...

...

miércoles, 28 de febrero de 2018

ABORTO: TESIS, ANTÍTESIS Y SÍNTESIS.


Resultado de imagen para imagenes de cobardes chistosas    A raiz del tema de la posible legalización del aborto, veremos la postura de un Sacerdote línea media, la de un joven tradicionalista que le contesta, y la  vomitiva conclusión del Episcopado argentino.

     La primera es la típica posición cobarde del cristianismo vergonzante que - bajando la puntería-  sólo quiere defender el tema en términos naturales, es el catolicismo trasvestido al que le toca aquello de que "Quien me negare delante de los hombres, Yo también le negaré delante de mi Padre que está en los cielos". (Mat. 10;33) . 
      El joven contradictor pone las cosas en su punto justo y por fin,  el Episcopado le da la razón, porque una defensa en el plano natural - hoy por hoy- desemboca en el diálogo democrático que promueven estos burros mitrados. La primera postura, es simplemente la tercera, porque si lo que propone es engatusar a los hombres de fuera de la Iglesia ocultando al Cristo, lo que finalmente hace es engatusar a los fieles perplejos haciéndolos rendirse ante la democracia. Cuando se sale del plano sobrenatural, retrocediendo cobardemente del testimonio, se caerá sin duda alguna en la trampa democrática. Veamos.
  




*CUANDO LA VE ES MUY CORTA* Por el Padre Diego de Jesús.

La Iglesia hace muy bien, en su lucha contra el aborto, en esgrimir eminentemente argumentos de orden natural. En el areópago del mundo es crucial librar esta batalla desde la sola razón natural, orden desde el cual sobran argumentos sólidos y rotundos para demostrar que se trata de un aberrante asesinato.
Y así lo hacemos los católicos, en los diversos ámbitos en que toca hacerlo.
Sin embargo, no sería correcto decir que este tema nos incube SÓLO en el orden natural. O como a veces se expresa: que este tema ES del *orden natural* y que por tanto es allí donde ha de ser tratado y _sólo_ allí.
Pues no.
Que hunda sus raíces, que fragüe sus cimientos en el orden natural no significa que se limite a él. Todo lo contrario. El tema del aborto es un tema profundamente religioso, sobrenatural, *“de Fe”*.
_No sólo_ es de razón; _sino también_ es de Fe. (Qué bien le sientan al catolicismo los _sed etiam_).
Que para la palestra donde batallar el tema con el mundo haya que descender dos mil metros, no significa que después no volvamos a subir a los diez mil de navegación, cuando se trata de instruir a nuestras filas internas, *cuando se trata de formar un cristiano*.
Decirle a los formandos en catequesis de confirmación, o en los grupos de formación en general, que está mal el aborto porque hay que estar a favor de la “vida”, así sin más, es un achicamiento monstruoso de lo que en verdad nos ha de importar.
Los griegos distinguen _bios_ de _zoon_. Nosotros tratamos de marcar esa distinción en el mejor de los casos aportando *una ve corta mayúscula, pero corta al fin*.
Al menos cinco asuntos sería importante transmitirle al cristiano medio respecto al aborto.
Veamos:
1. El acento del daño no habría de ponerse en el niño-por-nacer. De hecho, en un matrimonio normal, abierto a la vida, ocurren cientos de abortos naturales, la mayor cantidad de las veces sin que sus padres se enteren siquiera. El “drama” mayor no es que estos niños no nazcan; *el drama es que sean asesinados por sus padres.*
2. Sí cabe decir (sin muchas certezas teológicas, pues es un gran misterio) que no deja de ser penoso que estas personas no reciban el bautismo. Y que no puedan, naciendo y creciendo _en gracia y santidad_, alcanzar una estatura plena en Cristo. Seguramente no carezcan de la visión eterna, no obstante, “es de Fe” saber, en  buena teología, que la bienaventuranza eterna no es por sí o por no, sino que admite grados. Y que estar impedidos de merecer en el Destierro les limita en la divinización, *en el grado de bienaventuranza*.
3. El punto central, sin dudas: el pecado del agente. Ante todo sus propios padres, pero en grado muy semejante, todos los cómplices, por acción u omisión, cometen un asesinato tan atroz, incurriendo en *un pecado tan grave y mortal*, que: *a)* si no mediara una confesión bien hecha, es casi imposible imaginar su salvación eterna. *b)* dándose la confesión, en la cuidadosa distinción que la teología católica hace entre culpa y pena, de no mediar una vida penitente muy intensa y extensa, es muy difícil no imaginar un arduo purgatorio para la persona. *c)* Y en el mejor de los casos, la disminución en bienaventuranza es un daño irreversible.
También hay que instruir acerca de la *excomunión*, con que la Iglesia pena tan grave pecado justamente en razón de estos tres peligros.
Uno es libre de pensar en los caminos extraordinarios de la Misericordia divina, pero sería brutalmente *irresponsable* no avisar claramente al que se forma en la Fe que, desde el humilde umbral en que nos atañe otear el Juicio, esto es lo que nos cabe presumir.
4. Y también es “de Fe” saber que cada uno de estos actos aberrantes y abominables *ofenden a Dios*. No es el lugar aquí para explicarlo mejor, pero el concepto de _un Dios ofendible_ está por demás erosionado en la teología moderna. Recuperar este Misterio del dolor divino es crucial para poner en foco y centro la verdad más honda y vertiginosa de lo que acontece con cada aborto.
5. Y en fin, nuestra Fe nos enseña (y no la razón) otro asunto no menor: cómo en esta *Guerra* invisible entre Potestades y Principados, entre el Reino de Cristo y el de Satán, un acto de caridad hace crecer el Reino divino entero, como por el contrario, un solo pecado implica la pleamar y la avanzada de demonios sobre el mundo. Y en este doble movimiento no pesa toda falta igual. De lo que cabe inferir que el asesinato de indefensos niños por manos de sus propios padres significa, uno por uno, acto por acto, el avance de huestes enemigas sobre el terreno en pugna. No es de razón sino de Fe esta escalofriante verdad, que coloca al aborto entre los actos (y ritos) satánicos más monstruosos y aberrantes con que el Diablo libra esta batalla final, previa a la Parusía.


Y retorno al inicio: no sólo es lícito sino conveniente y necesario que en la lucha contra el aborto, en la contienda con el Mundo, el cristiano debata desde la razón y el orden natural. Pero sería una barbaridad que, muros adentro, a la propia tropa, a los católicos en formación, no se los educara desde los argumentos y motivos *de orden sobrenatural*.
Caeríamos en un vitalismo biologicista; en un inmanentismo horizontalista, en una distracción y un empobrecimiento atroz de lo que en verdad está en juego. Terminaríamos defendiendo los fetos como una suerte de _Greenpeace_ católico: ellos ballenas; nosotros nonatos.
Si la mitad de una verdad es una mentira, pues aquí hay mucho más que una mitad en juego…
La ve corta de _vida_ es muy corta. Infinitamente corta. Y *aunque se vista de mayúscula, corta queda*.
No estamos (solamente) _a favor de la vida_. Estamos combatiendo por un Reino que avanza y retrocede como las mareas; estamos en lucha tenaz por una Eternidad –ese vertiginoso _para siempre, siempre, siempre¬_ - que puede ser de Cielo o de Infierno.
Estamos, eminentemente, para defender al Dios inerme en Cristo Jesús, que entre escupitajos, burlas, trompadas, espinas y flagelos prolonga su Pasión hasta el fin del mundo.
Ahorrarle un solo golpe justificaría mi vida entera. Y la vida de cualquier cristiano de buena ley. Por eso luchamos contra el aborto. Por eso.
  
Ps: _sugiero vivamente difundir estas ideas, a ver si entre todos levantamos un poco la puntería…¬¬_



CUANDO EL ERROR ES GRANDE. Por Bernardo Calabrese.

El texto del Padre Diego de Jesús peca de NATURALISMO.
Es naturalista al decir: “no sólo es lícito sino conveniente y necesario que en la lucha contra el aborto, en la contienda con el Mundo, el cristiano debata desde la razón y el orden natural. Pero sería una barbaridad que, muros adentro, a la propia tropa, a los católicos en formación, no se los educara desde los argumentos y motivos de orden sobrenatural.”
Indudablemente, es cierto que es conveniente y necesario no prescindir de los argumentos de orden natural en la lucha con el mundo y el aborto. Lo que ocurre es que, según se desprende de la interpretación literal del texto, el Padre De Jesús, recomienda que nos quedemos sólo con estos argumentos, en la lucha contra el Mundo. Nos invita calurosamente, a que demos el combate contra el mundo y el aborto, SÓLO con argumentos de orden natural. Con la excusa de que el mundo ya no cree en lo sobrenatural, el monje pretende que debemos adaptarnos a sus limitaciones y caprichos, y silenciar LA Verdad. Reducirla a lo meramente sensible. Cercenarla a aquello que no desagrade tanto al enemigo, como si éste nos hiciera el mismo favor. Con ese criterio, ¿cuando el mundo ya no crea en el orden natural también tendremos que silenciarlo?
Desde que el mundo es mundo, pelea como tal. Pelea como enemigo de LA Verdad, como enemigo de Cristo. Pelea contra el orden de Dios mostrándonos su peor cara. Usando las artimañas más perversas que tiene a disposición. Pelea junto con el Demonio y con la Carne. El mundo nos tira con sus mejores armas y nosotros como unos imbéciles ¡¿entregamos las nuestras?! ¡¿Vamos al combate cómo el Mundo quiere que vayamos?! ¿No nos damos cuenta del engaño?   En definitiva terminamos cayendo en sus trampas. Para el Mundo, es el mejor negocio que aceptemos dar la lucha con sus condiciones,  que discutamos en sus términos. Pero como decía San Jerónimo: “Hablar impropiamente es el origen de las herejías. Por eso no debemos tener con los herejes ni siquiera el lenguaje en común, para no favorecer sus errores”.
No podemos pretender que sea conveniente y necesario pelear contra el Mundo y dar la lucha contra el aborto, con argumentos únicamente naturales. Por más vueltas que quieran darle, el monje contrapone los dos órdenes al decir que frente al mundo se pelea con fundamentos naturales, y que sólo puertas adentro(?!) (al decir: “PERO muros adentro…”) debemos dar los verdaderos argumentos de la lucha. Es ridículo sostener algo así. ¿Acaso no sabe el Padre, que no hay aspecto alguno del orden natural que no tenga fundamento en el sobrenatural? ¿No sabe que el orden natural no se puede sostener por sí sólo? Todo, absolutamente todo lo que conocemos, está sostenido y fundado en el orden sobrenatural. Desde que NSJC vino al Mundo para redimirnos, no podemos quedarnos en el plano natural. Como dice el R.P. Develliers, en su libro “Política Cristiana”: El naturalismo hace ineficaz la acción política cristiana. Ha contribuido a hacernos perder todas las batallas: divorcio, aborto, escuela libre (laica), etc. EL orden sobrenatural nos ha sido dado para curar el orden de la naturaleza. Jamás podemos aceptar la separación que se pretende contra toda la enseñanza de la Iglesia….Dicha separación, privando al enfermo del remedio, hará su curación DEFINITIVAMENTE imposible”

                                                                                                    


Declaración de la Comisión Ejecutiva 
 Respetuosos de la vida
23/02/2018
La vida humana es un don. Esta es una experiencia compartida de muchos hombres y mujeres, sean creyentes o no. Se refleja en el rostro de los padres cuando contemplan por primera vez a sus hijos. El anuncio de la espera de un hijo es una alegría que se comparte con familiares y amigos.

Pero a veces en la historia de otras personas no es así, no es algo deseado, esperado, decidido, aunque en ocasiones en los meses siguientes se redescubre la belleza de esa vida que viene en camino.

Para otros, la concepción de esa vida no fue fruto de un acto de amor, y hasta pudo haber sido consecuencia de una acción de abuso y violencia hacia la mujer.

Allí es cuando surge la pregunta humana y ética sobre qué hacer. En la forma de responder la pregunta se cae muchas veces en plantear un enfrentamiento entre dos personas en situación de vulnerabilidad. Por un lado la mujer, que no decidió ser madre, suele encontrarse en soledad y la mayoría de las veces en un contexto de pobreza;  por otro lado, la vulnerabilidad de la vida humana concebida que no se puede defender. Debiéramos escuchar tanto a las madres embarazadas que sufrieron una terrible violencia sexual, como así también contemplar el derecho a la existencia de los inocentes que no pueden defenderse.

La pregunta humana y ética es: ¿hay que optar por una vida y eliminar a otra?

La eliminación de la vida humana del que no se puede defender instaura el principio de que los más débiles pueden ser eliminados; acepta que unos pueden decidir la muerte de otros. Hace unos años con la sanción de la Ley “Asignación Universal por Hijo”, el Honorable Congreso de la Nación demostró una vez más en su historia republicana un alto grado de sensibilidad humana a favor de la familia y de la vida de los niños y jóvenes más pobres. ¿No se podrá continuar por ese camino legislativo?

La solución o el camino para abordar estas situaciones es la implementación de políticas públicas que: 
- Establezcan como prioritaria la educación sexual integral de la ciudadanía, en la que se  fomente y capacite para la decisión libre y responsable de concebir una vida humana. Todos tenemos necesidad y derecho de ser recibidos como hijos.
- Reconozcan la dignidad de la vida humana desde el comienzo de su concepción pasando por todas las etapas de su desarrollo, la dignidad e igualdad de la mujer y el varón, y se implementen acciones tendientes a encarar las causas de la violencia hacia la mujer generando nuevas pautas de conductas basadas en el respeto al otro
- Acompañen, desde lo social, las situaciones de conflicto y atiendan las heridas que quedan por sanar en quienes están atravesando por estas situaciones.

El diálogo democrático

Estamos ante el debate parlamentario de distintos proyectos de ley. Es necesario, que más allá del buen funcionamiento de nuestro sistema republicano en el cual se legisla a través de los representantes del pueblo, se tenga en cuenta que este tema toca profundamente el tejido de nuestra sociedad.
Que este debate nos encuentre preparados para un diálogo sincero y profundo que pueda responder a este drama, escuchar las distintas voces y las legítimas preocupaciones que atraviesan quienes no saben cómo actuar, sin descalificaciones, violencia o agresión. 
Junto con todos los hombres y mujeres que descubren la vida como un don, los cristianos también queremos aportar nuestra voz, no para imponer una concepción religiosa sino a partir de nuestras convicciones razonables y humanas.  


Comisión Ejecutiva
Conferencia Episcopal Argentina
Buenos Aires, 23 de febrero de 2018


37 comentarios:

  1. ay ay aY Calabrese, te juegan una mala pasada tus a prioris o tu edad, no sé si sos veintiañero. Viste Fray Diego y ya saliste a criticar sin entender lo que dijo.Él dice: no sólo es lícito sino conveniente y necesario que en la lucha contra el aborto, en la contienda con el Mundo, el cristiano debata desde la razón y el orden natural. Pero sería una barbaridad que, muros adentro, a la propia tropa, a los católicos en formación, no se los educara desde los argumentos y motivos *de orden sobrenatural*.....eso te parece naturalismo? quizá puede achacársele que algunos lo entiendan de manera liberal. Pero justamente está haciendo hincapié en que hace falta tener en cuenta lo sobrenatural porque no somos meros defensores del la vida ,así en general. Cuando yo lo leí, pensé justo lo contrario(después vi que iba para otro lado), en el sentido de: cómo hago para exponer argumentos sobrenaturales a una feminista que me dijo..."qué lindo hacerse un aborto, respirás aire puro de nuevo.Al bebé te lo regalo en un frasquito ,plantalo en una maceta a ver si crece"(sic). aparte de decirle hdp, pensás que puedo decirle argumentos teológicos? La gracia supone la naturaleza. Claro, podría decirle: te vas a ir al infierno, si no te arrepentís, por matar un ser indefenso privándole además de la posibilidad del bautismo. Ella me va a decir: ni es un ser humano ni existe el infierno, chau......//No es pecado tratar de llevar a una persona a que acepte las verdades naturales ,para que pueda recibir la gracia luego. Si yo fuera Dios le daría la conversión ipso facto, pero no soy, trato de que razone un poco primero. Esto no tiene nada que ver con el naturalismo que como decia el cardenal Pie <<El naturalismo rechaza, pues, absolutamente la Revelación y la gracia sobre-natural de Cristo. Y «se puede decir que así como el cristianismo es la afirmación de toda verdad y de todo bien, el naturalismo es el reino absoluto de la mentira y del mal»......// Esto es otra cosa. Es hablar del ORDEN natural y hago énfasis en la palabra orden porque ya es un concepto que en sí mismo nos remite a un ser creador, por lo cual los mundanos lo rechazan tanto como a la revelación. Pero por algo hay que empezar con alguna gente.También decía el cardenal Pie: un naturalista piensa así:

    «Si bien es cierto que me avergüenzo de todo lo que me degrada por debajo de mi naturaleza, tampoco siento atractivo alguno hacia lo que tiene a elevarme por encima [la fe, la gracia, la esperanza de una gloria eterna, la deificación cristiana]. Ni tan bajo, ni tan alto. No quiero ser ni bestia, ni ángel; quiero ser solamente hombre… Quedo, pues, agradecido a Dios por sus generosas intenciones, pero no aceptaré ese beneficio, que sería para mí una carga. Pertenece a la esencia de todo privilegio el que pueda ser rehusado. Y ya que todo ese orden sobrenatural, toda esa revelación, es un don de Dios, gratuitamente sobreagregado por su liberalidad a las leyes de mi naturaleza, yo me atendré a mi condición primera: viviré según las leyes de mi conciencia, según las reglas de la razón y la religión natural. Y Dios no me negará, después de una vida honesta y virtuosa, la única felicidad eterna a que aspiro, el premio natural de las virtudes naturales» (II,382-383)....//En fin es una crítica demasiado exagerada a un escrito que de ninguna manera niega lo sobrenatural.Con qué necesidad? dividir parece.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Adhiere Ud a los razonamientos del fraile, la verdad es que no cabe agregar nada, todo lo dicho le cabe, y en el imaginario diálogo con su amiga la lesbiana abortera, si esta fuera léida, le contestaría como JP Sartre, "si no hay Dios, no hay orden natural", el orden lo hacemos nosotros. Es decir que para defender un orden natural primero está la fe o es camino muerto. Hay una parte en la charla del P. Sanchez Abelenda sobre el gnosticismo que subió Enrique en youtube, que se refiere a estos que deciden no nombrar más a Dios, porque "se supone". Escúchenla.
      Su problema, como el del fraile, es que no quieren tener que usar un lenguaje medieval que los acompleja frente al mundo moderno, no dar más testimonio de la fe PORQUE SE MUEREN DE MIEDO DE PERDER SUS SITUACIONES SOCIALES, y terminarán en una votación que es la única manera que se permite - ustedes lo saben bien - y donde los arrinconarán al servicio de la mentira.

      Eliminar
    2. no señor, no he dicho eso, no hay que ir a ningún debate. No se puede dialogar con el enemigo.Se trata de lo que dice NUESTRO SEÑOR:No o deis a los perros lo que es santo y no
      echéis vuestras perlas ante los puercos, no sea
      que las pisoteen con sus pies, y después, volviéndose,
      os despedacen."
      Y comenta esto Monseñor Straubinger: El Evangelio es semilla. No debe darse por la
      fuerza a quienes tienen el espíritu mal dispuesto por
      la soberbia, pues sólo conseguiríamos que lo profanasen
      y aumentasen su odio. Porque, como dice
      S. Juan de la Cruz, sólo a los que negando los apetitos
      se disponen para recibir el espíritu, les es
      dado apacentarse del mismo....../// y la feminista en cuestión no es imaginaria, se llama Natasha Collado y publicó los comentarios en facebook. Y finalmente estamos diciendo lo mismo. Hay un ORDEN, eso lleva necesariamente a la idea de un ser superior creador. Pero empezar por ahí NO es naturalismo ni herejía.La gracia supone la naturaleza.

      Eliminar
    3. "Es decir que para defender un orden natural primero está la fe o es camino muerto. " o sea que Aristóteles ya tenía la fe verdadera, bien.

      Eliminar
    4. Estimado/a anónimo/a, me encantaría tener sus conocimientos, o por lo menos su edad, pero todavía me falta seguramente.
      Mi intención no es dividir. Lo que pretendo, es que la gente que aprecio no se trague este buzón.


      BERNARDO CALABRESE

      Eliminar
    5. "dividido" estas tu. Por tu nivel de "racionalidad" que has expuesto, capaz que aun cabe alguna esperanza. Por otra parte siempre es esperable una Gracia, por pequeña que sea. Aunque dificil para los que ya "siguen" al flautista del Abismo.

      Eliminar
    6. Mucha confusión (en esta respuesta del 1 de marzo) entre Teodicea y Teología. La frase de Sartre es Filosófica y verdadera, con la salvedad que él niega la mayor, cuando es de evidencia científica (tercer grado de abstracción) la verdad de la mayor y de la menor. No mezclemos Teología (Fe) con Filosofía (Razón y criaturas). Ancillae Teologíae se refiere a que no se confunden los fines ni los campos...
      Y el fraile del problema está ubicado, mientras que el salame que lo critica no tiene ni comprensión de texto, aunque veo buena fe con fanatismo.

      Eliminar
    7. Se me quedó un puntito. Si para probar el orden natural primero está la Fe, entonces tiene razón Descartes... Por el contrario, la Inteligencia sólo sabe que es cuando está en la realidad. Por tanto, la inteligencia primero ve la realidad de las cosas, por analogía llega a Dios (Aristóteles, Santo Tomás...). Y la Fe viene sobre ella -a la inteligencia- infundida en el Bautismo por la Gracia de Dios. Fides quaerens intellectu.

      Eliminar
    8. Demasiada filosofía. Debo recordarles que Aristóteles es un pagano, precristiano, que hace un esfuerzo inteligente que anda un enorme camino para la razón, pero que queda trunco en su final. Los tres famosos griegos, tal cual lo enseña mi padre, parten de una preocupación teológica para andar ese camino y si no llegan, es porque les falta la Revelación, que sin duda la buscaban en la revelación primigenia, pero que resultó inalcanzable. Con Cristo se produce la Revelación y "todo se hace nuevo", el cristiano no vuelve a hacer "filosofía pura", sino que la usa como herramienta para ahondar en la revelación.

      Eliminar
    9. Nadie llega a la Fe por el camino de lo natural, la Fe es un Don Gratuito de Dios, se llega por la Gracia. Con Cristo se inaugura una nueva época para la inteligencia, la era de la gracia, volver para atrás es absurdo e imbécil. Es mucho peor que querer hacer ciencia sin tomar los antecedentes de estudio, es un retroceso grotesco.

      Eliminar
    10. Dios no es una adquisición de la inteligencia humana en un proceso de racionalidad, Dios sale en Cristo al encuentro del hombre, se le revela, se revela a su inteligencia, y con esa luz el hombre llega a los conocimientos del fin. Si no, no llega. El último comentario pone las cosas al revés, pareciera que la fe es una adquisición de la inteligencia humana.

      Eliminar
    11. Con respecto a la confusión de fines, el fin es uno sólo, a él se llega por la revelación y a él se subordina la filosofía que es sirvienta de la teología en toda la magnitud del término. No hay posibilidad alguna de conocimiento del orden natural sin conocimiento de la revelación, pues todo orden supone un fin (ordenar es disponer las cosas para un fin), y el fin sólo lo conocemos por revelación. Hablar de un fin natural ya es naturalismo (semipelagianismo) y en eso acierta bien Calabrese. Aunque parezca una locura, el orden natural tiene un fin sobrenatural y de este recibe sus razones de ordenamiento, si esto no se entiende, jamás se entenderá nada, y los contradictores podrán contradecir de mil formas las conclusiones naturalistas.

      Eliminar
    12. Claro que no hay que tirar margaritas a los chanchos! Simplemente, y como hizo Cristo con Herodes, no hay que dirigirles la palabra a esas inmundicias (por in-mundo). Cuando el juicio de Cristo, Este no ensayó razones de orden natural ni tuvo prudencia, dijo "Yo soy el hijo de Dios"... claro... lo crucificaron.El argumento contra el aborto es el sobrenatural y no hay otro, o se impone el silencio para con los perdularios.

      Eliminar
    13. La naturaleza sin gracia es naturaleza caída que lleva a la muerte, la gracia eleva la naturaleza y con ello le permite ser y surgir.
      Querido Bernardo, estás bien rumbeado, todos estos argumentos son naturalistas, mitigados unos, crasos los otros, pero no quieras tener la edad de los viejos, es la que los ha llevado a pactar y rebajarse. Aprovecha el ímpetu de tu juventud.

      Eliminar
    14. No sé de dónde sacan esta astucia del doble discurso, es vergonzosa sólo expresarla, que tus palabras sean Sí Sí, No No. Este desdoblamiento de la personalidad cristiana es la que nos llevó al desastre del Concilio Vaticano II, y lo fue por "miedo". El esforzarce en un diálogo diluído es como pelear tirando las armas, van a perder, y lo que ese diálogo hace perder, es la firmeza de la fe en quien se presta a él. Lo hemos visto ocurrir de manera impresionante en los últimos cincuenta años. El auditorio - dice Calmel - condiciona el discurso, y en ese caso el que resulta conformado al auditorio es el disertante y no al revés. No hay bondad alguna que no penetre desde la gracia. Aristóteles sirve en manos de Santo Tomás, fuera de estas manos sólo ha hecho mal.

      Eliminar
    15. Por fin, no hay ningún mundo ni gente alguna, que desprovista de fe pueda ser llevada a un razonamiento natural correcto, es un diálogo absurdo. Está la civitas dei y la civitas diaboli, ese último es el "mundo" al que se refieren, no hay un "mundo neutro" con el que hablar y para el cual no sea oportuno o prudente el Evangelio. La Verdad nos hará libres. Hay que seguir a San Pablo, a esas gentes darles el testimonio de la fe, y no otra cosa.

      Eliminar
    16. Ud habla como si no existiese el mal y el error obrando por doquier, parece que partiera de el error rousoniano donde todos son buenos por naturaleza, negando el pecado original y sus consecuencias. Hablen la verdad de una vez por todas si las consciencias no están formadas NO RAZONAN COMO CORRESPONDE SIEMPRE ESTÁN CAYENDO EN ERROR Y DEFECCIÓN.

      Eliminar
  2. ¿el tema nos incube o nos incumbe?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. que respuesta estúpida, la palabra está mal escrita o no?¿que es incube? porque no cuadra en lo que está diciendo?¿incubar o incumbir?

      Eliminar
  3. La dignidad humana se termina en estos cementerios que los políticos, funcionales a los objetivos de la masonería de hacer que la gente elija la cremación para que desaparezcan los cementerios y toda memoria de la resurrección, dejan que se vengan abajo.

    https://www.youtube.com/watch?v=-3aEOy5UNNE





    ResponderEliminar
  4. Jorge Rodríguez1 de marzo de 2018, 5:47

    No es conveniente ni necesario pelear contra el Mundo. Lo que hay que hacer es huir al monte sin tomar el manto ni subir a la terraza. Dar argumentos teológicos es dar perlas a los cerdos, lo que apostató no se puede reevangelizar. Que hagan lo que quieran, esta su hora. Las que abortan que se caguen. Sálvese quien pueda.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si eso es lo que a ud Dios le inspíra hágalo pero no pretenda que todo el mundo haga lo mismo que ud, cada uno sabrá lo que Dios le manda hacer.

      Eliminar
    2. La pelea hay que darla ahora después de la muerte se terminó todo.Y ayudar a NS a salvar almas para que no se desperdicie su Preciosa Sangre.

      Eliminar
  5. Sr. Calabrese, sin ánimo de tomar posturas definitivas, pues me excede el asunto, le diré que en su respuesta -no sé si consciente o no- ud. incurre en una falacia. Pues dice: "No podemos pretender que sea conveniente y necesario pelear contra el Mundo y dar la lucha contra el aborto, con argumentos únicamente naturales."... ud. dice "únicamente", cuando el sacerdote dice "eminentemente". No es lo mismo. Y a partir de este error, lo acusa al autor de contraponer el orden natural al sobrenatural. No es así, amigo.
    Muy al contrario, me parece que Diego de Jesús ha querido subrayar la dimensión sobrenatural a los católicos provida que llevan adelante esta batalla y que a veces descuidan lo esencial. Lo demás es prudencia, no es "dar la lucha con sus condiciones (las del mundo)" como dice. Al Enemigo invisible no lo puedo vencer con un garrote, y a una lesbiana abortista no le puedo ir con el Tratado de las Vírgenes de San Ambrosio. Qué se yo. Desde acá es que considero inconsistente su respuesta, o mejor dicho, innecesaria.
    Atentamente,

    J.M.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo vuelvo a leer y sigo entendiendo que contrapone los órdenes. El monje dice que con cierta gente(abortistas, el mundo) debemos usar argumentos de orden natural. Y luego dice:
      PERO (conjunción adversativa, que indica contraposición entre dos enunciados) con otra gente (los católicos) debemos profundizar en lo sobrenatural.
      Si yo a ud le digo:
      Al motor diesel póngale gasoil. Pero al motor naftero, póngale nafta.¿Ud que entiende?
      ¿No le parece que al decirlo así es excluyente?

      Pareciera que uds. quieren hacerle decir al monje algo que no dijo.

      BERNARDO CALABRESE

      Eliminar
    2. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

      Eliminar
    3. No, estimado. No. Usted sigue fraguando las citas, ése es su problema.
      Primero: no se retractó de su error. Usted dijo "únicamente" cuando el sacerdote dijo "eminentemente", y no es un mero asunto gramatical pues los resultados terminan siendo distintos.
      Segundo: el "pero" no distingue la gente de mundo con la gente católica. Diego de Jesús dice "pero, de muros adentro, a la propia tropa..."; y esto también es distinto. Porque es lógico e inteligente tratar ciertas cosas con algunos y no comentarlas con otros. La leche y la carne no se contraponen y, sin embargo, a algunos la carne no les conviene.
      Me parece que el escrito del padre ha querido, ciertamente, levantar la puntería. Quizás ud. quiera hacerle decir otra cosa, pero eso es asunto suyo.

      J.M.

      Eliminar
    4. De las diletancias del Fraile podríamos hablar lungo, que esta es de las menores, pero colma la medida de los católicos tilingos que no pueden dejar de lamer el culo del mundo con sus diálogos diluyentes. Lo real es que sus vitalidades reducidas se ven aterrorizadas de cruzar lanzas, porque al final viven de mendigar los "restos del banquete sucio", tristes ganapanes melindrosos. Ni siquiera por caridad ante el errado son capaces de decirles las verdades en la cara. El enemigo les grita sus argumentos diabólicos y no son capaces de enfrentarlos con la Cruz, sino con esa mierda natural. La verdad es que dan asco. Me cago en el orden natural, no hay tal cosa, es sólo la salida vergonzosa y cobarde de los gusanos universitarios. Vayan y practiquen el trasvestismo del Fraile, oculten su tibio cristianismo al mundo, susurren entre la "propia tropa", y puede que les den un plato de lentejas. Cagones.

      Eliminar
    5. No estoy fraguando ninguna cita. Es lo que dice el texto, en el parrafo siguiente al punto número 5.
      En ese párrafo se manifiesta el criterio excluyente.
      Ud. siempre creyó que me refería al inicio del texto.

      Bernardo Calabrese

      Eliminar
    6. PD: el inicio del texto es incluso peor:

      "La Iglesia hace muy bien, en su lucha contra el aborto, en esgrimir *eminentemente* argumentos de *orden natural* (EMINENTEMENTE, los arguementos de la Iglesia tienen que ser de ORDEN SOBRENATURAL!!!) En el areópago del *mundo* es crucial librar esta *batalla* desde la *sola razón natural* (¿el combate contra el mundo hay que librarlo desde la SOLA RAZÓN NATURAL???, la SOLA razón natural???!!! ¿No le parece que esto excluye lo que no pertenezca a la SOLA RAZÓN NATURAL??!!), *orden* desde el cual *sobran* *argumentos* *sólidos y rotundos* para demostrar que se trata de un aberrante asesinato. (NO SOBRA una mierda desde el orden natural!!! Falta lo fundamental!! Por definición, no puede sobrar nada desde el orden natural!!)
      Y así lo hacemos los católicos, en los diversos ámbitos en que toca hacerlo. (Así lo harán ellos)

      Bernardo Calabrese

      Eliminar
    7. Perfecto la puteada contra el orden natural pero entonces como es que les cuesta tanto entender quien era la Virgen María.

      Eliminar
  6. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  7. Anónimo1 de marzo de 2018, 4:17
    "Es decir que para defender un orden natural primero está la fe o es camino muerto. " o sea que Aristóteles ya tenía la fe verdadera, bien.

    ese a tientas creo se le puede aplicar a Aristóteles.


    anónimo le respondo con la Biblia
    en la antigüedad Dios permitió que lo buscaran aunque sea a tientas, pero ahora se ha manifestado en su Hijo

    ResponderEliminar
  8. ÓRALE!!


    .
    https://radiocristiandad.wordpress.com/2018/02/27/non-sacra-rota-romana/#more-62817
    NON SACRA ROTA ROMANA
    Publicado el Martes 27 febrero 2018 por Gustavo Maldocena


    AHORA

    La Sacra Rota Romana tiene su origen en la Cancillería Apostólica. Ya en el siglo XIV le fue asignada una sede particular, y el Concilio de Lyon le asignó la condición de tribunal estable.

    Los doce Capellanes Apostólicos se reunían en un auditorio circular para juzgar las causas. De esa forma redonda, en forma de rueda, procede el término Rota, que desde 1834, por decisión del Papa Gregorio XVI, se convirtió también en el Tribunal de Apelación para el Estado Pontificio.


    Hoy, además de no llamarse más “Sacra”, las normas vigentes que deben seguir sus actuales 25 auditores, provenientes de numerosos países, fueron promulgadas por Karol Wojtyła y entraron en vigencia el 1º de octubre de 1994.

    Esencialmente la Rota (la destruida y no la redonda) es hoy un tribunal de apelaciones que trata las causas definidas por los tribunales eclesiásticos de primera instancia. Su actividad se concentra sobre todo en los casos de las anulaciones matrimoniales (que Bergoglio se encargó de hacer “express” en sus dos motu proprio “Mitis Iudex Dominus Iesus” y “Mitis et misericors Iesus”.

    Ya a principios de octubre de 2014, Bergoglio había criticado con dureza el sistema de nulidad matrimonial que aplica la iglesia conciliar, llegando a definirlo como largo, pesado, caro y, en algunas ocasiones, corrupto: “¡Cuánta gente espera durante años una sentencia!”, “La Iglesia tiene que tener generosidad para hacer justicia gratuitamente”, dijo entonces Jorge Mario Bergoglio).

    La Rota (la destruida…), es también el tribunal de apelación del tribunal eclesiástico de la Ciudad del Vaticano.

    Los jueces de este tribunal, escogidos por el Bergoglio de las diversas partes del mundo, constituyen un colegio; preside este tribunal el decano, nombrado de entre los mismos jueces, para un tiempo determinado. La Rota juzga por turnos de tres auditores, o videntibus omnibus.

    Además de estos cambios en su tarea primordial, también han ido cambiando sus jueces; y es hoy noticia monseñor Pietro Amenta, quien se declaró culpable ante la acusación de posesión de pornografía infantil, y el pasado 14 de febrero aceptó un acuerdo con la fiscalía en un tribunal penal italiano por una sentencia condicionalmente suspendida de un año y dos meses de prisión por cargos de abuso sexual y posesión de pornografía infantil.

    Según informes de los medios de comunicación italianos, monseñor Pietro Amenta, de 55 años, que posee el título de monseñor de forma honorífica, sin ser obispo (¿cómo lo sería, si han cambiado el rito…?), fue detenido por la policía después de un incidente en marzo de 2017, en el que Amenta supuestamente “molestó” a un joven rumano, pero mayor de edad, en un mercado romano. Según los informes, el hombre siguió al “juez roto”, y llamó a la policía, que detuvo al auditor romano.

    Una investigación más tarde descubrió aproximadamente 80 imágenes pornográficas en la computadora personal de Amenta, algunas involucrando a menores, lo que llevó a una segunda acusación en el caso.

    Amenta renunció a su puesto de la Rota la semana pasada, según un portavoz del Vaticano.

    Según los informes, Amenta se había enfrentado anteriormente a cargos de obscenidad en 1991 y abuso sexual en 2004, aunque ninguno de esos cargos dio lugar a condenas. En 2013, el propio Amenta presentó una denuncia a la policía por el robo de dos transexuales…, que le habrían robado a él…, pero nunca se sabe…

    Amenta es uno de los “auditores” o “jueces”, de la Rota romana, y fue nombrado para el cargo por Ratzinger en 2012.

    ResponderEliminar
  9. VEN QUE NO ERA NINGUNA CORTINA DE HUMO COMO AFIRMABAN ALGUNOS, SINO LA IMPOSICIÓN DE LA AGENDA MUNDIALISTA!!

    LA LISTA DE LOS GENOCIDAS


    El proyecto multipartidario para despenalizar el aborto será firmado por 71 diputados
    Se presentará formalmente mañana, tras un acto en el salón más amplio de la Cámara baja. El texto será tomado como base del debate desde el 20 de marzo, en un plenario de comisiones. Quiénes son los que firman.
    fuente clarin






    ​Uno por uno, quiénes son

    PRO (5)

    Samanta Acerenza
    Daniel Lipovetzky
    Juan Carlos “Cali” Villalonga
    Marcelo Wechsler
    Sergio Wisky
    UCR (14)

    Brenda Austin
    Karina Banfi
    Miguel Bazze
    Albor “Niky” Cantard
    Gonzalo Del Cerro
    Alejandro Echegaray
    Carlos Fernández
    Alejandra Martínez
    Lorena Matzen
    Josefina Mendoza
    Gustavo Menna
    Fabio Quetglas
    Olga Rista
    Facundo Suárez Lastra
    Evolución (3)

    Carla Carrizo
    Martín Lousteau
    Teresita Villavicencio
    Libres del Sur (1)

    Victoria Donda
    Frente para la Victoria (38)

    Laura Alonso
    Cristina Brítez
    Juan Cabandié
    Guillermo Carmona
    Analuz Carol
    Pablo Carro
    Carlos Castagneto
    Gabriela Cerruti
    José Ciampini
    Walter Correa
    Eduardo “Wado” De Pedro
    Martín Doñate
    Gabriela Estévez
    Daniel Filmus
    Nilda Garré
    Adrián Grana
    Juan Manuel Huss
    Santiago Igon
    Máximo Kirchner
    Andrés “Cuervo” Larroque
    Darío Martínez
    Mónica Macha
    Lucila Masin
    Mayra Mendoza
    Verónica Mercado
    Leopoldo Moreau
    Horacio Pietragalla
    Analía Rach Quiroga
    Fernanda Raverta
    Matías Rodríguez
    Rodrigo Rodríguez
    José Ruiz Aragón
    Roberto Salvarezza
    Magdalena Sierra
    Vanesa Siley
    Rodolfo Tailhade
    Luana Volnovich
    Hugo Yasky
    Movimiento Evita (4)

    Araceli Ferreyra
    Lucila De Ponti
    Leonardo Grosso
    Silvia Horne
    Partido Justicialista (1)

    Carolina Moisés
    Frente Renovador (2)

    Cecilia Moreau
    Raúl Pérez
    Frente de Izquierda (3)

    Nicolás Del Caño
    Romina Del Plá
    Nathalia González Seligra

    ..................................................

    ResponderEliminar

Comentarios con buena intención no serán publicados.