...

...

martes, 12 de diciembre de 2017

ARA SAN JUAN

Por Dardo Juan Calderón.

La jueza trabaja con la hipótesis de que el submarino no sea encontradoLA MÍNIMA SEÑAL DE VITALIDAD NACIONAL DEBE SER BORRADA.
    La Argentina murió el 3 de febrero de 1852, hasta allí vivió como pudo, en las peores condiciones, pero estaba sentenciada. Las más efectivas medidas para que “fuera”,  ya tenían planeada su muerte. Sus verdaderos progenitores la concibieron en una relación furtiva y la pensaron para traicionar su herencia, y aunque se corría el peligro de que la nobleza de su origen pudiera producir una reacción genética que la librara de este destino marcado de traición,  dichas reacciones siempre pudieron ser abortadas de manera conveniente.

    Algunos entenderán que esta “traición” era contra la madre que la parió - y aunque también lo fue -  el virus inoculado la predisponía especialmente para una traición a sí misma, era como un SIDA (y se contrajo de manera parecida), asunto que se hace evidente porque aquella madre había contraído el mismo virus. Los grandes hombres que se hizo creer que la fundaron, eran simplemente unos actores secundarios que no veían la hora de que alguien se haga cargo de un asunto para el que no habían nacido ni daban la estatura; querían volver a sus almacenes o seguir cumpliendo las mandas de sus salarios. Sus mejores próceres fueron los que,  sin ocultamiento, despreciaron una condición independiente e hicieron todo lo posible por talar cualquier iniciativa que saliera de su reflejo noble. La única libertad que se le ha permitido ejercer por momentos, es la libertad de sus vicios, cortas fiestas en las que se dilapidaron los momentos de vacas gordas a manos de algún desbraguetado caudillejo que encarnó los ideales tangueros de una chusma mistonga a la que se le quiso hacer creer que era un “pueblo”. El “punto” engominado, con su “buena mina”, un par de trajes de casimir inglés y su concepto de patria que se consagraba en el “bulín”.  
   Pero a pesar de todo este desagradable diagnóstico, como en aquellas viejas familias venidas a menos,  cada tanto, en este país de ciegos, sale un tuerto. Las historia es vieja, cuando sale el tuerto se producen enormes desbarajustes repentinos, y luego, los ciegos lo cuelgan o lo crucifican. Uno de los errores más comunes es creer que “La Argentina” es la que produce estos fenómenos anormales o extraordinarios  y pretender que esta “producción” habla o puede hablar de un mañana mejor; pero no es así, la Argentina es una máquina pensada y diseñada para aniquilar sus mejores productos, hacer tabla rasa con una cuchilla afilada. Más claro… cada argentino extraordinario, si no toma la precaución de rajarse, lo van a hacer mierda. Aún en campos técnicos y sin entrar en valoraciones espirituales, una Vidal y un La Reta, hicieron suicidar a Favaloro; no podían soportarlo. El CONICET le da de comer a miles de mediocres, los dos o tres que tenían genio fueron expulsados. La Argentina no es la que produce esas “flores en el barro”, eso viene de una genética mucho más vieja. La Argentina es la encargada de aniquilarlos. En todos los planos serán los mediocres los abanderados;  toda señal de grandeza será aplanada.
   Es cierto que ya Renán había hecho este diagnóstico de la “Democracia”, un “sistema de selección al revés”. Pero la Argentina lo mantuvo aún en las dictaduras, es su esencia fundacional, la mediocridad es su destino marcado. No hubo pelotudos más grandes que nuestros dictadores militares.
  A ver si nos entendemos: somos un pueblo de mierda. Demostrado de sobra en la elección de su “primer trabajador” y que concitara la más alta adhesión de toda su historia.  Si alguien se siente insultado, o cree que esto no se puede decir a las juventudes, me importa un higo. Si van a salir con todos los valores que han nacido en esta tierra, tengan presente que lo han sido muy a pesar de ella y que todos han sido traicionados y barridos de la faz de su historia. Siempre han sido cuerpos extraños que han sido atacados y vomitados por el sistema inmunológico del mediocre charlatán que es la esencia del ser mismo de este pueblo, si es que se puede llamar pueblo a esta chusma rejuntada. Si se tienen títulos y honores en este País no duden que el tipo no vale nada, y el que quiera obtenerlos, haga el cursus deshonorem que demuestra su constitutiva mediocridad. Tal es el grado de especialización en la mediocridad que cuando el mundo y hasta la Iglesia buscaron hombres y mujeres de mierda, que encarnaran el tipo del plebeyo mediocre que necesita la publicidad para deshacer las instituciones más egregias, eligieron un argentino destacado. El argentino no traiciona como Judas, no lo hace sabiendo que traiciona al magnánimo, lo hace porque considera que la grandeza es boba, toda alma superior es una gilada.  
   Ahora bien, salen y siguen saliendo estos seres extraordinarios, y todos lo saben. No hay un rincón del mundo donde un argentino que logró salvarse y rajar, no esté jugando un buen papel. Uno de los jefes del equipo que quiere llegar a Marte con sede en Alemania, es argentino, y así miles de casos. Decía Guido Soaje que el único País fuera de Europa que tuvo filosofía, fue la Argentina. Repito que el mundo sabe de estos exabruptos. Malvinas era una trampa preparada y hubiera sido un paseo de fácil solución para los ingleses si tomaban en cuenta la calidad de sus dirigentes y hasta de sus generales, pero sabían de esas individualidades que podían surgir y hacerles pasar un buen dolor de cabezas, y aún avisados, se sorprendieron.                      
   La empresa argentina debe ser fácil y jugosa, rapidito. Tenemos la mitad del territorio abandonado porque es incómodo, lo han comprado los ingleses y hasta coreanos, se lo pueden llegar a quedar una banda de rotosos que se dicen indígenas. A nadie le importa. Tenemos un mar continental que explotan las internacionales de la pesca pero nosotros comemos carne, y del lomo. Entran cinco mil buques factorías de distintas banderas y no tenemos un avión, ni un barco, aunque seas para cobrar peaje. No tenemos flota pesquera, tenemos el salón Kirchner. La vida del marino no es para argentinos, conviene más vender ropa de contrabando. En fin, ya sabemos esta historia. Los ingleses compran por una millonada de dólares un escudo misilístico en Malvinas, lo instalan y tienen tres submarinos patrullando. Son medio idiotas.
   Todos felices. Pero… un grupo de tarados pelean quince años para acomodar un submarino, viejito pero bueno,  robando de los vueltos, sin que lo noten los jefes, con repuestos usados, “per codere”, seguro que algún argentino tarado se dijo “voy a dedicarle quince años a esto, ¡y voy a tener un submarino!”. Y lo tiran al agua. ¡Y anda! ¡Y anda bien!  Nadie sabe para qué corno sirve. Hasta la perfecta pelotuda corta la cinta “¡Pato al agua!” y que lo chicos se diviertan, después de todo, “¿a quién le jode?” son unos marineritos jugando a la batalla naval. Eso sí, ¡sin torpedos!  Cuando sacan las cuentas no se había gastado mucho más que lo que llevaba en un bolso uno de los chorros de turno y que era el vuelto de una obra pública que no le servía a nadie. Hubo que soportar que alguno, aún de la magra partida, se llevara unos mangos. Pero dale.
  Los cinco mil buques que pertenecen a vaya saber quién, con diferentes banderas, que están pescando en el mar continental argentino con total desparpajo, y que probablemente además sus capitostes están contratando alguna obra faraónica con el cabrón mediocre de turno que nos gobierna y los aloja en el Llao Llao, se enteran que hay un submarinito dando vueltas y se produce un diálogo que nos imaginamos:
   “Che… ¿qué pasa con ese submarino que anda por el atlántico sur?”.
  “Si el que lo comanda es la misma mierda que los que tratamos en los negocios, no hay problema. Pero… ¿y si no?  ¿Y si una vez en el agua, dueño de su decisión, se le ocurre hacerse el héroe y aplica la Ley internacional y nos caga un día de pesca? ¿O un buque factoría? (podría costar miles de millones)”.
   “A ver… preguntá a los especialistas ¿puede hacer daño la lata esa?”.
    “Don Billetón… me llegó el informe, dice que si el comandante del submarino es como al Almirante, no hay problema. Pero los Almirantes nunca se subieron a un submarino, están lamiendo culos en sus oficinas desde chiquitos. Se corre el peligro de que, si quiso subirse a un submarino poniendo gasoil de su bolsillo, se parezca a esos otros que si hubieran tenido tres exocets más le bajaban la mitad de la flota de la OTAN. Que sería bueno que no hubiera un submarino en esas aguas, y menos en manos de tipos que uno no sabe con qué te salen. ”
   “¿Qué sabemos del Comandante?”
    “No mucho… pero quería andar en submarino. Lo normal es que quisiera una agregaduría en alguna embajada para hacer contrabando. Esto nos despista. Debe ser un tipo del que no hay que fiarse”.
    “Y la lata, ¿es de temerse?”
     “Y… estos hijos de puta por ahí se bajan un portaviones con un avión de la guerra de Corea y una bomba que la tiran con la mano, como cuando juegan a las bochas”.
     “¡Pero tendrán sus órdenes!”
     “Si… pero luego están solitos, cortan la radio y se mandan la individual. Las órdenes son de palabrita  y con los Almirantes, la ley sigue escrita y lo normal es que los mandos medios desprecian a los altos, y los altos no se atreven a ser muy claros porque los mandan a la mierda. No vaya a ser que este tipo se crea que es el sheriff de los mares argentinos y nos haga un pedo”.
    “¿Vos que decís? ¿Charlamos… o lo mandamos a pique? Lo segundo sería un quilombo”.
     “Si charlamos se va a filtrar, es más, se van a avivar, ¡los de arriba ni saben lo que puede significar para nosotros este juguete!  Por otra parte tienen otro submarino en arreglo. Mandarlo a pique no es mucho quilombo si se hace bien. “¡Que parezca un accidente!”. No tienen manera de investigarlo. Nos van a llamar a nosotros para hacerlo. Las condiciones en que estos tipos sacan una máquina da para justificar un accidente ¡miráles los trenes!. Encima difamamos los talleres y detenemos el arreglo del otro. Hay un chanchullo que hicimos con una empresa nuestra y que lo podemos demostrar. Rajan a todo el taller y necesitan otros veinte años para que se acuerden lo que aprendieron arreglando este. Por otra parte, se van a sentir aliviados de no tenerlo, nunca fue una decisión política, son esos exabruptos que se producen en esa republiqueta y cuatro gatos locos terminan incomodando a todo el mundo. ¡¡Lo hicieron con quince palos de mierda!!  y un día sin pesca son mil palos. Ni te digo con aquel barco que hubo que hundir hace unos años y que nos costó un platal ¡por un lanchón de mierda! ”.
   “¿Por qué lo hundimos? ¿Qué bandera tenía ese?”
   “Creo que China. Era mejor hundirlo y cobrar el seguro que tenerlo en un quilombo de papeles internacionales dos años en puerto. Claro que a la aseguradora inglesa no le gustó nada y no podemos repetirlo”.
   “Ahora que decís “ingleses”…. ¿no les interesaría?”
    “Es buena maniobra para cualquiera… pero pregunto…”.
                        -----------------------------------------------------------------------------------------
  Espero que todos aquellos que colaboran de buena fe (para que no haya baches en las calles, o funcione el internet, o salgan dos decretos bosteros para que el aborto se haga por técnica médica y no por ley, que administren el moridero del ANSES, o que mantengan aceitada la máquina de soborno judicial desde las mesas de entradas) ; sepan mantenerse ordenadamente en la inmunda mediocridad, inflen globos amarillos o canten la marchita, y no se les ocurra nunca hacer nada útil ni noble, si no, cuanto más, el “mal menor”. Que hagan bien los deberes y ahorren unos pesos para visitar tierra santa a fin de año (Miami, se entiende), o si les da mucha vergüenza esto último, hagan de peripatéticos en la sierra cordobesa y encarguen al compañero de escritorio que les traiga el I Pod. Vayan a Misa los domingos y descrean de las conspiraciones. Que por favor, no cometan ningún exabrupto y cobren puntualmente su salario. Hagan buenas monografías sobre la nada y reciban sus becas. Ordenen el tránsito.
   Pero ante tanta bajeza e hijoputez, tolérenme este minuto de desprecio que he pagado no existiendo. En medio de esta pena enorme (en la que no puedo entregarme, ni voy a entregarme), no tanto por la muerte de los que serán bien pagados, sino por la vida de los que quedan en esta penosa hoguerita de vanidades y con los que tengo el disgusto de compartir un país condenado sin remedio, que suma  día a día una nueva infamia mientras sigue babeando y bailando por un sueño lúbrico. Lloro un segundo bajo la higuera, pero me voy a mis asuntos, sintiendo a mi vez el merecido desprecio que nos lanza a todos aquel afortunado submarino, símbolo patente de nuestras escasas mejores intenciones.
   Como en una sentina, los más sólidos seguirán flotando.      
  
  

      

8 comentarios:

  1. No está solo amigo, en ese pensamiento y en ese sentimiento.
    Cuanto más se piensa, más lacera.
    Es nuestro Calvario.
    La Patria pensada y desencarnada es nuestra cruz.
    Es nuestra cruz clavada en nuestra tierra pisoteada por una nauseabunda piara enfiestada.
    Existe y espera, es nuestra la guerra, de Él el triunfo.
    Sigamos en el Buen Combate, falta poco, erguíos.
    Ramón I Agüero

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. http://catapulta.com.ar/?p=4697
      “El pasado 14 de noviembre la alcaldesa de París, la socialista Anne Hidalgo, junto a los ex ministros del Interior y también militantes del PS, Manuel Valls y Jean-Pierre Chevènement, entregó a Inna Shevchenko, cabecilla de Femen, un grupo feminista violento y furibundamente anticristiano, el “Gran Premio Internacional” otorgado por el supermasónico “ Comité Laïcité République”. (Su presidente es Patrick Kessel, antiguo Gran Maestre del Gran Oriente Francés)

      En su discurso Anne Hidalgo dijo que “Shevchenko es una magnífica personalidad laica que defiende los derechos y la emancipación delas mujeres”


      http://www.medias-presse.info/collusion-anticatholique-anne-hidalgo-manuel-valls-et-les-francs-macons-reunis-pour-honorer-les-femen/83492/

      (En la foto, “ la magnífica personalidad laica” derriba una cruz)

      ANEXO ARGENTINO

      Uno de los anteriores premiados por el Comité fue Jorge Clavero, actual Gran Maestre de la Masonería Argentina y militante de la Unión Cívica Radical. http://www.laicite-republique.org/+-jorge-clavero-+.html

      Preguntado acerca de cómo se inició en la masonería, Clavero respondió:

      “Desde joven quería hacerlo pero no podía porque en ese tiempo había que tener algún contacto para ingresar, no estaba tan universalizada la institución. Después escuché a dos personas en el partido que militaba (UCR) hablando de masonería. Los interrumpí y les dije que quería ingresar y me llevaron. Entré a principios de los 80”. http://www.mdzol.com/nota/276275-masoneria-en-primera-persona-hemos-formado-parte-de-todos-los-gobiernos/

      Eliminar
  2. No me quiero pasar de rosca porque soy medio afecto a andar descubriendo conspiraciones, pero para mi al ARA San Juan se lo bajaron o Chinos o Ingleses, y todo los países "solidarios" que los están buscando vinieron rapidito para asegurarse de que eso no se sepa.
    Coco

    ResponderEliminar
  3. Y le digo más, el Gobierno Argentino está contribuyendo a tapar el tema para mantener las relaciones que viene llevando con Ingleses y Chinos, lo que en criollo se llama una traición.
    Coco

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo ayer no lo sabía, hoy ya se sabe que el ARA San Juan estaba siendo seguido y triangulado por dos fragatas chilenas y un helicóptero inglés. El tiro final fue de un submarino inglés.

      Eliminar
  4. El logro por la desargentinización de la Argentina -Caseros y Cepeda en adelante- supone el llanto. Sin embargo, "el que ama al hermano que ve" ama a Dios y hace Patria Futura, la verdadera, la del Reinado Parusíaco aquí en la Argentina, porque "habrá Cielos nuevos y tierra nueva" después que Vuelva sobre las Nubes del Cielo a Juzgar a vivos y muertos y su Reino entonces no tenga fin. Sin Fe no se entiende al mundo mundano concreto en el hedor de las ideologías y vicios, y con Fe se llora la destrucción del plan divino, y se Espera. Resistir, Cristo está ad portas... Y hasta muchos judíos gritarán ¡Viva Cristo Rey!

    ResponderEliminar
  5. La hipótesis es absolutamente lógica. Pero lo más triste, es que todo esto se veía venir y nadie hizo nada.
    Justo en estos días estoy estudiando para un final de Derecho Internacional Público, y me llamó la atención un Tratado que firmaron Argentina y Gran Bretaña en febrero de 1990, en Madrid.
    Me voy a extender un poco para ser más claro.
    En Junio del 82, nuestras FFAA habían perdido una dura batalla con Gran Bretaña y sus aliados de la OTAN, pero la guerra se perdió definitivamente cuando los hijos de mil puta de Menem y Cavallo firmaron el Tratado de 1990. Con ese tratado perdimos todo derecho sobre las islas del Átlantico Sur. Con la firma de ese acuerdo de mierda, los referidos hijos de puta y toda la otra sarta de hijos de la misma puta democracia que los sucedieron, regalaron la soberanía de la superficie, lecho y subsuelo marino correspondiente a nuestra plataforma continental.
    Con el Tratado de Madrid no sólo perdimos derechos políticos y económicos, sino que dejamos librada, a la buena de Inglaterra y sus aliados, la defensa nuestro mar austral. A partir de febrero del 90, el gobierno argentino se comprometía a dar aviso al Reino Unido de todo movimiento y traslado de fuerzas aéreas y navales en el Mar Austral Argentino. Se obligaban a no movilizar buques ni aeronaves sin el consentimiento británico.
    Por esto es que me parece totalmente viable que haya pasado algo como lo barajado en esta entrada. Tal vez el ARA San Juan, en un momento de patriotismo, se pasó por las bolas toda esta basura y quiso defender nuestra soberanía. Tal vez descubrieron algo que no podía salir a la luz. Tal vez algún usurpador inglés lo quiso intimidar y se le fue la mano. Tal vez no se había efectuado el correspondiente aviso y tomaron represalias para que no vuelva a pasar. O tal vez, lisa y llanamente, lo liquidaron porque podían. En definitiva, creo que nunca vamos a saber bien lo que pasó. Los medios de desinformación se van a encargar de contarnos únicamente lo que sus intereses le indiquen.
    Pero lo que es seguro, es que esos 44 patriotas, defensores de nuestra soberanía nacional, murieron como consecuencia de los infames dirigentes políticos que gobiernan esta patria moribunda. Murieron porque hay más subsidio para agrupaciones defensoras de derechos humanos y de intereses "indígenas" que presupuesto para las fuerzas armadas. Murieron porque este país de mierda se moviliza más por un par de mugrientos que se dicen mapuches, que por quienes entregan su vida por la patria.
    Pero así son las cosas en estos días. El año que viene, vemos el Mundial y nos olvidamos de todo. Creemos que un Messi es quién nos representa. Que un Mascherano es un héroe. Y así seguimos comiendo del pan y disfrutando el circo democrático.

    Bernardo Calabrese

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Con sorpresa, estamos asistiendo a un sinfín de actos, adulaciones y publicaciones en honor a la trayectoria del ex presidente Raúl Alfonsín, quien se consagrara como tal en diciembre de 1983.

      Poseedor de una oratoria tan enérgica como insustancial, su discurso demagógico no exento de notable habilidad para arrancar encendidos aplausos de la muchedumbre, durante su campaña recolectora de votos en 1983, supo embaucar a una multitud que, horrorizada por la lista que, por entonces ofrecía el peronismo, volcó sus preferencias por el presunto mal menor.

      Tras ganar las elecciones, Alfonsín, lo primero que hizo al asumir, fue llevar adelante un revanchismo contra el gobierno cívico-militar saliente (cuyo golpe de Estado, en marzo de 1976, fuera apoyado y aprobado por la UCR , la cual comandó 310 intendencias, durante el gobierno del presidente Jorge Rafael Videla), impulsando un juicio a las cúpulas castrenses a través del decreto 158/83 (atropellando la independencia del Poder Judicial), cuya letra, además, contenía la condena en el decreto mismo.

      Maliciosamente, toda su revisión sobre el pasado (a la sazón bien reciente) fue impuesta a partir del 24 de marzo de 1976 y no se revisó una coma de todas las responsabilidades y felonías cometidas tanto por el terrorismo subversivo como por la partidocracia, antes de dicha fecha.
      http://www.alfinal.com/politica/insolitohomenaje.php

      Eliminar

Comentarios con buena intención no serán publicados.