...

...

lunes, 26 de febrero de 2018

SALIR DEL POZO.-

Resultado de imagen para imágenes de un pozo visto desde adentroPor Dardo Juan Calderón
    Cuando uno deja la lectura de los comentarios críticos sobre la Veritatis Gaudium de Don Antonio Caponnetto, más allá de que existe en muchos la tendencia de experimentar ese “dolor indescriptible” del que habla el autor - dolor para el que algunos no somos muy propensos (y tendemos más al improperio) - lo que seguramente todos sentimos es una necesidad imperiosa de darnos una ducha urgente y bien rasqueteada, olvidar a la mayor rapidez posible lo leído y volver a nuestro diálogo cotidiano con el Buen Dios. Dolernos de nuestras culpas y pecados, alegrarnos de Su generosidad e Infinita misericordia y saber que nuestra salvación y la de los que amamos no tiene que pasar por ninguna de estas horripilancias sino por una experiencia amorosa.

   No quiero decir con esto que esté mal que alguien con la suficiente capacidad y serenidad no tenga que leer estas porquerías y dejarnos documentado su análisis por si hace falta tenerlo a mano, como también es necesario que exista el bioquímico que haga un análisis fecal y nos puede con eso salvar la vida; pero terminado el análisis hay que tirar la mierda por el inodoro, lavarse bien las manos y salir a compartir una buena cena con los amigos. Es cuestión de especialistas, pero para nosotros, el común de los mortales, es suficiente con la hoja del análisis, que la caca no nos hace falta ni podríamos sacar nada útil de ella.
    Y sí, creo que lo más saludable es no pensar ni un minuto más en las cosas de Francisco y sus fétidos vapores. Dar vuelta la cara, buscar algún remanso de buenos sacerdotes y dedicarnos a nuestra alma, pues este seguir revolviendo mierda nos va a quitar el gusto por los buenos manjares. Sobre todo aquellos que no estamos prolijamente preparados para enfrentar esta avalancha de detritus que en sí mismo, son – como bien dice Don Antonio- una burla soez para llevar la confusión, pues  los documentos son un rejunte de imbecilidades remanidas, un ajetreo de simios jugando a ser intelectuales.
   Y aún más allá, este consejo debería aplicarse desde el Concilio Vaticano II a esta parte, pues ya pronto saldrán a festejar los no sé cuántos años de alguna encíclica del mal …. de Pablo VI, con la buena intención de contraponerla  a los amores de Leticia, y será una vez más el revolver mierda con dulce leche. A ver si me explico, aquellos ocultaban la filosofía alemana con una buena ración  de moral tradicional, todo bien revuelto, y los buenos católicos conservadores la engullían a cucharones, pues, para un conservador nada es malo hasta que tocan a su puerta, o a la puerta de su culo. Lo de Francisco ya no viene revuelto, viene marmolado, Hegel y Santo Tomás son parte de la misma vianda en partes indivisas y ya en forma expresa, y en breve ¡sólo habrá mierda!
    Por varios lados los hombres se preguntan qué se puede esperar en el futuro, ¿quién vendrá después de Francisco?, o aún peor ¿QUÉ vendrá después de Francisco? Y desde cierto punto de vista es fácil contestar. Esto, en términos macro estadísticos, va a ir peor, sin duda alguna. Cuando una civilización entra en decadencia, no para hasta tocar el fondo, la historia no ha fallado nunca en esto. La Iglesia, una vez entrada en el proceso revolucionario desde el Vaticano II, seguirá su proceso, con avances, detenciones y pequeños retrocesos, al igual que la Francesa. Nada para asombrarse, como de ninguna manera es asombroso Francisco por mucho que así les parezca a los medianos (vean el artículo de Adelante la Fe “¿Obispos Alemanes? Pablo VI y Juan Pablo II ya permitieron la Comunión a los Protestantes”).
     Pero las almas de los “elegidos” serán cada vez mejores, serán extrañamente mejores, se vienen las almas más brillantes de todos los tiempos y ya se están viendo.
     Lo que hay que evitar es el “asco”. Los hombres pecarán de una manera masiva e inédita, el descabellado descontrol liberal que ya es de vieja data, verá sumada la falta de definición del bien y el mal por parte del Magisterio de la Iglesia al grito de que dogmatizar y definir es tomar por niños a los evolucionados hombres del siglo (nunca será “oportuno” decir la Verdad, como hacen ver los Muchachos de Infocaótica o Wanderer), el resultado va a ser – y está siendo- demoledor. Las bajas van a ser enormes y cercanas, muy cercanas. “No saben lo que hacen” será más vigente que nunca, porque nadie está para decirles lo que se debe hacer. No hay autoridad ninguna, no se reconoce autoridad alguna. Y todo este asunto vamos  a tener que tomarlo sin tanto aspaviento. Dios juzgará.
   Los buenos curas tendrán que fortalecerse para no morir de asco por la decadencia de sus fieles, y los buenos fieles lo mismo con la debilidad de sus curas. Los padres con los hijos y viceversa, los maridos con sus mujeres y también al revés. Nuestros amigos caerán como piedras. Los astros tambalearán (las grandes jerarquías) y las estrellas caerán por millares (sacerdotes), un tercio de la humanidad morirá (el pecado mortal en los “perplejos”). Y los que queden fieles serán la más grande gloria de la Iglesia peregrina en toda su historia. Pero apenas si lo notaremos, un cura casto y célibe (que resista a las lindas en el circo de la sensualidad) será una gloria mayor que aquellos que resistieron frente a las fieras en el circo romano. Un teólogo sin fisura - al que nadie escuchará, leerá o sabrá que existe - será mayor que Santo Tomás. Unos padres que no escatimen la generación y sea pasablemente honestos, que se amen con paciencia, serán más grandes que los padres de Santa Teresita o San Bernardo.
   Claro que habrá que ser muy comprensivo con todos los que van cayendo por culpa del vacío de las jerarquías políticas y religiosas, pero a la vez habrá que estar muy sereno para alejarse de ellos, sin pensar en apostolados concebidos mediante un lenguaje que resulte potable para sus almas diluidas. Habrá que ser muy claro y acertórico en nuestras puestas, pues siendo el mal de este tiempo la confusión de las inteligencias, no podemos darnos el gusto de no ser precisos. El auditorio nos deformará cuando queramos rebajar la verdad a lo que ellos pueden aceptar por el momento, la verdad no es un producto que se obtiene desde lo natural, sino desde lo sobrenatural. La defensa del orden natural  limitado a lo natural ya es una batalla perdida, hay que dar testimonio de lo sobrenatural. Ante un mundo y una Iglesia que ha declarado imposible e impensable el vivir bajo la Ley Divina, el único apostolado es marcar que sí lo es, y que puede ser alegremente vivida esta obediencia. Por ejemplo: toda discusión sobre el aborto en términos naturales es tiempo perdido, todo argumento en este plano no tiene objeto y es contraproducente. No se puede dialogar con un mundo con el que ya no compartimos un idioma, el idioma cristiano del valor del sufrimiento y el sacrificio con su premio de amor; sin esta clave interpretativa, no hay entendimiento posible.
   Tendremos que compartir la mesa con un divorciado, un rejuntado, un homosexual, una cortesana, una que abortó y, con una sonrisa, dejar de rebatir sus errores con “razones”, sino mostrarles la locura de la fe, y hacerles ver que ese espejismo moderno de una vida llena de amor, sólo es posible con el Dios Católico. Hay que amar a los nuestros de una manera escandalosa y hacerles ver que no dejaremos que empañen ese amor ni con sus inmundicias, ni con sus pusilanimidades.          
  El único argumento frente al aborto que los dejará callados, es que amo a mi mujer, amo al fruto de su vientre, amo a mis hijos y a los amo porque Dios me los ha dado para que se los devuelva a una Vida plena de felicidad. El peor de los argumentos es tener cara de braguetas, estar aterrados, estar doloridos, abrumados y abochornados.
     El católico aterrado no digo que no esté viendo el cielo, pero lo ve desde el fondo de un pozo. Un pequeño círculo allá arriba en esta cueva llena de alimañas. Hay que salir del pozo para gozar de todo el horizonte, pues a ese pozo entramos en seguimiento de ellos, de los réprobos o de los perdidos, sólo Cristo puede bajar y rescatar desde el infierno. La vida es una hermosa aventura al aire libre cuando salimos de ese pozo. Todas estas prédicas de los apóstatas, improvisadas para la confusión de los simples y el desconsuelo de los fieles, no deben mellar nuestra alegría y si así lo hacen, pues hay que descartarlas y tirarlas a la basura sin leerlas y aprovechar el tiempo con alguna novela ejemplar y aún picaresca. Así como unos vieron en Cristo lo que quisieron ver los Santos del Antiguo Testamento, nosotros estamos viendo lo que los Santos del nuevo quisieron ver. Los tiempos de la zaranda, donde robarse el cielo es más fácil que nunca. Toda capilla hodierna debería tener erigido un altar a San Dimas.    


   

9 comentarios:

  1. Muy bueno. De hecho ya estamos viviendo en gran parte así como lo describe el artículo. Caída de astros y estrellas, trato diario con concubinos y abortistas que presentan su vida como normal o como una "opción" democráticamente respetable, etc, etc. Es muy, muy difícil, abstraerse de todo eso. Y para los curas, ni hablar. Quienes tenemos hijos e hijas consagrados, pensamos en eso todos los días.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. lif-shit fein corral diario el litoral GENOCIDAS!

      Eliminar
  2. Muy bueno!! muy consolador....esta duro el pozo....y la soledad....y la confusión.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Nada que muy bueno... hay que tomarse unos wiskies (¿se dice así?)

      Eliminar
  3. https://www.youtube.com/watch?v=eQ0fZFqJcGY
    no podés petronilo jajajajaj

    ResponderEliminar
  4. Es cierto lo que Ud. dice, pero siempre le queda a uno la duda de hasta dónde admitir el rejunte y dónde cortar la cosa. Siempre ronda el miedo de que el andar haciéndose el amplio temine redundando en un mal ejemplo para los gurises, que, confundidos, pueden llegar a pensar que al fin y al cabo esas desgracias y depravaciones no son tan malas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo que más resulta, al revés de lo que aconseja el curete de más arriba, es dejar dichas y claras nuestras creencias, nuestra fe pura y dura, y no dialogar con el diablo en sus términos naturalistas. "Mire, no quiero odiarlo, pero yo tengo una Ley divina que dice esto...". Marcar lo de uno con tranquilidad y no entrar en diálogo, que el otro sepa y sienta esa enorme distancia en esos puntos.

      Eliminar
  5. No le dé ese consejo a un Mihura!

    ResponderEliminar
  6. miren este comentario increíble
    como por leer al marxismo quedan con mentalidad antropocéntrica tan similar al vaticano dos.




    luis aguilar castañeda
    luis aguilar castañedaHace 1 día
    Saludos desde Mexico: Soy catolico; Trato de serlo,porque amo a la familia, Tuve suerte de Haber sido adoptado por una mujer,quien me encomendo a nuestra señora de Guadalupe todos los domingos, hasta que ella fue llamada a la presencia del Sr.Era una mujer de Fe, solida en sus conceptos, A lo largo de mi vida sucedieron cosas, estudie primero Marxismo, y creo la obra de ese Sr tiene mucho de rescatable y lo he defendido ante las doctrinas capitalista y neoliberales que ya han dado demostraciones, que son quiza aun mas nefastas que cualquier comunismo y tengo la fuerte impresion, que nos conducen hacia una forma de economia tipo medieval; o sea esclavismo... !Esto se ve cada ves mas claro no solo, En Mexico, Sino en la mayor parte de la America Latina. !Ya no soportamos mas esta situacion y por lo que veo, En Mexico se acaba de decretar "la ley de seguridad interna" un eufemismo de La ley marcial, y es un flagelo para todo el pueblo,..........!No, solo es el gobierno con su corrupcion sino, tambien con terremotos y otras calamidades como el narcotrafico, etc, etc, Estuve estudiando tambien filosofia hinduista y algo aprendi de eso; Como que es una version hinduista del Judaismo, despues me meti con los protestantes, Y oh sorpresa,empese a estudiar la biblia de lleno, pero mientras mas estudiaba mas cuenta me daba del error en que estaban, me di cuenta posteriormente, que mucha gente ahi a pesar de engaño y de la manipulacion mental amaban a Dios y por todo lo antes expuesto me identifico con lo que dice ..(LÉASE el FALSARIO); !!No me importa quien eduque al niño, protestantes, budistas, musulmanes puesto que todos buscan a Dios!!! Pero hay cosa que resultan !INADMISIBLES!y que resultan francamente hereticas y contrarias a la fe y se puede detectar matices de la filosofia de "Federico Nietzhe" cuando dice que: "Que seria Del sol sino tuviese a quien alumbrar y quien le adorara" O segun sus palabras "Que seria de Dios Sin Nosotros" Sin olvidarTampoco su enciclica "Amoris letitia". Que es una contradiccion clara al santo evangelio.
    Mostrar menos
    Responder 2
    https://www.youtube.com/watch?v=DE_1mc7To4A

    El Compromiso del Laico N°04 - UNA VOZ INCLAUDICABLE CONTRA LA LEGALIZACIÓN DE LA MASACRE
    CanalTLV1

    .

    católico..... ouh yeah!!!

    ResponderEliminar

Comentarios con buena intención no serán publicados.