santo tienen que darle el crédito al enemigo.

      miren estas dos opiniones.
      <<<<<<<<<


      Niurca
      Más bien ignora el ojo de tu enemigo

      porque éste verá defectos en todas tus virtudes; tus cualidades son para él desafíos e incapaz de emularlas tiene que rebajarlas

      Aura_mex
      Cierto, es muy cierto

      Como ya dije anteriormente tu enemigo es tu mejor amigo, es el que mas te conoce, sabe lo que amas , y lo que temes, conoce tus virtudes y tus defectos, y curiosamente te ayuda inconscientemente a superarte a ti mismo...
      http://www.frasedehoy.com/frase/381/consulta-el-ojo-de-tu-enemigo-porque-es-el-primero-que-ve-tus-defectos

      el segundo es errado pues tu enemigo no es objetivo desde el momento que te odia.

      Eliminar
    3. Bueno... ya fuera de chistes, ambos consejos tienen algo de verdad y algo de mentira. Cuando uno tiene un enemigo inteligente, hay que sopesar que el curso de sus ataques rumbean por nuestra debilidades; cuando es un bobo no hay que ni pensar en él. Es cierto también que quien no recibe ataques, no se fortalece, y aún las críticas insidiosas, si uno tiene buen temperamento y fortaleza, pueden servir para mejorar, y en otros, derrumban (que ese es el verdadero objetivo). A mi la verdad es que no me joden, y la más de las veces no me sirven, las que suelen ser las más dolorosas y las más positivas, son las críticas de los que te aman. Pero el amor humano es también un arma de doble filo, y hay que desconfiar. Yo les digo como Gambra, he querido decir lo que el Magisterio de la Iglesia dice, y si en algo he fallado, soy el primero en receptar la corrección.

      Eliminar
    4. Error, la VM no se fortaleció ni un miligramo por los ataques del enemigo, sino por ser LLENA DE GRACIA.

      Eliminar

Comentarios con buena intención no serán publicados.